30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Directora en funciones del Teatro Principal de Alicante

María Dolores Padilla: «La mayoría de la sociedad no demanda teatro en valenciano en el Principal»

"La mayoría de la sociedad no demanda teatro en valenciano"

"La mayoría de la sociedad no demanda teatro en valenciano"

El concejal de Cultura, Daniel Simón, dijo tras asumir el cargo que a usted no podía pedirle currículum y que su gestión era impecable. ¿Qué ha pasado?

En las sucesivas reuniones que hemos mantenido me solicitó un informe en el que entre otros parámetros debía aumentar la programación en valenciano y la participación de grupos locales y provinciales. Así lo hice y en el informe le detallé que cualquier cambio en la programación sólo podía sustentarse con un incremento de las aportaciones por parte de los propietarios (ayuntamiento y Banco Sabadell). Desde 2006 se han reducido en más de un 60% por lo que el margen de maniobra para la gestión ya no existe, no podemos cubrir ni los gastos fijos del teatro que ascienden a cerca de 500.000 euros. Yo les propuse un aumento del 30% que no aceptaron.

¿El motivo económico es el que llevó al consejo de gobierno del Principal a relevarle del cargo el pasado miércoles?

Creo que todo gira en torno a eso. En 2006 recibíamos 540.506 euros, luego se bajó a 300.000, el año pasado a 200.000 y este tenemos 240.000. Somos un teatro con un funcionamiento distinto al resto de teatros de España, que están dotados con amplias subvenciones, con un número de personal que triplica nuestra plantilla y los gastos generales -sueldos, luz, IBI...-, los asumen en la mayoría de los casos los ayuntamientos. Nosotros estamos obligados a dar resultados teniendo que pagar todo eso con el presupuesto general. Funcionamos como un teatro privado y el 92% del presupuesto que necesitamos lo tenemos que conseguir con nuestra propia gestión.

El concejal de Cultura considera que esa gestión se ha inclinado demasiado hacia lo comercial. ¿Está de acuerdo?

No, rotundamente no pienso así. La programación se ha hecho con criterios de calidad y diversidad. He intentado llegar al mayor número de potenciales espectadores y he trabajado para satisfacer sus demandas.

Otro punto que le exigía el nuevo gobierno es el de aumentar la programación en valenciano. ¿Cómo ve este tema desde la experiencia de estos años?

Desde 2006 he incluido un montaje en valenciano cada temporada. He intentado atraer al mayor número de espectadores, con el precio de las entradas a 6 euros para que el coste no fuera un obstáculo para acceder a estas representaciones. Sinceramente creo que la mayoría de la sociedad no demanda teatro en valenciano en el Principal. Hay otras salas alternativas que podrían acoger los montajes de compañías locales o de nuestra provincia y también los montajes en valenciano. Es una opinión tan respetable como cualquier otra avalado solo por mi propia experiencia.

La gestión que usted ha realizado en el Principal a lo largo de estos 9 años ha sido alabada dentro y fuera de la provincia.

Sin que parezca una autocomplacencia, tanto los actores, directores, productores de toda España ponen como ejemplo nuestra gestión. En el seminario internacional de Música y Artes Escénicas (SIMBA) de Madrid dedicaron una ponencia a nuestro modelo de gestión donde pude exponer los parámetros que hacen posible nuestro funcionamiento.

¿Entonces cree que mantener los resultados económicos, aumentar la rentabilidad social, descartar lo comercial y apostar por el teatro en valenciano no es compatible con el presupuesto que recibe el teatro?

Es absolutamente imposible. Me viene a la cabeza un aforismo jurídico «Impossibilium nulla obligatio», a lo imposible, nadie está obligado.

¿Se ha sentido bien tratada por los propietarios a lo largo de estos años?

Llevo 24 años en el Principal y he conocido a varios alcaldes y concejales de Cultura de diferente partidos y nunca me he sentido mal con su trato. A pesar de que las aportaciones han decrecido tengo que decir que jamás me han impuesto ningún criterio en la programación.

¿Y el miércoles?

Creo que fueron muy desafortunadas las declaraciones del concejal de Cultura, dando los titulares que dio. Me incorporé al mundo laboral antes quizá de que él naciera, he tenido que tomar decisiones que han podido afectar a terceras personas, pero hay algo que siempre he hecho, comportarme respetuosamente con todo el mundo. Hay sinónimos a la palabra que utilizó, «destitución», como podrían ser sustitución o relevo. Utilizó palabras muy duras hacia mi persona en la reunión como que era «un triste final a tu carrera», totalmente inadmisibles. Yo me limité a exponer mis argumentos para poder llevar a cabo su proyecto.

¿Hasta qué punto cree que ha afectado el hecho de que usted sea concejal del PP?

Desgraciadamente, creo que ha sido decisivo.

¿Usted quería seguir al frente del Teatro Principal?

Yo no he dimitido, he sido «destituida».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats