Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de cada cuatro médicos se jubilará en la próxima década

La pandemia ha provocado que facultativos que ejercían hasta los 70 años elijan ahora jubilarse

Asistencia a un paciente con coronavirus en una UCI de la provincia de Alicante. | ÁXEL ÁLVAREZ

Asistencia a un paciente con coronavirus en una UCI de la provincia de Alicante. | ÁXEL ÁLVAREZ

El relevo generacional acecha en casi todos los sectores productivos de España y la Comunidad Valenciana: el envejecimiento de la pirámide poblacional anticipa que en diez años se va a jubilar una importante cantidad de trabajadores. Una de las principales profesiones a la hora de sustentar el sistema, la de médico, no es una excepción.

A pesar de que el territorio valenciano presenta algunos de los mejores porcentajes del total del Estado —según los datos reflejados en el último estudio de profesionales sanitarios colegiados del Instituto Nacional de Estadística (INE)—, eso no significa que no sean preocupantes (porque los de toda España lo son).

Al menos, así lo asegura el secretario general de Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV), el doctor Víctor Pedrera en declaraciones a INFORMACIÓN. «La cantidad de estudiantes del MIR que salen es insuficiente, necesitamos el doble de plazas. No que haya más facultades, sino ofertar más plazas MIR», asevera Pedrera. Para él, la Comunidad necesitaría que haya unos 1.800 lugares para desarrollar ese período de formación residente en los hospitales valencianos, en lugar de los cerca de 900 que hay ahora.

A eso hay que sumar los que deciden hacer las maletas y marcharse. La falta de oportunidades y las condiciones más precarias que otros países ha convertido en una realidad la fuga de cerebros. «Es una plaga, nos los están fichando, hay que aumentar los presupuestos de Sanidad», advierte el secretario general del CESM-CV.

A juicio del especialista, las autoridades han demostrado que, cuando la situación sanitaria por el covid-19 ha mejorado, han despedido a parte del personal que se contrató. «No han aprendido nada», dice en referencia a las autoridades.

Círculo vicioso

La sensación que tienen en el sindicato es que España y, por ende, la autonomía valenciana, van a afrontar un envejecimiento de la población que va a traer consigo más enfermedades que diagnosticar pero menos profesionales para detectarlas. Se trata de un círculo vicioso que aún está a tiempo de desenredarse.

Hasta hace bien poco, el sistema sanitario ganaba tiempo en la Comunidad Valenciana ante ese desafío de la manera que podía: se aprobaban la mayor parte de las peticiones de alargar las carreras profesionales de muchos médicos que querían seguir en activo más allá de los 65. Hasta los 67 años, la Conselleria de Sanidad Universal les decía que sí «automáticamente» y, entre los 67 y los 70, se estudiaba caso por caso, pero era «habitual» concederlas.

La pandemia de covid-19 lo cambió todo y ahora esa situación ya no es tan frecuente. El desgaste después de meses de intenso trabajo tiene la culpa. «Hay muchos que ya no piden renovar con más de 65 años, piensan ‘ya está, hasta aquí he llegado’ y se jubilan», cuenta Pedrera que sucede.

El panorama es adverso, pero la sanidad valenciana tiene menos camino que recorrer que el resto. De los 27.479 médicos colegiados que hay en la Comunidad Valenciana, el 24,2% tiene entre 55 y 64 años, la franja de edad que ya avista la jubilación.

Mejor que otras comunidades

Se trata de la cuarta autonomía con menor porcentaje de médicos colegiados en dicho grupo generacional. Son 6.664 personas. Asimismo, este es el tercer territorio con mayor porcentaje de médicos menores de 35 años, con 5.794 facultativos colegiados y 21,09% de médicos en ese rango de edad.

Los cálculos «estimativos» que hacen en el CESM-CV son peores que los del INE, puesto que en el estudio del organismo estadístico aparecen todos los miembros colegiados.

Pedrera subraya que si lo que se quiere es saber cómo están conformadas las plantillas de la sanidad pública, hay que restar aquellos médicos que trabajan en el sector privado y los que se desempeñan como interinos, que también están colegiados.

«Haciendo la extrapolación de edad, los médicos de 55 a 64 años en plantilla son diez puntos porcentuales más de los que aparecen en el estudio del INE», sostiene el especialista, para quien se debe empezar a planificar el relevo «desde ya» para evitar complicaciones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats