Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coppola asumirá la deuda de Ciudad de la Luz si se queda con todo el complejo

Un grupo inversor americano encabezado por el director ofrece a la Generalitat comprar los estudios por alrededor de 80 millones - La empresa alicantina Santa Ana, su colaborador local, se encargaría de explotar la parte inmobiliaria y hotelera

Coppola, en el centro, junto a Rodríguez Galant y José Luis Villanueva, en una visita a Ciudad de la Luz en 2007

Coppola, en el centro, junto a Rodríguez Galant y José Luis Villanueva, en una visita a Ciudad de la Luz en 2007 RAFA ARJONES

Ciudad de la Luz sería para Francis Ford Coppola lo mismo que American Zoetrope, pero en Europa. Es decir, sus estudios en este lado del Atlántico. Ese es el objetivo que se ha marcado el realizador norteamericano, cabeza visible de un grupo financiero americano que reúne a varias empresas del sector audiovisual, con su propuesta para adquirir y explotar los estudios alicantinos. Si ya a mediados de año el director de la saga El Padrino mostró su interés por hacerse con la gestión del complejo, las recientes declaraciones de Ridley Scott en España sobre el gran potencial de Ciudad de la Luz Ridley Scott y sus críticas a la inactividad existente desde hace dos años, han vuelto a «agitar el fuego» y a reavivar el proyecto de Coppola para Alicante.

Así lo afirmó ayer Juan Antonio Iniesta, presidente del grupo inmobiliario Santa Ana de Alicante, convertido en socio local de los inversores americanos y en intermediario para la negociación con la Generalitat. Según el empresario, se trata de un grupo «muy grande», con empresas conocidas, que se visualiza en la figura de Coppola. El papel de Santa Ana, además de interlocutor, sería la de partner local. «Gestionamos la negociación que llevaría el proyecto cinematográfico, la parte de management y también el desarrollo inmobiliario y hotelero que rodea el complejo».

Coppola conoce a la perfección las posibilidades de estos estudios, ya que en 2008 rodó en ellos durante un par de semanas parte de su película Tetro. Una visita que también tuvo polémica, ya que el Consell pagó medio millón al director por ofrecer durante su estancia una conferencia y una rueda de prensa, y autorizar su difusión en la web del complejo.

La primera toma de contacto ya como representante del grupo inversor se produjo en julio, momento en que plantearon la propuesta de hacerse con estas instalaciones, «pero la Generalitat nos explicó, según su criterio, que no podía hacerse nada hasta que no se pronunciase la Comisión Europea», en referencia a la resolución de esa institución que obliga al gobierno autonómico a devolver lo invertido en este complejo, que asciende a 265 millones de euros, lo que aboca a su venta.

Sin embargo, este mismo mes el grupo financiero ya ha concretado más su propuesta, garantizando que asumiría la deuda generada por los estudios, que se estima en unos 80 millones de euros, pero desvinculándose de la decisión judicial que afecta a los 265 millones. «Coppola cree que los estudios son viables y aunque todavía la deuda no se ha concretado, se estima que gira en torno a los 80 millones, independientemente de la multa de Europa», destaca Iniesta. «Esa deuda, que se concretará cuando se abran los libros contables de Ciudad de la Luz, sería asumible de forma paulatina y llevaría a la viabilidad de la explotación de los estudios».

El empresario recuerda que Coppola, que podría venir a Alicante en caso de que la Generalitat considerase su propuesta, es un hombre «de mucho peso» en el mundo del cine y que «haría falta un camión para llevar todos los Óscar que han conseguido las películas realizadas en Zoetrope». Eso «creo que va a hacer que el proyecto funcione» y «así se lo hemos transmitido a los interlocutores de la Generalitat». También recordó que los estudios británicos Pinewood, que fueron los que denunciaron a Ciudad de la Luz ante Europa, «tienen lista de espera para rodar».

Ahora el grupo inversor «ha dado un paso más» para llegar a un acuerdo y ha concretado su propuesta. «Una cosa es la sanción de la CE, que no sería asumible en ningún caso, y otra la deuda, que es algo razonable». El tema «es que hay que esperar los pliegos de la licitación, pero hay una predisposición por nuestra parte a que el procedimiento empresarial se inicie ya y se separe de la decisión judicial de Europa, porque lo que no tiene sentido es que eso permanezca cerrado». En este sentido, recalcó que una vez aceptado el acuerdo, estarían abiertos a negociar los aspectos jurídicos,«no económicos», que dictamine la Unión Europea. «Si la UE dictara una resolución en la que dijera que al proceso de adjudicación le falta algún matiz jurídico, nos adaptaríamos».

Sobre la posibilidad de que el complejo se venda por lotes, hipótesis en la que ha redundado en varias ocasiones la Generalitat, Iniesta afirmó que «el grupo tiene claro que Ciudad de la Luz debe ser un todo para poder ser viable, trocearlo es absurdo cuando hay gente experta que sabe que puede funcionar tal como esta concebida, se trata de hacer un proyecto viable sobre algo que ya existe y lo que hay que hacer es levantarlo». De hecho, según el presidente de Santa Ana, en el plazo de uno o dos años «podemos tener ya grandes producciones en los estudios».

Por eso, asegura que el tiempo apremia. «Hay interés de que sea pronto, antes de las elecciones mejor porque si no se perdería casi un año más». Además, «a lo mejor no es la única oferta que se presenta, quizá pueda haber otra que sea más interesante a nivel económico, pero no se trata solo de dinero porque si alguien paga más y lo que va a hacer son apartamentos que miren al mar pues no tendría sentido», destacó Juan Antonio Iniesta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats