30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festival de Cine de San Sebastián

Ricardo Darín versus Chino Darín: "Los dos somos giles"

Padre e hijo actúan juntos por vez primera en 'La odisea de los giles', una fábula sobre el corralito presentada en el Festival de Cine de San Sebastián y que triunfa en Argentina

Ricardo Darín y su hijo, Chino Darín, en un fotograma de 'La odisea de los giles'.

Ricardo Darín y su hijo, Chino Darín, en un fotograma de 'La odisea de los giles'.

'La odisea de los giles' ha batido al mismísimo Tarantino en la taquilla argentina. La película, dirigida por Sebastián Borensztein ('Un cuento chino', 'Capitán Kóblic' o 'La suerte está echada') pone sobre la mesa la difícil situación que atravesó al país en 2001, fecha en la que el famoso corralito acabó con la salud, la esperanza y los proyectos de sus ciudadanos, que vieron atónitos, cómo, de la noche a la mañana, sus ahorros se esfumaban.

El filme, que participa fuera de concurso en la sección oficial del Festival de Cine de San Sebastián, es una adaptación de una obra de Eduardo Sacheri titulada 'La noche de la Usina'. Cuenta la historia de un peculiar grupo de vecinos de Alsina, un pequeño pueblo de agricultores, deposita en el banco todo el dinero que han reunido para comprar una fábrica abandonada y montar una cooperativa con la que intentar prosperar sin saber la que se les venía encima. Al averiguar que sus dólares han caído en manos de un banquero sin escrúpulos idean un plan para recuperarlos.

Ricardo Darín (Buenos Aires, 1957) da vida a un exjugador de fútbol que tiene el poder de unir a este grupo de 'giles', convirtiéndose en líder de una aventura al más estilo del justiciero Robin Hood, inspirándose en el atraco perpetrado por Cary Grunt en la mítica película de 'Atrapa a un ladrón'. Una vez más, Darín vuelve a demostrar su maestría en la interpretación, pasión heredada por su hijo, Chino Darín (1989), tal y como demuestra en esta película, la primera en la que trabajan juntos, no sólo como parte del elenco sino también como productores.

La película está basada en el libro de Eduardo Sacheri.Warner Bros

-Trabajan juntos por primera vez, ¿cómo ha sido la experiencia?

-Ricardo Darín: Sí. Nos hemos ayudado y hemos aprendido mucho. Yo observaba todo el tiempo a mi hijo y él también me decía cosas a mí.

-¿Qué han aprendido el uno del otro?

-Ricardo Darín: Chino tiene una procesadora de datos mucho más avanzada que la mía, adaptada al 'tsunami' de información de los últimos tiempos. Ha nacido en esta era.

-'La odisea de los giles' esboza la situación de desesperación que sintieron los ciudadanos argentinos durante el corralito.

-Sí, porque cuando se habla del corralito en 2001, parece que sólo se trata de cuestiones monetarias, pero hay mucho más que perder cosas materiales. Más allá de la autoestima, del amor propio y la dignidad, que también fueron pisoteados, hay gente que perdió la vida en el corralito, por un ataque al corazón, ancianos que vieron desaparecer todos sus ahorros y sintieron tanta amargura que murieron o exilios que destruyeron familias.

-Estos días vuelve a sentirse el temor de que en cualquier momento pudiera volver a ocurrir, ¿cómo se vive con esta preocupación constante?

-Los argentinos tenemos una gran gimnasia en esto de sobrevivir a las crisis... ¡Quién sabe si no será ésa nuestra característica principal, renacer todo el tiempo! Y el corralito está grabado en nuestro ADN.

Alsina es el pueblo donde se desarrolla esta ficción.

-El dinero puede ser devuelto, pero... ¿y todo lo demás?

-La película es un cuentito, una fábula que puede ayudar a sentir cierta reparación emocional, pues su mensaje es da esperanzas de que ganen alguna vez los que siempre pierden. Porque los ciudadanos del mundo siempre estamos soportando embestidas. Y uno acumula y acumula. Por eso estas historias inflaman nuestro espíritu, porque es lo que sentimos todos. Y todos queremos que nos cuenten un cuento bien contado.

-Ahora se cuentan muchas historias que no son verdad. ¿Dónde queda el valor del cine para contrarrestar las 'fake news'?

-Luchamos contra la inmediatez. Antes los datos se maduraban y cotejaban, ahora se multiplican de manera astronómica en las redes y no hay manera de frenarlo. Tú ahora dices que alguien es pederasta y ese tipo se va a pasar su vida tratando de limpiar eso. Aquello de 'miente, miente, que algo queda' hoy es más verdad que nunca. Imagino que el periodismo está atravesando una etapa muy difícil. El negocio más grande de nuestro tiempo es la información.

-Chino Darín: Quien tiene el dato tiene el poder, como dicen en la película.

-¿Todavía quedan 'giles' en Argentina?

-Ricardo Darín: Él, tú o yo somos giles, todos somos giles, no sólo en Argentina, sino en todo el mundo. ¿Vos cumplís las normas todos los días, no? ¿Pagas tus impuestos, el peaje de la autopista...? ¿Por qué? En Noruega quizás estén contentos de pagar impuestos, pero lo que pasa es que allí un maestro gana más que un diputado. Yo también los pagaría feliz allí, pero en Argentina nos enteramos de que un senador tiene treinta y tantos asesores y en dos años ¡no presentó ni un proyecto! ¡Estamos alimentando a un ejército de incapaces! La Argentina de la película es la misma que la de hoy.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats