Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ingenio "made in Comunidad Valenciana" ante la pandemia

La Comunidad Valenciana aporta 230 prototipos a la lista de patentes en un año donde destacan los inventos vinculados a las crisis sanitaria

Ingenio "made in Comunidad Valenciana" ante la pandemia

Dícese que el hambre agudiza el ingenio. Y el aislamiento, y la necesidad, y el temor a las alternativas laborales del futuro. Y muchos otros condicionantes que han marcado la sociedad en los últimos tiempos. El caso es que, sea relación causa-efecto, que parece que en parte sí, la pandemia, o el tiempo de pandemia, ha multiplicado la cifra de solicitudes de patentes de nuevos inventos. Diariamente se reciben en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) nuevas solicitudes de legitimación de nuevos prototipos.

La Comunidad Valenciana ha superado ampliamente a otras comunidades más pobladas de tal manera que, según los datos del Ministerio de Industria, ha sido la segunda autonomía con mayor número de solicitudes durante el año 2020, un total de 230, tan solo superada por Madrid (316), pero por delante de Andalucía o Cataluña.

Los ingenios valencianos han presentado propuestas para mejorar la vida de las personas. Y que ahora requieren financiar y desarrollar los prototipos, verificar la relación entre el coste y el mercado y, en definitiva, sacarlo al mercado con éxito o dormirlo en el baúl de las ideas.

La pandemia ha traído consigo un nuevo objetivo para el I+D. Y prueba de ello es que la lista de inventos propuestos por particulares, empresas, sociedades o entidades valencianas incluye una cantidad importante de artículos relacionados con la seguridad y la higiene. Una tendencia que la OEPM considera general en todo el territorio español.

Y por eso, entre la lista de inventos que se han presentado, hay muchos que están relacionados con los nuevos hábitos. Porque igual hay mascarillas que filtros para mascarillas o bolsas de para almacenas las mascarillas. Sistemas de higienización integral, dispensadores y separadores. También se pueden encontrar elementos del hogar. Por ejemplo, una versión perfeccionada del cubículo de ducha con asiento giratorio. O un mecanismo plegable para extender los asientos de un sofá, hasta convertirlo prácticamente en una super-tumbona. Otros trasladan la propuesta de confort a los vehículos, como el colchón para camiones.

También hay ideas pensadas para los cuerpos y fuerzas de seguridad, como la chaqueta anti-corte. Esto es, un uniforme que protege contra los ataques con arma blanca, que supone una protección integral porque, si se va con chaleco protector, «éste es tan evidente que el atacante puede dirigir su arma hacia zonas no protegidas, como brazos y cuello».

En clave ecológica

También hay inventos que buscan ser amables con el medio ambiente, como resistentes sacos de papel, que sustituyan no ya a los plásticos, sino los de yute, «en los que intervienen materiales de difícil separación y reciclado, como el nailon o los plásticos». O los palés de cartón reciclable.

Propuestas para la práctica de deportes, son aparatos que acabarían con los recogepelotas en los deportes de raqueta, piñones para bicicleta a versiones de nueva generación de las típicas bandas elásticas de entrenamiento. También para el día a día, como el nuevo sistema de tren de lavado doble

También hay inventos de alta tecnología, como motores, escáneres, vehículos, diagnósticos, cajas de conexión, maquinarias de tratamiento agrícola, extractores y un largo etcétera. Una vez gestados, el tiempo determinará cuántos superan la adolescencia inventiva.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats