Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Daniel G. Andújar se reencuentra con su mundo

El artista alicantino inaugura el viernes en el Centre del Carme de València la revisión más exhaustiva de su trayectoria

Uno de los proyectos de Daniel G. Andújar, que se podrá ver en el Centre del Carme de València.

Uno de los proyectos de Daniel G. Andújar, que se podrá ver en el Centre del Carme de València. información

Es una de las revisiones más exhaustivas de su trabajo realizadas hasta el momento. Tanto es así que Daniel G. Andújar (Almoradí, 1966) se ha reencontrado con algunos de sus primeros proyectos, «que hacía tiempo que no veía», pero que son el germen de lo que es ahora. Esas propuestas de sus comienzos, como Soy gitano, de finales de los 80, y las más recientes, creadas específicamente para el espacio en el que se van a exhibir, se podrán ver a partir del próximo viernes en la exposición Sistema Operativo. Colecciones, con la que el artista alicantino toma literalmente el Centre del Carme de València.

«Ahora, cuando veo unos proyectos frente a otros me doy cuenta de cómo hay un paralelismo, incluso en las series, de ahí el título de la exposición», afirma Andújar embarcado ya en el montaje de la muestra junto al comisario, Valentín Roma, director de La Virreina Centre de la Imatge de Barcelona, entidad organizadora de la exposición, junto al Consorcio de Museos y el Reina Sofía de Madrid.

Fue en este museo nacional donde comenzó este proyecto. Allí expuso en 2015, donde mostró una retrospectiva de su trayectoria. «En realidad, ahora sigue el proyecto donde lo dejamos en el Reina Sofía; José Luis (Pérez Pont, director del Consorcio de Museos) se ofreció para continuarlo pero tampoco hemos querido hacer lo mismo», afirma. «Valentín Roma sigue esa línea, pero profundizando en los inicios de mi trabajo».

Manuel Borja-Villel (director del Reina Sofía) partió de mitad de los 90, cuando Andújar empezó con los proyectos relacionados con internet y las nuevas tecnologías, con proyectos como Technologies to the people, mientras el comisario de la muestra actual «parte de trabajos previos a la llegada de la sociedad de la información».

Sistema Operativo. Colecciones incluye medio centenar de proyectos que han marcado la trayectoria del que está considerado como uno de los artistas más internacionales de su generación y un referente del arte político, que reta al poder empleando sus misma estrategias de control.

En esta muestra se intenta vincular «proyectos emblemáticos que han ido jalonando su trayectoria», apunta Roma, recorriendo desde el citado Technologies to the people o El Capital, hasta su propuesta Los desastres de la guerra. Caballo de Troya en Documenta 14, en Atenas y Kassel el pasado año, que también se verá en la exposición. «Hemos revisitado los proyectos estructurales que ha realizado en estas décadas de trabajo y hemos trazado una especie de genealogía partiendo de obras que antes nunca se habían expuesto, pero que ya anuncian las preocupaciones y temas que luego ha ido desarrollando».

Para Valentín Roma, «hacer una retrospectiva sirve de alguna manera para fijar los temas en los que trabaja un artista, pero también para entender el calado cronológico e histórico de esos temas, para descubrir cómo empezaron y cómo se han ido transformando».

El proyecto, destaca, «tiene que ver también con el espacio específico del Centre del Carme porque recrea en su arquitectura esas amplias galerías de los grandes museos, además del claustro, y hay una parte de la exposición que dialoga con eso».

Tres intervenciones

Tres son las intervenciones pensadas «específicamente» para este proyecto y para este espacio. Una de ellas, la más espectacular, recrea una gran galería de un museo histórico, como El Prado, en la que sigue con el tema del canon y la copia. Allí, Daniel G. Andújar ha reproducido una serie de obras emblemáticas del la historia del arte a tamaño real. «Son reproducciones digitales con las dimensiones originales de obras de los grandes, como Caravaggio o Velázquez», destaca Roma.

Esta será la propuesta central porque se va a ver casi un museo completo, pero de copias. «Hay una especie de contradicción o quizá una lógica porque precisamente esa notoriedad como pieza única es lo que hace que rápidamente aparezca su copia en el mundo digital». Además, en las diferentes capillas se va a ver esa genealogía en sus temas.

La segunda intervención se ubica en el Claustro del Carme, con una pieza histórica del artista, en la que recopilaba eslóganes de compañías corporativas. «A principios de los 90 la publicidad tecnológica era muy interpelativa con el espectador y aquí recuperamos este trabajo que se hizo en diferentes lugares del mundo».

El tercer eje toma el espacio público, la calle, a través de un autobús que se ha utilizado como superficie para traspasar su proyecto Democraticemos la democracia, como un elemento en movimiento, igual que en 2011 hizo con la pancarta de una avioneta que sobrevoló la costa. «Con estas tres intervenciones, se comunica el exterior y el interior, desde la calle hasta la sala, y al revés, desde la sala hasta la calle».

Primero fue el Reina Sofía, ahora el Centre del Carme y en marzo próximo La Virreina Centre de la Imatge de Barcelona. «Son tres exposiciones que tienen sus puntos en común aunque son distintas». Según el comisario de la muestra, «en el Reina Sofía era una antológica más clásica, con grandes piezas de Daniel y una intervención específica para ese espacio relacionada con Picasso y el Guernica; ahora en València hay un ejercicio con las tres intervenciones para este espacio que comunican lo interior y lo exterior, con una mayor ordenación de los temas y con una genealogía en la que aparecen piezas inéditas, y en Barcelona romperemos las escalas y haremos casi una exposición de las fuentes en las que ha estado trabajando Daniel, en la mayoría de piezas no expuestas de sus inicios. En realidad las tres exposiciones son una secuencia, se complementan, son como un tríptico expositivo».

Para el director del Consorcio de Museos, José Luis Pérez Pont, Daniel G. Andújar «es uno de los artistas alicantinos con mayor proyección internacional, muestra que coincide con el cierre de la dedicada a Olga Diego, otra reconocida artista alicantina».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats