Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumentan los contagios entre personas vacunadas aunque la mayoría presenta síntomas leves

La cifra de sanitarios afectados pasa de 9 a 29 en una semana en la provincia pese a su doble inmunización - El foco se desplaza de Valencia a Alicante y se prevé una curva ascendente

El personal sanitario que se vacunó en febrero y marzo se está contagiando desde junio pero los efectos del virus son más leves. |

Aumenta exponencialmente en la provincia el número de personas que se han contagiado de covid pese a haberse puesto las dos dosis de la vacuna e incluso haberse contagiado previamente. Es el caso de muchos profesionales sanitarios ya que es el colectivo más expuesto. Así, durante la última semana, según datos de la Conselleria de Sanidad, se ha pasado de 9 a 29 nuevos positivos entre los sanitarios y todos los indicadores apuntan a una curva ascendente. El fenómeno se comenzó a detectar el pasado mes de junio cuando cinco sanitarios de la provincia, a los que se había administrado las dos vacunas en febrero y marzo, se contagiaron de covid. Entre el 10 de junio y el 1 de julio se registraron otros 4 positivos más; el 8 de julio la cifra aumento a 9 y el 15 de julio se triplicó hasta los 29 nuevos infectados.

María Ángeles Medina, doctora en Medicina de Familia: «De no ser porque estaba vacunada es muy probable que hubiera acabado en la UCI por mi patología»

decoration

El foco se inició en la ciudad de València y el resto de la provincia, lo que llevó a las autoridades sanitarias a decretar el cierre perimetral de 32 localidades. Pero en esta última semana la propagación de los contagios se ha desplazado a la provincia de Alicante.

María Ángeles Medina, doctora en Medicina de Familia: «Me preocupa que el virus pueda incidir de nuevo en los mayores, que forman el grupo más vulnerable»

decoration

En la mayoría de los casos los síntomas son inapreciables o de carácter leve -fiebre, tos y dolor- y de momento no se ha producido ningún ingreso hospitalario. Algo que, según expertos en Medicina Preventiva como la doctora Requena Puche, se debe al efecto de la vacuna que impide que la infección evolucione a un cuadro grave. También advierte de que no hay vacunas con un 100% de efectividad, explica que la variante delta es mucho más contagiosa que las anteriores y alude a la gran carga viral a la que está sometido el personal de Enfermería y Medicina. En cualquier caso, nadie está exento de acabar en la UCI si sufre patologías previas o tuvo secuelas en un primer contagio.

En el Departamento de Elda han dado positivo hasta la fecha cuatro trabajadores inmunizados de un total de 2.500 pero todos presentan síntomas leves.

La doctora María Ángeles Medina, médico de familia en el consultorio auxiliar Alberto García de Elche, lleva 17 días confinada en casa tras haber contraído la enfermedad a pesar de haber recibido las dos dosis de Pfizer. En su caso la sintomatología se ha asemejado a la de un cuadro gripal fuerte y la ha ido combatiendo con Paracetamol e Ibuprofeno. Pero revestía una especial atención porque tiene 56 años y sufre una patología cardíaca. «De no ser porque estaba vacunada, mi estado de salud se podría haber complicado mucho y es muy probable que hubiera acabado en la UCI por la enfermedad de la que fui intervenida», señala cuestionando el mensaje trasmitido por las autoridades de que el 10% de los vacunados puede contagiarse. «Yo creo que la cifra de contagiados es mucho menor porque la vacuna genera una inmunidad celular que todavía no se ha podido medir», precisa, insistiendo en remarcar la necesidad de acelerar al máximo la vacunación. En su caso el confinamiento se está alargando porque en la última PCR ha vuelto a dar positivo. «Me preocupa que los sanitarios nos contagiemos porque no podemos atender a nuestros pacientes y sobrecargamos de trabajo a los compañeros, y también me preocupa que el virus pueda incidir de nuevo en los mayores, que son los más vulnerables», explica subrayando su plena confianza en el efecto beneficioso de las vacunas incluso con las nuevas variantes.

Creciente preocupación

Desde el Sindicato de Enfermería-Satse de la Comunidad Valenciana existe una creciente preocupación por esta situación. «Volvemos a tener personal afectado, lo cual hace disminuir las plantillas en activo en todos los ámbitos sanitarios y socio-sanitarios. Y ello, unido a la escasa contratación para suplir las vacaciones, los despidos del personal contratado por el covid y la vacunación masiva por parte de las enfermeras de Primaria, nos puede llevar a una deficiente asistencia sanitaria. Sobre todo en los centros de salud y en los centros socio-sanitarios, además de complicar la asistencia hospitalaria», alerta Francisco Martínez, delegado autonómico en Prevención de Riesgos Laborales del Satse. Por todo ello insiste en reclamar que se sigan todas las medidas de protección entre el personal sanitario y que la Administración «vele al máximo» por garantizar la protección y seguridad de sus trabajadores.

Un nuevo escenario con 257 recontagios en la Comunidad

La expansión de la nueva cepa delta, que es altamente contagiosa, y el relajamiento de las medidas de protección entre la población ha generado un nuevo escenario, hasta la fecha prácticamente inexistente, que es el recontagio entre personas vacunadas algunas de las cuales han pasado incluso el covid-19. En el conjunto de la Comunidad, según datos oficiales, el número de nuevos contagiados en el sector sanitario se eleva a 116 en la última semana. En la anterior fueron 112; el 1 de julio se contabilizaron 20 casos y el 10 de junio 9 contagios.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats