30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barceló propone ahora que no sea obligatoria la mascarilla en las playas

La consellera plantea en el Consejo Interterritorial que los usuarios puedan quitársela para tomar el sol y bañarse si guardan la distancia. Los municipios costeros intensifican la vigilancia de las medidas anticovid en los arenales por Semana Santa

Jóvenes sin distancia ni mascarilla, sorprendidos por un dron sobrevolando la playa de San Juan.

Jóvenes sin distancia ni mascarilla, sorprendidos por un dron sobrevolando la playa de San Juan.

La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, planteó que el uso de la mascarilla no sea obligatorio en las playas. Lo hizo en una reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, donde la dirigente autonómica propuso que los usuarios puedan despojarse de las mascarillas mientras estén tomando el sol o cuando vayan a darse un baño si hay suficiente distancia de seguridad con otros usuarios, contrariamente a lo que dicta la normativa de la propia Generalitat y del Gobierno central, que este martes incorporó la obligatoriedad de que las personas mayores de 6 años se cubran nariz y boca en todos los espacios al aire libre incluso si hay más de 1,5 de distancia entre ellos.

Este endurecimiento de la normativa ha levantado ampollas entre usuarios de las playas y en el sector turístico, que no ha tardado en arremeter contra la medida, y también ha llevado al Gobierno a buscar ahora un resquicio legal para suavizar su contenido. De hecho, la propia ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció la creación de una mesa técnica para estudiar formas alternativas de interpretar esta ley. Y ahí es donde la Generalitat pretende hacerse oír. Fuentes de la conselleria informaron de que Barceló anunció ante el Consejo Interterritorial que su departamento hará aportaciones a la Ley de Nueva Normalidad para que se regule el uso de la mascarilla en las playas de cara a la época estival. En la Comunidad su uso es obligatorio ahora en cualquier espacio al aire libre independientemente de que se puedan guardar las distancias, incluyendo playas y piscinas, una norma que el Consell considera que ahora es válida pero que habría que revisarse de cara al verano.

Por eso, la propuesta de Barceló pasa por que los bañistas «estén exentos del uso de la mascarilla siempre y cuando se encuentren dentro de un perímetro de seguridad de dos metros de distancia» con respecto a otros usuarios y también durante el baño. En cualquier caso, mientras se toma una decisión conjunta al respecto, la consellera insistió en que «sea cual sea la normativa, los ciudadanos deben cumplir siempre las recomendaciones y normas establecidas por las autoridades sanitarias», ya que «los buenos datos no pueden llevar nunca a la relajación del cumplimiento de las medidas».

Tres usuarias toman el solen la playa de Levante de Benidorm sin quitarse lasmascarillas, ayer. DAVID REVENGA

Escaso cumplimiento

En un simple paseo por las playas de cualquier localidad costera de la provincia puede observarse el escaso cumplimiento de esta normativa entre la gran mayoría de usuarios. Por eso, los ayuntamientos tienen previsto a partir de este jueves ampliar la vigilancia y control del cumplimiento de las medidas anticovid en los arenales para los festivos de Semana Santa, cuando está previsto que se dispare la afluencia de público.

En Benidorm, donde la arena vuelve a estar dividida en parcelas desde el 1 de marzo, el Ayuntamiento destinará del 1 al 5 de abril a 40 trabajadores del programa ECOVID a Levante, Poniente y el Mal Pas para que informen a los usuarios sobre la operativa y la normativa sanitaria, especialmente por lo que respecta a normas como el uso obligatorio de la mascarilla, el cumplimiento de la distancia de seguridad o la ocupación máxima de las parcelas, donde no se podrá exceder de cuatro personas por espacio o de cinco si la misma se comparte entre niños y adultos.

La labor de estos 40 operarios se completará con el refuerzo de vigilancia policial en los paseos y arenales, que también empleará el dron de este cuerpo para controlar desde el aire que no se producen aglomeraciones. Igualmente, habrá un dispositivo especial de limpieza y socorrismo acordado con la empresa concesionaria, RA Benidorm. En concreto, el operativo de socorrismo y salvamento contará con un total de 19 efectivos e incluye embarcación y ambulancia; mientras que la limpieza de playas y calas se reforzará con dos turnos especiales en horario de mañana y tarde, que completarán los habituales turnos de limpieza nocturna.

Personal del servicio de socorrismo y salvamentoen la playa de La Marinade Elche. áXEL ÁLVAREZ

El plan anticovid en las playas diseñado por el Ayuntamiento de Alicante prevé un refuerzo de la vigilancia en los arenales del Postiguet, San Juan, Albufereta, Almadraba, Postiguet y Urbanova, con quads, barcas, agentes en bicicletas por los paseos y patrullarán también a pie. También volarán los drones de la Unidad de Medios Aéreos No Tripulados para controlar desde el aire los incumplimientos y las zona con mayor aglomeración para poder disolver los grupos, sobre todo a partir de hoy Jueves Santo y hasta el Lunes de Pascua. La Policía vigilará los aforos en todas las playas y si se llega al máximo permitido de público en los próximos días festivos se limitará su acceso ya que una ocupación elevada no permite mantener la distancia de seguridad.

Por lo que se refiere al servicio de salvamento y socorrismo para garantizar la seguridad de los bañistas en Semana Santa, habrá 37 personas que están vigilando las playas de 11 a 19 horas. Ayer mismo en la Albufereta sacaron a mediodía del agua a un hombre de 84 años que estaba haciendo windsurf, y que se cayó al agua, tras perder la tabla y la vela. Además, como medida de protección y prevención frente al covid, el Ayuntamiento ha vuelto a colocar balizas de madera que delimitan un espacio de entre seis y diez metros de ancho en la orilla, y que este espacio debe respetarse para uso exclusivo de paseo y acceso al baño. El área de Turismo también destaca la puesta en marcha de los baños públicos, lavapiés y pasarelas en todos los accesos de las playas con la longitud establecida, ya que en invierno se acortan para evitar que sean arrastradas por los temporales, según informa Juani Hernández.

Una patrulla motorizada dela Policía Local de Alicante,ayer, en la playa de SanJuan . JOSE NAVARRO

En Elche, el Ayuntamiento también controlará los aforos en las playas, así como en espacios naturales y en el centro de la ciudad, con un operativo compuesto de 1.673 efectivos policiales, sumando a todos los agentes que forman parte de los cuatro turnos de trabajo establecidos hasta el día 6. Desde el gobierno local indicaron que tampoco está previsto recortar los servicios de salvamento y socorrismo con respecto a otras Semanas Santa pre-covid, a pesar de que se prevé que la afluencia de turistas sea inferior a otros años por el cierre perimetral, informa Borja Campoy.

Mazón alerta del daño al turismo «por la falta de criterio»

El presidente de la Diputación, Carlos Mazón, lamentó «el cansancio y el enfado» del sector turístico de la Costa Blanca ante «las continuas contradicciones y arbitrariedades» del Gobierno y la Generalitat en sus criterios sobre la normativa contra el covid-19. Mazón criticó las «incoherentes» disposiciones de ambas administraciones sobre la movilidad nacional y europea, el uso de mascarillas en las playas o los horarios de cierre de la hostelería y toque de queda. También reprochó a Pedro Sánchez y a Ximo Puig el daño ocasionado al turismo y la hostelería por su «falta de criterio, coherencia y sensibilidad» a las puertas de una Semana Santa complicada por «medidas que no tienen que ver con criterios técnicos, epidemiológicos ni científicos».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats