Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En lo más alto del Salón del Cómic de Barcelona

Saxífono, la publicación independiente de los alicantinos Amelia Navarro y Josep Rural, logra el Premio de Mejor Fanzine en uno de los certámenes más prestigiosos de Europa

El fanzine, nacido en Alicante, ha sido premiado en el Salón de Barcelona.

El fanzine, nacido en Alicante, ha sido premiado en el Salón de Barcelona. información

Desde la humildad que requiere el trabajo de una publicación independiente, autogestionada y financiada con escasos 300 ejemplares nacida en Alicante, a tocar el cielo en uno de los certámenes más prestigiosos de Europa en el Salón del Cómic de Barcelona.

Esto mismo es lo que ha ocurrido con Saxífono, fundada por los alicantinos Amelia Navarro y Josep Rural, después de hacerse este pasado fin de semana con el premio al Mejor Fanzine del Salón del Cómic de Barcelona, uno de los escaparates más mediáticos y conocidos del sector. Es más, lo han hecho sin padrinos ni cobertura económica e, incluso, cubriendo el presupuesto de sus propios bolsillos llevados por su amor al arte.

«El jurado ha valorado el buen trabajo. Veníamos sin apoyos de nadie, por lo que se ha demostrado que aquí no hay amiguismos ni gana la misma gente», indica Josep Rural, fundador de Saxífono, quien cree que la clave para el premio ha sido confeccionar una publicación con una gran «variedad de estilos» que ha ido captando talentos de Bélgica, Francia o incluso Argentina, entre otros.

Las repercusiones que tiene un premio como este se hicieron visibles nada más comunicarse el galardón. De hecho, todos los ejemplares de su último número se agotaron en el Salón, lo que ejemplifica perfectamente la visibilidad que supone alzarse con el Mejor Fanzine, que seguro contribuirá en la próxima distribución de la publicación independiente alicantina.

«La verdad es que estamos muy contentos y no lo esperábamos para nada. Es que tampoco esperábamos ni la nominación porque somos un fanzine que no tiene una gran distribución, puesto que solemos llegar solo por València y Alicante. Ha sido una sorpresa tremenda y estamos muy emocionados», señala Amelia Navarro, también fundadora de Saxífono y dibujante.

«Más que una temática, nosotros tenemos un estilo 'underground', destacando el humor negro con historias cotidianas», comenta Navarro, quien agrega que suelen editarse unas 300 copias que «no lo hacemos por beneficio, solo lo mínimo para cubrir gastos, porque nunca ha sido un proyecto que busque rendimiento económico, sino que es más bien una excusa para participar, para hacer algo nuestro y experimentar con el medio».

Saxífono nace por una casualidad. Es decir, Amelia Navarro es disléxica y, un día, camino de un concierto junto a Josep Rural, quería decir la palabra «saxofón» cuando sonó «saxífono». Así pues, de una anécdota, parte esta publicación cuidada y mimada al detalle, ahora reconocida por el Salón del Cómic de Barcelona, que reúne a expertos de todo el mundo en el mercado editorial de la novela gráfica.

«Empezamos hace algunos años en Alicante y ahora vamos por el número 4», señala Amelia Navarro sobre Saxífono, que «para nosotros, los que nos dedicamos al cómic y a la ilustración, es como un trabajo extra, y lo hacemos por el puro placer de poder reunir a la gente que nos gusta, gente que muchas veces conocemos por trabajo y, a partir de ahí, son amigos».

Este premio del Salón cobra todavía más valor si uno piensa en el difícil contexto de ventas en el que se mueve el cómic. «En realidad, el cómic siempre ha estado igual porque tiene un nicho de fieles lectores. No es que se gane o pierda lectores, simplemente se evoluciona y se cambia en gustos. Son lectores mucho más fieles que los de la literatura o prensa. Yo siempre he comparado el cómic con la poesía, somos lectores fieles que compramos y siempre estamos ahí. Entonces, si me preguntas por la situación del cómic actual, te puedo decir que en cuanto a calidad es excelente, de primerísimo nivel, lo que por otro lado es una lástima cuando, como en la ciencia, ves que se forman aquí pero se van a producir fuera, que es lo que está ocurriendo», reflexiona Josep Rural.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats