Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paraíso de Juan Vidal

El diseñador eldense presenta en la Mercedes Benz-Fashion Week de Madrid (MBFW) su nueva colección, «Lula Rock-A-Hula», en la que imagina un Hawai idílico con estampados y notas de color

«Lula Rock-A-Hula» es una celebración de la vida que Raquel Sánchez Silva no se quiso perder, vestida ad-hoc con unos fantásticos pantalones icónicos del ya consagrado y magnífico Juan Vidal.

Evadirse, frenar el ritmo para volver a conectar, respirar, imaginar, soñar, deseos... la vida se transmuta y se organiza al ritmo de unas prendas que revolucionaron la jornada de ayer en un Mercedes Benz-Fashion Week de Madrid Mercedes Benz-Fashion Week de Madrid(MBFW) deseoso de color.

«Lula Rock-A-Hula» vive de los 50 y los 60 para construir el siglo XXI en un Hawai que inspira una colección muy original. Toñi Pastor, la directora creativa y a la vez alma máter de la firma de zapatos Cuplé, se sentía muy orgullosa de haber podido asistir a una edición más donde sus zapatos han brillado con ritmo propio para el diseñador de Elda, que ya es un gran imprescindible en la moda española por valor propio.

Es un verdadero privilegio disfrutar de esa mirada aniñada de Juan que con el entrecejo perfeccionista y unas manos que todo lo pueden, es capaz de hacernos soñar en cada edición. Esta vez, además, de la mano de Samsung Gear 360 y el smartphone Galaxy Note 8 en una colaboración con la firma que ha incluido la fotografía desde todos los puntos de vista de cada falda, chaqueta, explosión de tejido, texturas y colores. Sargas técnicas casi líquidas y acuosas con reflejos y brillos marinos, estampados casi en 3D, corales y rojos, rafias, organzas de seda, tonos rosas y blancos, y la psicodelia de la mano con hojas de palmera o flores de hibisco.

Trópico absoluto que nos ha despertado con una ola de alegría, sensaciones y torrente de vida, como decía, el «front row» con diseñadores, amigos especialísimos de la casa, clientas que vienen de todo el mundo? se dejaron embargar por ese viaje a las playas de los paraísos como Polinesia, para luego terminar en un pacífico blanco que todo lo puede.

Juan Vidal salió a saludar como es él, sonriente, y recibió los mejores aplausos que se podía esperar de un domingo de otoño donde su oda al Rock, a Honolulu, a Hawai o a Mali, y a unas playas que, ahora mismo, se echan especialmente de menos con el frío que ya asoma por Madrid. Ahora al gran talento que descubrió el famoso premio mundial de Vogue y que luego se consagró con el codiciado premio Telva en 2015, lo que realmente le distingue es un empeño muy interesante por seguir construyendo una empresa sólida de moda que ya iniciaron su padre y su familia, y al frente del cual destaca una mujer imprescindible, su madre. Ella como siempre, junto a Elena, son los elementos sobre los que descansa un talento que desde Alicante, seguramente, conquistará el mundo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats