Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un gigantesco «pulmón verde»

El jardín vertical más grande de España, compuesto por 15.000 plantas y capaz de absorber 235 toneladas de gases nocivos, es obra del alicantino Ignacio Solano en Madrid

Un gigantesco «pulmón verde»

Un gigantesco «pulmón verde»

El jardín vertical más grande de España está en Madrid (concretamente en el restaurante Bálamo, de Alcorcón) pero se controla desde Alicante. Se trata, en resumidas cuentas, de un gigantesco «pulmón verde» compuesto por más de 15.000 plantas capaces de absorber 235 toneladas de gases nocivos y, a su vez, fabricar el oxígeno de 355 personas al año en sus 325 metros cuadrados. Y su autor, intelectual y material, es el alicantino Ignacio Solano en una obra fruto de varios años de investigación que le han permitido conocer al milímetro qué plantas son capaces de sobrevivir a alta y baja altura, y qué vegetales resisten mejor y peor en convivencia de unos y otros.

«El programador de riego está conectado a un sistema wifi y, desde ahí, nosotros lo controlamos todo y sabemos qué está pasando. Además, podemos incluso modificar los nutrientes de la planta con el nitrógeno que mueve su crecimiento, el fósforo que toca los tallos, la estructura, y el potasio que fomenta la floración. Entonces, según los canales químicos, puedes fortalecer su estructura o bien potenciar la floración. Por ello, en cuestión de qué canal toquemos, hacemos que la planta se desarrolle», comenta Solano, de Paisajismo Urbano.

Además, según indica Solano, este «pulmón verde» cuenta con otros atractivos como la variedad botánica de la que está compuesta, con especies muy particulares, rarezas difíciles de encontrar. «Es un muro vegetal vivo, una preciosidad estética con una diversidad de plantas no fácil de ver en cualquier lado», avisa.

El jardín vertical de Madrid no solo es el más grande de España, sino también, según asegura Solano, es el de mayores proporciones en Europa instalado en un interior. «No hay ninguno así», comenta Solano, biólogo de formación, investigador y principal responsable de esta tecnología que permite mitigar las consecuencias del cambio climático.

«Toda esta tecnología es viable pero depende siempre de quién te la haga. Son cosas muy especializadas porque no es arquitectura ni jardinería, es arte. Es un oficio muy específico que requiere mucho trabajo como conocer las especies, las selecciones, sus funciones... son pruebas y errores en 12 años de trayectoria porque, por ejemplo, no todas las plantas soportan la misma verticalidad», afirma.

Además de este reciente proyecto en Alcorcón, Ignacio Solano también ha trabajado otro jardín vertical en la emblemática calle Montera de la capital madrileña. Una empresa privada que apuesta por el medio ambiente y que ha confiado en el equipo que lidera el alicantino Ignacio Solano para su montaje.

«¿Lo más difícil? Siempre la negociación que en ocasiones se alarga hasta un año... La verdad es que ahora ha surgido como una moda y también aparecen empresas por todas partes que creen poder trabajar en esto y se produce entonces una especie de batalla de precio que solo va contra la calidad del proyecto y del trabajo», asegura Ignacio Solano, que ha recorrido medio mundo con sus investigaciones siendo también el autor del jardín vertical más grande del mundo, en Colombia, con 115.000 especies vegetales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats