Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La andanada

América, Manzanares y otros imposibles

El foco está clarísimo: saber si de verdad está recuperado de la lesión que le ha apartado desde julio de la temporada más importante de su vida

Con la llegada de la festividad de Todos los Santos la atención taurina gira su mirada hacia el continente americano. México (y también el resto de países) ya comienza a resonar en los medios con sus ferias y la temporada de la Monumental de la capital azteca, tan venida a menos en la última década por programaciones en franca devaluación, pretende relanzar su vuelo como centro neurálgico de la temporada transatlántica. A quien no podrán ver, al menos en los primeros compromisos ya anunciados por la América taurina, será a Manzanares. A comienzos de semana volvía a ser intervenido de su maltrecha espalda. El parte médico del doctor Trujillo duele de solo leerlo. Las vértebras L4, L5 y S1 se están convirtiendo en un calvario para el torero alicantino, reavivado durante su última actuación en la Feria de San Miguel de Sevilla, donde un nuevo traumatismo en la zona ha causado discopatías lumbares y ha vuelto a provocar una hernia de la que ya fue intervenido tiempo atrás, y deja un mensaje con demasiadas interrogaciones cuando se lee «precisa tratamiento rehabilitador prolongado y durante meses». Ojalá, a pesar de tantos dolores y sinsabores, se haya encontrado el camino definitivo de la resolución de los problemas físicos del torero. Como bálsamo le habrá servido quizá saberse ganador del Estoque de Plata de la feria de Málaga, prestigioso galardón cuyo fallo ha sido conocido también esta semana.

La atención allende los mares, sin embargo, está centrada en la reaparición de Roca Rey, que volverá a pisar los ruedos este mismo domingo en su Lima natal, dentro de la Feria del Señor de los Milagros. El foco está clarísimo: saber si de verdad está recuperado de la lesión que le ha apartado desde julio de la temporada más importante de su vida.

Por las latitudes de la piel de toro, ya lo saben, seguimos en esa campaña electoral de nunca acabar. Y volvemos a escuchar tropelías acerca de la tauromaquia que hacen que a uno se le abran las carnes. La última, en boca de Teresa Rodríguez, cabeza visible de Unidas Podemos en Andalucía, quien, a raíz de los últimos presupuestos de aquella comunidad en los que se recogen algunas partidas para el fomento de la tauromaquia, no ha tenido reparos en soltar la más gorda, afirmando que la tauromaquia es franquismo. Con estas referencias, la representante del partido de Pablo Iglesias no hace más que evidenciar dos realidades: que no acaban de quitarse al dictador de la cabeza, y que no tiene ni repajolera idea de la historia. Porque, señora Rodríguez, la tauromaquia hunde sus raíces en la esencia misma del hombre mediterráneo, y hay constancia de ritos como el actual desde la Edad Media en nuestro país. Y Franco precisamente nunca se mostró especialmente aficionado a este mundo, pues se dejó ver pocas veces en el palco, y a modo de representación institucional. A buen seguro que entendió que la fiesta taurina era precisamente una válvula de escape de libertad y democracia para los españoles, la que precisamente por él acababa cuando salían de la plaza, donde ejercía su yugo dictatorial. Una lástima que algunos no quieran enterarse y echen heces para ensuciar.

En el ámbito más local, para acabar, la tertulia Amigos de Nimes ha preparado para las próximas semanas una interesante programación de actividades. Entre lo más sugerente, el mano a mano anunciado para el 14 de noviembre entre Luis Francisco Esplá y Víctor Mendes en el salón de actos de la Agencia de Desarrollo Local, junto al ayuntamiento. Estará moderado por el periodista Salva Ferrer. Para el día 21 anuncian una conferencia de Justo Polo, quien ha ejercido de presidente en Las Ventas durante muchas temporadas, y que hablará sobre el rigor en las labores del palco. Finalmente, el sábado 23 tendrá lugar la tradicional Gala en la que se hará entrega de los galardones de este año, que han recaído en la Asociación Cultural Taurina El Moralet, el Canal Toros de televisión, la Banda Sinfónica Municipal y el matador de toros Antonio Pérez « El Renco», en el vigésimo aniversario de su alternativa. Los aficionados, como siempre, dando ejemplo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats