Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos sanitarios reclaman que sigan los límites a la movilidad para controlar el covid

Creen necesario mantener un perimetraje «más liviano» para que no aumenten los casos por la peor situación de otras comunidades - Abogan por cerrar el ocio nocturno y usar mascarilla en las zonas interiores

Los expertos piden que se mantenga algún tipo de confinamiento. | ÁXEL ÁLVAREZ

Los expertos piden que se mantenga algún tipo de confinamiento. | ÁXEL ÁLVAREZ

Mantener el cierre perimetral aunque sea de forma algo «más liviana» que la actual; un «no» rotundo al ocio nocturno y a concentraciones masivas por el peligro que implica de descontrol de posibles contagios; y el uso «imprescindible» de mascarillas en interiores, son extremos que expertos y sanitarios exigen mantener a partir el domingo pese a que concluya el estado de alarma.

No creen que haya llegado el momento de relajarse y temen especialmente que la apertura del perímetro autonómico derive en un sustancial incremento de casos a consecuencia de las elevadas tasas de incidencia que siguen registrando otras comunidades, como la madrileña, la navarra y el País Vasco, frente a los niveles que ha logrado la valenciana «con mucho esfuerzo», como destacan a preguntas de INFORMACIÓN.

«Se debe mantener un confinamiento y algún toque de queda razonable»

JUAN FRANCISCO NAVARRO - SOCIEDAD MEDICINA PREVENTIVA

decoration

Tanto facultativos en Medicina Preventiva, como especialistas en Inmunología en la Universidad y expertos en Enfermería Comunitaria, coinciden en alertar sobre lo que denominan como una «única realidad», ni nueva ni vieja, por lo que se muestran más partícipes de que la eliminación de las actuales restricciones se lleven a cabo «muy poco a poco. La memoria es muy corta, olvidamos inmediatamente los riesgos que implica no seguir manteniendo ciertas medidas de seguridad», destaca desde la Universidad de Alicante José Ramón Martínez Riera, presidente de la Asociación de Enfermería Comunitaria.

La distancia social y las concentraciones masivas siguen siendo los principales problemas, añade Riera. «Los brotes y contagios se producen básicamente en la relaciones sociales y deberían mantenerse ciertas limitaciones a la movilidad en tanto en cuanto no haya mayores tasas de vacunados», concreta.

«El ocio nocturno es delicado, conjuga factores que favorecen el descontrol»

ESTHER CAPARRÓS - ESPECIALISTA EN INMUNOLOGÍA, UMH

decoration

La especialista en inmunología de la Universidad Miguel Hernández, Esther Caparrós, pone el acento en que la vacuna «no es una pantalla total frente a la infección por el virus, previene pero no aísla y la precaución de la mascarilla en interiores lo considero imprescindible hasta que no haya un 80% en general de vacunados».

La experta opina que después de un año de convivir con el virus «tenemos una cierta responsabilidad personal», por lo que el recorte de horarios en la hostelería no lo ve tan fundamental, frente al del ocio nocturno, que considera «más delicado» porque se conjugan otros factores, como el alcohol, lo que favorece el descontrol de posibles contagios. «Lo que es más controlable deja cierto margen, porque la economía también debe mantenerse, no se trata de bloquear el sector por completo», explica.

Por su parte el jefe de Medicina Preventiva del Hospital General de Elche, Juan Francisco Navarro, a su vez presiente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva, es partidario de mantener incluso el cierre perimetral «de forma más suavizada».

«La movilidad es algo complejo, con comunidades con riesgo de diseminar contagios»

JOSÉ RAMÓN MARTÍNEZ RIERA - SOCIEDAD ENFERMERÍA COMUNITARIA

decoration

Alerta en este sentido del riesgo que implica «la llegada masiva de turistas hacia las costas, desde autonomías con una incidencia de 250 por 100.000 habitantes, en riesgo extremo, mientras aquí la tasa de contagios es de 30 ó 40 por 100.000 habitantes».

«No puedo creer que no podamos tener paciencia para dar tiempo a tener más gente vacunada. Por muchas ganas que haya se debe mantener alguna forma de confinamiento, porque en Santa Pola por ejemplo empiezan a aumentar los casos», abunda.

Algo más razonable le parece ampliar el toque de queda a las 12 de la noche «como máximo», porque al igual que la especialista en inmunología, considera que es la única forma de controlar el ocio nocturno y las fiestas multitudinarias en interiores. «Son focos potenciales de producir brotes, y una situación incontrolada cambia radicalmente la tasa de incidencia en un departamento de salud, advierte. «Hay que aprender de lo que se hace mal, pero también de lo que se hace bien».

Martínez Riera se muestra igualmente a favor de mantener horarios que permitan el control, y como mucho ampliarlos dos horas, porque de otra forma se tendrá que recular y volver a cerrar, lo que provoca «mayor rechazo e incomprensión». La movilidad la considera asimismo «muy compleja. Hay comunidades con mayor riesgo de diseminar contagios», añade, amén de insistir en que cualquier acción debería contar «con la participación real de la sociedad en la toma de decisiones».

Los expertos que por otra parte asesoran al president de la Generalitat, Ximo Puig, recomiendan avanzar en la desescalada «de forma prudente», mientras se siguen abriendo espacios para recuperar la actividad económica. La Comunidad lleva más de siete semanas en «riesgo bajo», por debajo de 50 casos por 100.000 habitantes. Apuestan por tanto por mantener el toque de queda para seguir controlando la movilidad nocturna, aunque con un horario más tardío , como han reclamado desde el sector, hasta las 12.

La recomendación de los científicos pasa por prestar más atención a los espacios donde se concentran los más jóvenes, todavía sin vacunar: empresas, hostelería o colegios mayores.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats