Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La abstracción de Perceval Graells llega a Nueva York

La alicantina de 32 años inaugura hoy una muestra con una docena de obras de gran formato

La abstracción de Perceval Graells llega a Nueva York

La abstracción de Perceval Graells llega a Nueva York

Siempre ha tenido entre sus referencias la escuela abstracta de Nueva York escuela abstracta de Nueva York y ahora se adentra en el corazón de Manhattan para mostrar allí su pintura por primera vez. La artista alicantina Perceval Graells (Elche, 1984) inaugura hoy en el Centro Español La Nacional de Nueva York la exposición Moments, una selección de obras nuevas creadas en los últimos meses en Alicante tras volver de una larga estancia en París.

La joven de 32 años presenta una docena de obras de su particula pintura abstracta en gran formato, sobre lienzo y en técnica mixta, todas ellas verticales «porque la idea surgió al hacer otro proyecto que iba a ser para colgar pintura en los balcones», explica la autora, que añade que por este motivo sus pinturas no se muestran sobre bastidor, «sino que se cuelgan como su fueran tapices japoneses».

Es su primera muestra en Nueva York y lo hace un año después de que en el mismo lugar expusiera Citizens el pintor alicantino Xavi García, «fui a ver su exposición -indica- y allí me propusieron que llevara mis obras», que permanecerán hasta el día 21, tiempo que considera suficiente al tratarse de un centro «en pleno Manhattan».

Perceval Graells ha preparado la exposición en Alicante, donde reside en la actualidad, pero el germen se encuentra en París, ciudad en la que vivió alrededor de año y medio, y en sus últimas semanas en la capital francesa reflexionó sobre esos moments, «esas cosas que nos suceden en la vida que nos llenan ese pequeño instante que estamos viviendo», explica.

«Son detalles que muchas veces pasamos por alto o no valoramos porque forman parte de nuestro día a día», apunta la artista sobre las sensaciones cotidianas que intenta atrapar en su pintura. «Muchas veces solo somos capaces de valorar esas pequeñas cosas cuando no las tenemos: el sonido del mar, la típica tormenta de verano del Mediterráneo, una tarde con los amigos de toda la vida, la ropa tendida en los balcones... Cosas que parecen insignificantes pero que crean el todo», agrega.

Perceval Graells, que disfruta viajando y viviendo fuera, reconoce que en París ha vivido «cosas increíbles, porque es una ciudad que ofrece mucho, pero también había otras que me faltaban, sobre todo la luz. No por ello digo que un lugar sea mejor que otro, simplemente que para mí hay cosas de mi día a día que no tienen precio».

Esa lejanía de la luz y el mar propios, probablemente, sea el origen de pinturas como Pintant el cel o Sota les plutjes d'estiu incluidas en la muestra, que también ofrece otras dos obras más pequeñas en papel.

La artista, que en junio expuso en la Galería Thema de Valencia, volverá a mostrar su trabajo en noviembre en la Fundación Frax de Alfaz del Pi.

Perceval Graells, de 32 años, es licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona y ha continuado su formación en Valencia, Milán y Berlín. Su pintura se decantó pronto por la abstracción, casi siempre en gran formato, porque quería ir más allá de la técnica y buscar algo más vinculado a las emociones y los sentimientos, a través del gesto y elmovimiento. Admiradora de Tàpies, Rothko o Kline, la artista prefiere pintar lo que siente por dentro antes que lo que ve a su alrededor.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats