Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hasta un 10% de las personas vacunadas puede reinfectarse de coronavirus

Los grupos con el sistema inmunitario más débil, como ancianos, tienen más posibilidades de volver a contraer el covid - Los expertos destacan que los segundos contagios son mucho más leves y no requieren de ingreso

Una mujer recibe una dosis de la vacuna frente al covid en una residencia, en una imagen de archivo. | RAFA ARJONES

Una mujer recibe una dosis de la vacuna frente al covid en una residencia, en una imagen de archivo. | RAFA ARJONES

No es lo más frecuente, pero puede pasar. Entre un 1% y un 10% de las personas vacunadas frente al coronavirus se han llegado a reinfectar, aunque los expertos señalan que quien tiene la mala fortuna de contraer el covid tras la segunda dosis de la vacuna, pasa la enfermedad con síntomas mucho más leves.

En España, especialistas como Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, señalan que «aún no hay estudios propios, pero sí en otros países como EE UU, donde se destaca que hasta un 10% de las personas vacunadas se pueden reinfectar».

Son trabajos hechos en residencias de ancianos y en hospitales, los primeros lugares a los que llegó la vacuna frente al coronavirus. En este sentido, la inmunóloga de la Universidad Miguel Hernández, Esther Caparrós, indica que las reinfecciones son más frecuentes en personas con el sistema inmunitario débil, como puede ser el caso de los ancianos, aunque aún está por despejar una incógnita importante «y es la de cómo responden los jóvenes, a quienes se va a comenzar a vacunar ahora, a la vacuna, y si las reinfecciones en ellos son más altas que en la población de mayor edad».

Ambos expertos coinciden en señalar que las reinfecciones que se están produciendo tras la vacunación son muy leves y transcurren casi de manera asintomática, incluso en ancianos. «En una población vacunada las reinfecciones no llevan a tantos ingresos en UCI y se está viendo que éstas se resuelven casi como una infección más», sostiene Caparrós. En este sentido, desde la patronal de las residencias geriátricas de la Comunidad Valenciana, su presidente, José María Toro, explica que recientemente se ha dado un brote en un centro que ya tenía a todo su personal y ancianos vacunados. En total, añade Toro, se produjeron 15 contagios «aunque en todos ellos la enfermedad se desarrolló casi sin síntomas y a los cuatro días habían negativizado el virus».

Más del 30% de la población española tiene ya la pauta completa de vacunación contra la COVID Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: EP

Actualmente, un tercio de la población de la Comunidad Valenciana está protegida con las dos dosis de la vacuna frente al coronavirus. La estrategia seguida por el Ministerio de Sanidad de priorizar a los grupos de más edad ha permitido que la presión hospitalaria siga descendiendo pese a que los contagios han aumentado tras el fin del estado de alarma y el alivio de las restricciones.

Y aunque la presencia de nuevas cepas preocupa, sobre todo tras el aumento de casos que se está produciendo en Inglaterra por la presencia de la cepa delta (antigua india), los expertos llaman a la calma. «Cuando se diseñan vacunas ya se tiene en cuenta la posibilidad de estas variantes», sostiene Caparrós.

Dos veces positivo, la segunda tras haber recibido las dos dosis de la vacuna

Un vecino de 78 años de la zona de Alcoy se reinfecta semanas después del segundo pinchazo

José Antonio, quien prefiere no dar su apellido, no se lo podía creer cuando el pasado mes de mayo perdió el olfato y el gusto. En la primera ola había pasado el coronavirus, por lo que conocía muy bien esos síntomas. Pero a sus 78 años ya estaba vacunado hacía semanas con las dos dosis de Pfizer cuando volvió a sentir el clásico síntoma de la infección, que él en un principio achacó a un resfriado por el cambio de temperaturas. Temeroso, llamó a su médico quien le pidió una prueba PCR que arrojó el sorprendente resultad: había contraído el covid por segunda vez y tras ser vacunado. Le da apuro revelar datos personal, sólo señala que vive en la zona de Alcoy, aunque es vecino de la ciudad de Alicante. Cuando estalló la pandemia se trasladó a una casa que tiene en la montaña para aislarse del virus. Así que José Antonio no sabe dónde se ha podido infectar y la única explicación que encuentra es que el contagio se produjera durante una de las salidas que hace quincenalmente a un supermercado de la zona para poder llenar la nevera. 

En ambas ocasiones, el coronavirus fue leve y no requirió de ingreso en el hospital. En la primera ola transcurrió, sobre todo, con dolor de cabeza, y en esta segunda ocasión también con dolor muscular y un poco de fiebre. Asegura su familia que desde el centro de salud le han estado haciendo un seguimiento estrecho, ya que además es paciente de riesgo por un cáncer de vejiga que ha padecido recientemente.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats