Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig anuncia una desescalada a partir del próximo lunes y que durará un mes

Los contagios diarios en la provincia registran el mínimo de los últimos dos meses aunque siguen por encima de los de Valencia - La presión hospitalaria registra una importante bajada pero la pandemia se cobra cuatro vidas más

El vacunódromo contra el covid de Ciudad de la Luz

La Comunidad Valenciana empezará a flexibilizar la restricciones covid que hay actualmente en vigor el próximo lunes 6 de septiembre, cuando expiran las limitaciones de aforos y de cierre del ocio nocturno que hay todavía en vigor. Es el anuncio que hizo ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en una entrevista en Onda Cero. En ella aseguró que la desescalada comenzará el próximo lunes y que se extenderá durante un mes, con la mira puesta a que la festividad del próximo 9 d’Octubre se pueda celebrar dentro de una situación de «nueva normalidad».

Según los plazos marcados por Puig, el mismo lunes habrá una reunión de la Comisión Interdepartamental «en la que decidiremos cómo arranca, si todo va como hasta este momento, la desescalada hasta el 9 de octubre». El proceso de apertura y de flexibilización de restricciones está, pues, a la vuelta de la esquina gracias, según asegura Puig, en la entrevista a la buena situación epidemiológica y al impacto «tan positivo del mejor activo que tenemos que es la vacunación», que alcanza ya el 76% de la población mayor de 12 años. 

El gran objetivo, insistió, es que para la festividad del 9 d’Octubre la valenciana «pueda ser ya una comunidad inmunizada». Todo siempre que las festividades de estas inusuales Fallas 2021 no lo echen por tierra. «Ahora la incidencia acumulada está por primera vez desde julio por debajo de 200 casos», apuntó Puig, aunque en la provincia de Alicante está notablemente más alta, en 264. Asimismo, sobre los 68 municipios que tienen ahora restricciones más severas como el toque de queda, 27 de ellos alicantinos, el presidente aseguró que los servicios epidemiológicos de la Generalitat están ahora «estudiando todos los datos» y los «siete parámetros» que sirven de base para definir si se han de imponer medidas tan restrictivas. «Haremos lo que los expertos nos digan».

Ayer Sanidad notificó 235 nuevos casos de coronavirus en la provincia. Alicante volvió a concentrar el mayor número de positivos de la Comunidad, ya que en Valencia se diagnosticaron 147 y en Castellón 59. Con todo, y aunque no a la velocidad que cabría desear, los contagios van bajando, ya que la de este martes es la menor cifra diaria de nuevos positivos en la provincia en casi dos meses, desde el 5 de julio. 

A eso hay que añadir que, después de muchos altibajos durante estos últimos días, la presión hospitalaria al fin ha experimentado un descenso importante. A fecha de ayer, en los hospitales alicantinos había 166 pacientes con coronavirus, 22 menos que el lunes. La ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos también bajó de 51 a 47 pacientes.

Sin embargo, la pandemia se ha cobrado cuatro vidas más en la provincia, decesos todos ellos ocurridos en los últimos siete días. Con esto, el acumulado de fallecidos desde marzo de 2020 asciende a 2.919. En el resto de la Comunidad se notificaron ayer otras nueve muertes.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats