Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En un mes acaba el cierre perimetral, el toque de queda y el tope de personas reunidas

La consellera de Sanidad advierte de que se mantendrá el nivel de alerta aunque finalicen las restricciones desde el día 9 de mayo - Barceló apunta medidas comunes a nivel nacional en la hostelería, el transporte y la educación

Terraza de un bar en La Corredera de Elche.

Terraza de un bar en La Corredera de Elche. MATÍAS SEGARRA

En el plazo de un mes, el próximo día 9 de mayo, se levantará previsiblemente el cierre perimetral que en la Comunidad Valenciana habrá cumplido ya medio año y nueve días, desde que se decretara el pasado día 30 de octubre e 2020.

Desde entonces el Consell, el primero en ponerlo en marcha junto a la autonomía cántabra, ha seguido prorrogando esta medida y la mantendrá hasta que el citado 9 de mayo concluya el estado de alarma, tal y como ha avanzado el presidente del Gobierno y pondrán en común este jueves el conjunto de las comunidades para abordar la situación de la próxima «normalidad».

El confinamiento autonómico fue una de las primeras restricciones que se pusieron en marcha antes de las Navidades para limitar la movilidad y tratar de provocar el descenso de la segunda ola de la pandemia. De hecho, esta autonomía fue la única en toda España que impidió la entrada y salida de personas en Navidad para visitar a familiares, pero como confirma la consellera de Sanidad, Ana Barceló, ya tiene los días contados.

Aula de un colegio de Alicante. HÉCTOR FUENTES

Sin horarios

Junto al cierre perimetral se levantan además, ese mismo día 9 de mayo, el actual coto al número de personas que pueden reunirse, así como el toque de queda, dejando de existir horario alguno para estar en casa, así como el aforo para asistir a cualquiera de las celebraciones de confesiones religiosas.

La restricción en el número de personas procedentes de grupos de convivencia o no que pueden reunirse, tanto en el ámbito privado del domicilio y que ahora está cercenada al grupo de convivencia; o en el ámbito público en cafeterías, bares y restaurantes, donde solo pueden reunirse 4, dejará también por tanto de tener vigencia, tanto como el tope del horario para salir del domicilio después de las 22.00 horas.

La consellera Barceló confirma que el levantamiento del estado del alarma afectará a todas aquellas actividades «limitativas de derechos» que van a «decaer con el estado de alarma» porque su regulación corresponde únicamente al Estado.

No obstante, la titular de Sanidad advierte de que aunque acabe el estado de alarma, el actual marco jurídico sigue contemplando actividades sobre las que es partidaria de que se siga manteniendo un determinado «nivel de alerta», en función siempre de lo que marque «la situación epidemiológica».

Estas medidas concretas son las que entiende que deben acordarse de forma conjunta entre el conjunto e las autonomías y el Ministerio de Sanidad de cara a la nueva normalidad que debe encarar la población mientras siga el virus entre nosotros.

«El paraguas normativo seguirá estando ahí», apunta Barceló, y la nueva situación se traducirá en la adopción de medidas generales y con «efectos comunes para actividades como la hostelería, el transporte y la educación» entre otras.

Pese a que la eliminación de restricciones que como la del cierre perimetral, –que se ha prolongado en la Comunidad durante medio año– pueda suponer una gran liberación para la población, la consellera sopesa que no significa volver a la normalidad en ningún caso. «Una cosa es el levantamiento de las restricciones y otra la desescalada, que debe ser muy prudente como la actual, porque la situación puede cambiar de una semana a otra».

Empezaremos a jugar «en otra liga y con otro escenario»

Mantener el ritmo de vacunación y el consiguiente control de los contagios es el objetivo prioritario que sigue marcando la agenda de la consellera de Sanidad, que prefiere que la población siga siendo consciente de que acabar con el estado de alarma no implica volver a la normalidad, porque esto no será posible «hasta que se acabe la pandemia definitivamente». Y hasta ese momento, que en absoluto podemos vislumbrar todavía, Ana Barceló puntualiza que a partir del 9 de mayo «hay que jugar en otra liga, con otro escenario y con responsabilidad entre todas las comunidades autónomas para que se cumplan las medidas conjuntas».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats