Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mayoría de contagios se da entre jóvenes de 17 a 24 años pero son leves y asintomáticos

El mayor porcentaje de hospitalizados tiene entre 51 y 65 años - Los expertos que asesoran a Puig aconsejan no usar mascarilla en espacios abiertos, pero llevarla siempre por si hay aglomeraciones

Los test se están haciendo en la facultad de Ciencias de la Salud de la UA.

Los test se están haciendo en la facultad de Ciencias de la Salud de la UA. PILAR CORTÉS

Con más de la mitad de las personas mayores de 50 años completamente vacunadas frente al coronavirus, la edad de los nuevas personas contagiadas no deja de disminuir. Así, los nuevos casos se están registrando mayoritariamente en la franja de 17 a 24 años, seguida del grupo de edad de 25 a 39 años. Así lo ha advertido este martes el grupo de expertos que asesora a la Generalitat en la toma de medidas para hacer frente al coronavirus en el transcurso de una reunión para valorar la evolución de la pandemia en la Comunidad Valenciana y a la que han asistido el presidente Puig y la consellera de Sanidad, Ana Barceló.

Aunque en la mayor parte de los casos se trata de personas que padecen la enfermedad de manera asintomática o con cuadros muy leves, los especialistas hacen una llamada de atención a este grupo de población tenga especial cuidado. De hecho, se trata del segmento de población que más expuesta está, sobre todo con la llegada del buen tiempo, el fin de las clases, y la apertura parcial del ocio. Conscientes de esta situación, fuentes de la Generalitat Valenciana descartan que la semana que viene vaya a producirse alguna relajación en las restricciones que aún están vigentes, como los aforos del 50% en interiores de hostelería y ocio y horario de cierre, fijado a la 1 de la madrugada para la hostelería y a las 2 para el ocio. Las asociaciones que agrupan a estos establecimientos han acudido, sin éxito, a los tribunales para tratar de revertir las medidas y desde la Generalitat se apuesta con mantener las restricciones, tal y como estaba previsto, hasta el 30 de junio. «El objetivo es avanzar todo lo rápido que podamos con la vacunación hasta final de mes», señalaron las mimas fuentes. De hecho, en las últimas dos semanas se han administrado más de 700.000 dosis de vacunas y ya se está citando a personas nacidas en el año 1976.

Los expertos que asesoran a Puig han destacado también que la presión hospitalaria sigue bajando. De hecho, tras el leve repunte de hospitalizaciones de la semana pasada, que llegó a situarse en 34, los pacientes ingresados han vuelto a descender hasta los 26, de ellos seis están en las Unidades de Cuidados Intensivos. La edad de los hospitalizados ha caído con la vacunación y el mayor porcentaje de ingresados se sitúa en la franja de 51 a 65 años.

Los expertos han valorado positivamente la situación epidemiológica de la Comunidad Valenciana, con una incidencia estabilizada en torno a 40 casos y niveles bajos y estables de las aguas residuales.

Otro aspecto que se ha abordado en la reunión de este martes ha sido el de la mascarilla, con la vista puesta en las decisiones que estos días se tomen a nivel del Gobierno central. Los expertos de la Comunidad Valenciana se han mostrado favorables a relajar el uso de esta prenda de protección en exteriores, pero recomiendan llevarla siempre en el bolsillo para usarla y protegerse cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad, como puede ser en conversaciones con otras personas o cuando se esté en calles muy masificadas o en mercados al aire libre. El presidente de la Generalitat ya señaló este fin de semana su intención de plantear en el Consejo Interterritorial, que agrupa al Ministerio de Sanidad y a las comunidades autónomas, que el uso de la mascarilla deje de ser obligatorio, pero sólo en playas y en espacios naturales. Puig cree que en las grandes ciudades este elemento de seguridad se debe seguir usando, como un recordatorio de que el virus sigue estando ahí.

Investigadores prueban el uso de test para medir la eficacia de las vacunas

El estudio se está desarrollando en la facultad de Ciencias de la Salud de la UA

Su uso puede ayudar a tomar medidas de salud pública o aclarar dudas en personas que deseen viajar. En breve comenzarán a venderse en España test rápidos para medir anticuerpos neutralizantes, los que el organismo genera a partir de haber recibido la vacuna frente al coronavirus. Antes de su distribución, un grupo de investigadores de la Universidad de Alicante, Isabial, el Hospital General de Elche y la Fundación Jiménez Díaz están validando este tipo de pruebas.

La investigación, dirigida por el experto en Salud Pública y profesor de la UA, José Tuells, consta de dos fases que ya han arrancado. En la primera de ellas, se están haciendo pruebas sobre 90 muestras de sangre. «30 de estas muestras pertenecen a personas que no han pasado el covid, son anteriores a 2019, y han sido cedidas por el Biobanco del Hospital General de Alicante. Las 60 restantes provienen de personas que ya han recibido las dos dosis de la vacuna», señala Tuells. A las 90 muestras se les pasará el nuevo test y otra técnica, la Elisa, para comparar los resultados. A otro grupo de 1.500 personas, 750 con una dosis y otro tanto con la pauta completa, se les está pasando el nuevo test para ver qué diferencias hay en el nivel de anticuerpos generado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats