Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería afronta el próximo fin de semana con aumento de reservas

El sector aún reclama poder recuperar las barras y el 100% de los interiores para que reabra el resto de locales

Las terrazas de Alicante el pasado domingo.

Las terrazas de Alicante el pasado domingo.

El fin del cierre perimetral, la ampliación de horarios y aforos y la reapertura de algunos hoteles hacen que la hostelería empiece a ver un poco de luz al final del túnel y que, además, eso se traduzca en un incremento de reservas para el próximo fin de semana, el primero entero (sábado y domingo) sin esas medidas. Algo que el sector celebra, aunque aún esperan poder volver aún más a cierta normalidad.

Este pasado fin de semana, los bares y restaurantes de la provincia han tenido gran afluencia, sobre todo a la hora de las comidas, como así confirmaron a este diario fuentes del sector. Aunque las cenas aún se resentían. Y todo a pesar de que el domingo ya entraba en vigor el nuevo toque de queda de la medianoche y los locales podían mantener abierto hasta las 23.30 horas. «El domingo es un mal día para la hostelería» por la noche, indicó a este diario César Anca, presidente de la Asociación de Restaurantes de Alicante (ARA). «Muchos decidieron no abrir, aunque algunos sí», apuntó. Pero eso no impidió que fuera un buen fin de semana.

Esta situación se repitió en otros lugares de la provincia, por ejemplo, en Benidorm: «Hemos trabajado un poco más, no igual que el fin de semana del 1 de mayo, pero sí muy bien. La gente salió a la calle y se animó un poco la noche del domingo», explicó el presidente de Abreca, Javier del Castillo. El responsable de la entidad de Benidorm también pone los ojos en el próximo fin de semana: «ya tiene que ser bueno al haber abierto algunos hoteles y tener reservas y con el cierre perimetral levantado». Pero además, que en Madrid el sábado se celebre la festividad de San Isidro «hará que mucha gente de Madrid se desplace» hacia la Costa Blanca, según Anca. Así que este lunes ya se comenzó a ver cómo las reservas llegaban a los restaurantes para el próximo fin de semana.

De esta forma, el sector espera poder llenar las terrazas y el aforo que tienen permitido en el interior que, finalmente, pasó de un tercio al 50%. Pero para que la hostelería pueda volver a una «cierta normalidad» siguen reclamando mejoras en las restricciones. Sobre todo, que los interiores de los locales puedan acoger al 100% de clientes y que se puedan volver a utilizar las barras: «para mucho son una parte primordial».

Del Castillo apuntó que las buenas previsiones están permitiendo «empezar a sacar a los trabajadores de los ERTE» y comenzar a plantearse contratar más profesionales para los próximos fines de semana y, sobre todo, con la llegada de la temporada estival. Pero para tener un verano que les permita «sobrevivir al invierno» será clave también la llegada de turistas extranjeros.

Con todo, el sector sigue reclamando más ayudas para los negocios, muchos de ellos cerrados desde hace meses.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats