30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Personas de otras autonomías piden certificados de falsos daños en sus casas en la playa para venir en Semana Santa

Administradores de Fincas reciben más de 800 solicitudes reclamando justificantes de roturas inexistentes en las viviendas para acreditar el desplazamiento sobre todo a urbanizaciones de costa

La playa de San Juan, en una imagen de ayer, con servicio de salvamento y postes que delimitan la zona de paseo.  | ALEX DOMÍNGUEZ

La playa de San Juan, en una imagen de ayer, con servicio de salvamento y postes que delimitan la zona de paseo. | ALEX DOMÍNGUEZ

La picaresca está servida para intentar venir a la playa en Semana Santa. Turistas de toda España que tienen segunda residencia en la provincia reclaman a sus administradores de fincas que les envíen certificaciones de averías inexistentes en sus casas para acreditar el desplazamiento y evitarse la multa de las fuerzas de seguridad del Estado por saltarse el cierre perimetral de la Comunidad. Tanto administradores como porteros de urbanizaciones de zonas de playa confirmaron que sí están llegando personas de otras provincias. «Nos machacan a llamadas para que mandemos justificantes de que tienen goteras o algo roto, como una bajante, en su vivienda, con lo cual no desisten de venir», explicaron.

Los administradores aseguran que se evita enviar este tipo de certificaciones falsas, lo que provoca enfados y rechazo de los peticionarios pese a que «les decimos que a quienes sancionarían en ese caso es a nosotros. La picaresca es ilimitada pero debemos defender la no movilidad». Los profesionales consultados señalaron que la mayoría de llamadas son de personas de Madrid y Albacete con segunda residencia en la provincia, «y algunos se saben los trucos, son personas de oficios relacionados con comunidades de propietarios, como fontaneros y antenistas. Algunos con malos modales, imponiendo». Como ejemplo, un administrador de la zona de la Playa de San Juan recibió solo ayer en unas horas tres peticiones del anhelado justificante, cuya invalidez sería fácilmente comprobable por la Guardia Civil y la Policía Nacional, sobre todo si luego el solicitante se desplaza a su segunda residencia junto a toda la familia.

Belén Sánchez, vicepresidenta del Colegio de Administradores de Fincas de la provincia (Coafa), cifró en unas 800 las peticiones a los profesionales de la provincia, sobre todo en la zona de costa, de certificados por motivos de obras en bajantes y otras que harían necesaria su presencia en segundas residencias «pero nos hemos negado tajantemente». La representante colegial considera que, en el caso de una avería real en una segunda vivienda, hay recursos para acceder a la misma sin la presencia del propietario, como el envío de las llaves a un familiar que resida en la provincia, a otro vecino, al presidente de la comunidad o al secretario administrador dejando constancia del carácter puntual del acceso solo para reparación. Aún así, comprende que un propietario cauto con un motivo justificado puede tener causa de desplazamiento, «si realmente es urgente y necesaria, y que la única vía de acceso sea su vivienda. Pero esos requisitos no se han dado y en ningún caso ha sido realidad».

En la provincia hay unos 450 administradores de fincas que representan a miles de propietarios, por lo que consideran reducido el porcentaje de «pícaros». Aunque la mayoría de peticiones de «falsificación» de averías en fechas próximas a Semana Santa han llegado a los administradores de fincas de las zonas de costa también han recibido algunas, vía llamada telefónica o correo electrónico, de dueños de pisos en cascos urbanos que residen en provincias de fuera de la Comunidad Valenciana.

Sea como sea, asociaciones de vecinos, residentes y restauradores coinciden en la presencia de personas de otras provincias que han venido a la playa en Semana Santa, y que lo notan a la hora de estacionar en la calle, en las zonas de parking de las urbanizaciones, en los supermercados y en las terrazas de los restaurantes, que esperan más turistas de otras provincias a partir del Miércoles Santo. Una hostelera con negocios tanto en el centro de Alicante como en la zona de playas señaló que ya tiene estos días clientes de Madrid, Albacete y Murcia, y también alemanes, franceses y belgas, entre otros.

El presidente de la Asociación de Restaurantes de Alicante (ARA), César Anca, señaló que ha entrado gente de Madrid, de Murcia y de Albacete, sobre todo, que tienen apartamentos en la provincia, «pese a arriesgarse a denuncias de los propios alicantinos. Hay quien se ha escapado pero estamos muy lejos de lo que debería ser la Semana Santa para el sector», dijo en referencia a las pérdidas acumuladas tras meses de cierre obligado.

También se nota la llegada de turistas nacionales y extranjeros en restaurantes y supermercados de Santa Pola, y en segundas residencias de Gran Alacant.

Menos espacio de aparcamiento y colas en el súper

El presidente de la asociación de vecinos de la Playa de San Juan, José Caracena, aseguró que se nota la presencia de ciudadanos del centro del país «por la forma de vestir, porque están menos bronceados, y porque van a los supermercados y vacían las estanterías. El viernes y el sábado el paseo marítimo estaba a reventar». Caracena citó una conversación con media docena de porteros de urbanizaciones según la cual «todos han notado que han venido» porque las persianas de sus pisos en las urbanizaciones están levantadas y esperan que vengan más.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats