Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Expertos en inmunología y salud pública creen que la mascarilla debe mantenerse en los núcleos urbanos

Los especialistas abogan por prolongar su uso en las ciudades hasta que se alcance un mayor porcentaje de vacunados - Advierten del riesgo de contagio en el exterior si no se guarda la distancia

El Gobierno fija el 26 de junio para no usar mascarilla en la calle. | PILAR CORTÉS

El Gobierno fija el 26 de junio para no usar mascarilla en la calle. | PILAR CORTÉS

Demasiado rápido. A partir del próximo sábado, 26 de junio, la mascarilla desaparecerá de los espacios al aire libre, tal y como anunció este viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Una medida que, a juicio de expertos en inmunología y salud pública consultados por este periódico, se debería haber tomado de manera más escalonada. Coinciden en señalar que una cosa es la playa o los espacios naturales y otra muy distinta los núcleos urbanos, en especial de las grandes ciudades, donde es más complicado mantener la distancia de seguridad.

RAFAEL ORTÍ, SOCIEDAD ESPAÑOLA MEDICINA PREVENTIVA: «Es precipitado. Aún quedan grupos vulnerables por vacunar»

decoration

«Aún nos quedan personas vulnerables por vacunar. No hubiera pasado nada por esperar 20 días o un mes para quitarla de núcleos urbanos y zonas concurridas», explica Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva. Pese a los llamamientos que se puedan hacer para que en zonas masificadas se use la mascarilla, Ortí cree que por lo general la gente no cumplirá. «Volveremos a tener un aumento de casos, aunque afortunadamente no se traducirá en una mayor incidencia sobre la presión de los hospitales». Y es que, pese al aumento de casos que está habiendo tras el fin de las restricciones -en la provincia de Alicante de un 40% en un mes- el número de personas hospitalizadas no deja de descender.

ESTHER CAPARRÓS, INMUNÓLOGA UMH: «Hasta que el 50% no esté vacunado, se debe seguir usando en la ciudad»

decoration

La clave es ganar tiempo para poder avanzar en la vacunación y proteger al mayor número de personas. La inmunóloga de la UMH Esther Caparrós cree que la retirada de la mascarilla en los núcleos urbanos también debería haber esperado «por lo menos hasta que el 50% de la población esté vacunada». Después del año y medio de pandemia que hemos vivido, Caparrós cree que «no nos hubiera pasado nada por esperar un poco más para quitarla en los núcleos urbanos, donde es más complicado guardar la distancia de seguridad».

FÉLIX GUTIÉRREZ, CATEDRÁTICO UMH: «Debería regularse con un sistema de semáforos, en función de la incidencia»

decoration

La Conselleria de Sanidad pidió este miércoles en el Consejo Interterritorial un cambio en la norma que permita hacer más flexible para las autonomías el uso de la mascarilla, estableciendo por ejemplo un sistema de semáforos similar al que regula otros aspectos de la desescalada. Algo en lo que coincide Felix Gutiérrez, catedrático de la Universidad Miguel Hernández. «De esta manera se puede regular en función de la situación epidemiológica de cada zona y del tipo de espacio del que se trate». Este especialista teme el papel que puede desempeñar la cepa india, de la que se han detectado casos en la provincia de Alicante y que en Reino Unido está provocando un aumento importante de las hospitalizaciones. Gutiérrez cree que hay que ir con pies de plomo en el alivio de las restricciones, «sobre todo cuando no tenemos registros de cómo se está comportando esta variante en nuestro país».

JOSÉ MARÍA LÓPEZ LOZANO, EPIDEMIÓLOGO: «Con el nivel de inmunización que llevamos, es difícil que haya transmisión»

decoration

Más optimista se muestra el epidemiólogo José María López Lozano, para quien el nivel de vacunación que llevamos «hace muy difícil la transmisión del virus». Lozano recuerda que en la calle «no se producen contagios», por lo que este especialista se muestra favorable a que se elimine el uso de la mascarilla en exteriores, bien sea en espacios naturales o en núcleos urbanos.

Pedro Sánchez anuncia que las mascarillas dejarán de ser obligatorias en la calle el 26 de junio Agencia ATLAS | Foto: EFE

La Generalitat ha acogido con prudencia el anuncio hecho por Pedro Sánchez y esperará a que el Gobierno concrete el fin del uso de las mascarillas en espacios exteriores. «Entre otras cosas, porque pensamos que es la prudencia la que deba marcar las decisiones», ha subrayado la vicepresidenta portavoz, Mónica Oltra. Oltra, en rueda de prensa tras el pleno semanal, ha constatado que si el Gobierno toma esta decisión a nivel nacional, España estará en «otro escenario», aunque ha remarcado que el Consell quiere saber cómo lo establecerá el Consejo de Ministros extraordinario que se convocará el jueves 24. «Depende de lo que diga la normativa, de si habrá una determinada regulación para cada situación epidemiológica o de vacunación o simplemente será un 'café para todos' o mascarilla para nadie», ha expuesto.

Por su parte, el alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha cuestionado este viernes el fin de la mascarilla en espacios al aire libre. «Entiendo que debería ser la última medida a quitar», ha señalado Barcala. El alcalde ha recordado, al término de un acto con el ministro Ábalos en Alicante, que sobre el sector de la hostelería siguen pesando «medidas que son muy restrictivas, mientras desaparecen las mascarillas, cuando se dijo que era el principal elemento de protección».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats