Amputan sus extremidades a una joven valenciana tras infectarse con una bacteria

Carla Maronda, de 25 años, fue a operarse de un quiste en la ingle y estuvo tres meses ingresada tras empezar a encontrarse mal después de la intervención

Carla Maronda: una historia de superación personal

INFORMACIÓN

José Luis G. Llagües

José Luis G. Llagües

«Me gustaría aclarar que hay muchas cosas básicas del día a día que no se ven y que, al final, cuando tienes tus manos... pues, no lo notas. A mí me han amputado las cuatro extremidades...», así comienza uno de los últimos vídeos compartidos en redes sociales por Carla Maronda, una joven de 25 años de edad residente en Xàtiva a la que amputaron las manos y los pies tras infectarse con una bacteria después de una operación en el hospital. Tras estar tres meses ingresada y bajo vigilancia médica muy estricta, Maronda ha dado a conocer su historia a través de sus perfiles personales en redes sociales como Instagram y Tiktok

Su aparición el pasado viernes en un espacio en prime time en una cadena de televisión nacional ha dado visibilidad a lo ocurrido. Amazona y estudiante de derecho, Carla acudió al hospital a operarse de un quiste en la ingle el pasado 23 de marzo. Esa misma noche comenzó a encontrarse mal. Estaba de concierto con su novio y unos amigos y no tuvo otra que volver a casa. Al día siguiente, los síntomas empeoraron y fue al centro de salud. Luego, la derivaron de vuelta al complejo hospitalario.

Comenzó entonces un calvario de tres meses de duración, en los que llegó a estar bajo un coma inducido. En otro de sus vídeos más recientes agradece la asistencia recibida durante todo este tiempo en el Lluís Alcanyís y la Fe. No duda a la hora de nombrar a los médicos y enfermeras que le han atendido y han velado por ella.

Fallo multiorgánico

Y es que, tal y como ha narrado la propia joven, sufrió un fallo multiorgánico después de una infección bacteriana: «Tuvieron que meterme mucha medicación para salvarme la vida y es algo que ha tenido secuelas, mi vida ha cambiado. Llegué a casa el lunes pasado sin mis manos y mis pies». Durante todo este tiempo de estancia en los complejos hospitalarios, Carla sufrió paradas cardiacas, problemas respiratorios, de riñón, en las articulaciones, estuvo en diálisis, en la UCI: «Todo lo esto lo hago para autoayudarme, para visibilizar un problema muy grave y poder ayudar a mucha gente que está sufriendo el mismo problema que yo», expone en otro de sus vídeos, donde apunta que son «pocos» los pacientes en esta situación: «Antes la gente moría, ahora sobrevivimos. Pero es algo debe conocerse», declara en otro vídeo.

Imagen compartida por Carla Maronda en redes sociales.

Imagen compartida por Carla Maronda en redes sociales. / LEVANTE-EMV

#TusManosSonMisManos

Su historia ha calado hondo entre la sociedad setabense. Muchos residentes de la capital de la Costera han compartido en sus perfiles de redes sociales una imagen de la joven en su estancia en el hospital como parte central de una campaña coordinada en redes. Bajo el hashtag #TusManosSonMisManos se ha comenzado una iniciativa para poder ayudarla en los tratamientos que necesita tras lo ocurrido. En las imágenes se hace referencia a una cuenta bancaria en la que todas aquellas personas interesadas pueden hacer donativos. La imagen ha traspasado las fronteras setabenses, siendo también compartida por influencers con muchos seguidores. 

Publicación de apoyo a la campana #TusManosSonMisManos.

Publicación de apoyo a la campana #TusManosSonMisManos. / LEVANTE-EMV