Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El rock poético de Mariano Sánchez

El autor reivindica la música que le hace vibrar en Para los que brillan con el beso eléctrico, que presenta en Pynchon&Co

El rock poético de Mariano Sánchez

El rock poético de Mariano Sánchez

El autor ya lo advierte: «Quienes esperen poemas intimistas se van a desilusionar porque voy con poesía dura y con la guitarra eléctrica». Mariano Sánchez Soler (Alicante, 1954) presenta mañana a las 19.30 horas en la librería Pynchon&Co su nuevo poemario, Para los que brillan con el beso eléctrico, un homenaje a la música que le ha hecho «vibrar» durante décadas y a quienes le han puesto los pelos de punta con historias contadas guitarra en mano. «Mientras la mayoría de mis compañeros eran seguidores de autores de la generación del 50, yo estaba con Bob Dylan y con el rock and roll ... ese tipo de cosas», confiesa en el prólogo escrito por Esther Abellán este escritor, cuya obra navega por igual entre ensayos sobre Franco, la novela negra, la crónica periodística o, como ahora, la poesía.

La suya, reclama, es una poesía social, que dejó aparcada en sus obras anteriores Desprendimiento y Lágrimas de sombra, y a la que ahora regresa en Para los que brillan con el beso eléctrico (ECU). «Mi temática siempre ha sido esta, la poesía social, y quería retomar ese discurso urbano de asfalto y generacional, para hablar del mundo e intentar agitarlo, que cuando los demás lo lean, sientan cosas y vean que no ando preocupado por mi alma sino por la vida», explica, tras señalar que también «quería volver a mis referentes musicales», desde Robe (Iniesta) hasta su admirado Dylan, «e intentar trasladar el mensaje poético que nos han dado estos rockeros y cantautores de los que he bebido, porque creo que hay canciones que son verdaderas piezas literarias y a ellos reivindico en este homenaje».

Las citas a Ray Davis, Van Morrison, Roger Waters o Jim Morrison se entremezclan con imágenes de Robert Fripp, Lou Reed, Mick Jagger y Keith Richard, Steve Windwood o Pau Riba, en fotografías originales de Antonio Tiedra, que acompañan a versos con encabezamientos como Blues con rabia, Canción suburbana, Tren nocturno o Rock and roll.

Mariano Sánchez Soler afirma que siempre ha sido un rockero, «pero rockero intelectual, ¿eh? -apostilla entre risas- siempre buscando el fondo del asunto». En la presentación de mañana no faltará ni la imagen ni la música, aquella que conforma la banda sonora de su vida.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats