Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los expertos defienden recuperar la mascarilla y limitar el ocio nocturno

Profesionales de Salud Pública y de Enfermería creen que los políticos se precipitaron al relajar las medidas contra el covid sin esperar a alcanzar la inmunidad comunitaria entre la población

Lamentan que se haya relajado el uso de la mascarilla. | ALEX DOMÍNGUEZ

Recuperar la mascarilla obligatoria y limitar el ocio. Son propuestas por las que se inclinan los profesionales de Salud Pública y de Enfermería consultados por este diario ante el progresivo incremento de los contagios y sobre la forma de contenerlos.

Rafael Ortí, Pte Medicina preventiva y salud: «Hay que ser consistentes con las medidas, se supone que ya debíamos haber aprendido la lección»

decoration

Los especialistas coinciden en resaltar que los políticos se han vuelto a precipitar al relajar las medidas, como ya sucediera antes de las fiestas de Navidad, lo que en su opinión ha contribuido al aumento de contagios entre la población más joven sin vacunar.

Teresa Ruiz Cantero, catedrática, preventiva y salud pública: «Cuanto antes se frene mejor. Los que toman decisiones y medidas deben correr más que el virus»

decoration

Critican que se haya dado a entender que ya no es necesaria la mascarilla -aunque se especificara que hay que estar al menos a metro y medio de otras personas-, y que se haya abierto la mano en las reuniones sociales sin esperar a que la población alcanzara la inmunidad de grupo.

Carlos Álvarez Dardet, catedrático Salud Pública: «Esta ola es un efecto secundario de la manera en la que los gobiernos han enfocado la cuestión»

decoration

El incremento de contagios está siendo «muy vertical», como precisa Rafael Ortí, presidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública, por lo que, si se pasa de los 150 casos por cada 100.000 habitantes (ayer la tasa era de 240 en la Comunidad), «se deberían adoptar las mismas medidas que cuando los tuvimos en su momento», advierte.

José Ramón Martínez Riera, Pte. Sociedad enfermería comunitaria: «Tuvimos un claro ejemplo de las consecuencias nefastas de la relajación de medidas en Navidad»

decoration

Lamenta el «exceso de confianza, una vez más» por parte de los políticos, y sopesa que se han equivocado al animar el ocio y el turismo. En el hospital donde regenta la unidad de Preventiva, Ortí ha visto cómo se duplicaban los casos, así como ingresos en UCI de pacientes con 37 y 24 años. «Supongo que en los demás centros sanitarios pasará algo similar»; el nivel de transmisión de la cepa Delta es muy alto aunque se concentre en una franja de edad más pequeña, pero la saturación de Atención Primaria acaba por trasladarse a los hospitales» si no se pone coto, advierte.

La a su vez catedrática de Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Alicante, Teresa Ruiz, corrobora que la relajación de las mascarillas y el aumento de los contactos sociales nos han llevado a la situación actual, y que mientras no haya más vacunados «seguirá habiendo problemas» aunque no resulten tan graves. «Aunque inicialmente la gente no cambia los hábitos, en cuanto se dan cuenta de que suben los casos se la pondrán y limitarán las relaciones sociales; y si se reduce el horario del ocio nocturno, no compensará tanto salir». La doctora Ruiz alerta de que suben los casos como pasó en la tercera ola y que «cuanto antes se frene, mejor. Los tomadores de decisiones y las medidas deben correr más que el virus», apunta.

También el catedrático de Salud Pública Carlos Álvarez Dardet califica de «muy preocupante» la situación, e insta a disminuir los riesgos de inmediato. «Lo de quitar las mascarillas ha sido un error grave. Esta ola es un efecto secundario de la manera en la que los gobiernos han enfocado la cuestión», coincide.

Desde el departamento de Enfermería Comunitaria y Medicina Preventiva de la UA, el catedrático Josep Bernabeu abunda en la urgencia de adoptar medidas incluso más extremas, como el cierre del ocio nocturno y el toque de queda. «Nos precipitamos con la retirada de la mascarilla en el exterior y eso ha dado alas. Ha llevado a la gente a creer que estaba controlado, sin haber alcanzado el nivel de vacunación razonable del 70%».

Volver atrás en las restricciones es considerado prioritario por todos, incluido el presidente de la Sociedad Científica de Enfermería Comunitaria, José Ramón Riera. «La mascarilla, higiene de manos y distancia social han demostrado ser eficaces, junto a una importante ración de sentido común, que puede parecer de perogrullo pero es la realidad», puntualiza. «Tuvimos un claro ejemplo de las consecuencias nefastas en Navidad», alerta.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats