Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfredo Gómez Gil

«Dentro de unos años surgirá una buena literatura sobre lo que pasa ahora»

Catedrático de Literatura en la Universidad de Hartford en Estados Unidos, ensayista, traductor y, sobre todo, poeta. Esta última devoción, la de la poesía, le trae hoy al ADDA, donde hablará con Luis del Val a las 20.15 horas, dentro del ciclo Tal cual del Gil-Albert.

El escritor alicantino Alfedo Gómez Gil.

El escritor alicantino Alfedo Gómez Gil. información

Alicantino de nacimiento, pero ciudadano del mundo, Alfredo Gómez Gil (Alicante, 1936) poeta y ensayista presume de pertenecer al grupo de Amigos de la Capa y Amigos de la Boina, y también de dirigir una tertulia poética en el Casino de Madrid. Ha vivido en varios países, pero mira a Alicante con respeto y devoción.

Viene a su Alicante natal y con Luis del Val.

Supone una gran alegría. La mayor parte de mi vida la he pasado en mi cátedra de EE UU y luego en Madrid. Pero Alicante para mí tiene un significado tremendo. Y más hacerlo con mi querido amigo Luis.

¿Y de que van a hablar dos escritores amigos?

Es un recorrido por mi obra desde mis inicios hasta mi último libro, Nervio. Luis es un excelente entrevistador. Hablaremos cómo se ha desarrollado porque no es lo mismo escribir allí que aquí.

¿Por qué ?

La motivación es diferente. No es lo mismo la problemática de allí que la de aquí. Yo viví en EE UU la Guerra de Vietnam. Siendo español y recién llegado, sufría tanto como cualquiera que estaba en contra de la guerra. La poesía que yo publiqué en esa situación no tiene nada que ver con lo que ocurría entonces en España.

Catedrático de Literatura, reconocido en círculos hispanistas de EE UU, Gran Bretaña, China o Japón. ¿Tiene la espinita de que su obra donde menos se conoce es en Alicante?

Pues sí, la verdad. No soy populista, de hacer público, la poesía a fin de cuentas no es una cosa que se escriba para que lo vean los demás. Pero es que yo no he vivido prácticamente en Alicante. Hace años nos reuníamos en mi apartamento de la playa de San Juan con Vicente Ramos, Vicente Mojica... y hasta Antonio Machín, que vino varias veces. Entonces había ilusión, había ambiente para crear pero no para divulgar. De todas formas fui jurado en las Hogueras hasta que llegó Díaz Alperi y dejaron de contar conmigo. También soy socio de honor del Club de Regatas y del Casino de Alicante.

El año pasado se presentó Tres poetas alicantinos: Miguel Hernández, Vicente Mojica y usted. ¿Qué le parece que el legado del oriolano se haya dejado marchar de Elche y esté en Jaén?

Tengo que ver las dos partes. La de Lucía Izquierdo y la del Ayuntamiento de Elche. Pero no por ganar un partido se debe cargar lo que ha hecho el otro. Había una imagen de a Pasionaria y fuera, Miguel Hernández y fuera... es una barbaridad. Creo que se ha metido un poco la patita. En mi opinión debería haberse quedado aquí porque al final da dinero, si es que vamos por la parte práctica. Ahora hay 67 inicios de tesis doctorales sobre él en el mundo. No conozco un autor que tenga tantas. Esta gente tendría que venir a Elche y a Orihuela a trabajar. Decir que le acoge la tierra de su mujer porque la suya no le ha querido a la larga será muy negativo.

¿Qué papel juega la literatura en un momento tan complicado?

Ahora se lee mucho en España, pero la novela de 500 páginas, y hay un momento en que el lector se cansa. Dentro de cinco o seis años surgirá una literatura de calidad sobre lo que pasa ahora. Los novelistas yo creo que han bajado de calidad, por despiste, por desconcierto. No se pueden concentrar en un tema en el que la actualidad no le haya afectado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats