Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Moro

«Balmis sentó las bases del sistema de vacunación actual»

«Si la viruela se erradicó definitivamente en 1978 es porque él le ganó última la batalla», afirma

«Balmis sentó las bases del sistema de vacunación actual»

«Balmis sentó las bases del sistema de vacunación actual» efe / NOEMÍ JABOLS

¿Por qué eligió el viaje a América en 1803 del doctor Balmis, un alicantino de pro?

Porque es un viaje que es poco conocido. Yo no tenía ni idea cuando oí hablar de esto. Me llamó la atención lo de los niños, la parte disparatada de todo, que el rey de España hubiera patrocinado una expedición con niños para llevar esto a América. Y tirando del hilo descubrí una historia preciosa porque tiene de todo, aventura, levanta muchas cuestiones morales y éticas, y luego fue una gran hazaña porque acaba bien y fue una parte positiva de la historia de España. Que esto cayera en el olvido me llevó a escribirlo. Me parecía injusto que nos hayamos olvidado de estos héroes.

Se refiere a la enfermera que le acompañó, Isabel Zendal...

Sí, no se sabía nada de ella. Un periodista de la Coruña estaba investigando sobre ella y dio con unos papeles del Obispado y por eso pudimos saber quién era y de dónde salió. Esto es lo que aporta el libro. Dar a esta mujer la importancia que tuvo. Y a Balmis, que tenía un carácter fuerte, que no se relacionaba bien en general, pero por tora parte era extremadamente serio en su trabajo, tenía una reputación intachable.

Ha dicho que este «traslado» de vacunas en el cuerpo de niños le parece «quijotesco» y «surrealista». ¿El balance es positivo o negativo?

Absolutamente positivo, fue una gran hazaña. Balmis era muy listo, no solo llevó la vacuna a América sino que diseñó un protocolo de vacunación para hacer que fuera masiva. Sentó las bases de lo que es hoy el sistema de vacunación. Si la viruela se erradicó en 1978 definitivamente es porque él le ganó la última batalla.

¿Qué hay de realidad y de ficción en su libro?

De ficción están los diálogos. He escrito una novela, no un libro de historia. Las historia de amor de Isabel Zendal lo que he hecho es hacerlo con el mayor rigor posible. Pero es una gran historia de amor porque refleja cómo ella encuentra su lugar en el mundo.

El desastre químico en Bhopal, la familia Gandhi, la historia de Anita Delgado y ahora Balmis. Casi siempre parte en sus novelas de hechos reales. ¿Escribe novela histórica?

Más que novela histórica diría que escribo historia novelada porque no hay personajes inventados. Lo que yo hago es que dramatizo y los pongo en escena.

Hablando de viajes, ¿cómo ve el que emprende ahora la sociedad española con el cambio?

Yo creo que es bueno. Lo que no se puede hacer es que esté la misma gente años y años en el mismo sillón.

¿Contra eso no hay vacuna?

Sí, la vacuna está en las urnas.

Entonces es optimista.

Soy optimista. Este país siempre ha ido para arriba. Con crisis, con grandes baches, pero es incomparable el país que conocí de pequeño y el que tenemos ahora y muchas veces ni lo valoramos.

¿Qué le parece que Wikipedia haya conseguido el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional?

No me interesa nada. Desde que intenté que se lo dieran a Dominique Lapierre y no me hicieron caso pese a que se lo mereciese no les presto mucha atención. No entiendo sus criterios.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats