Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El virus en la piel

Al menos un centenar de sanitarios de la provincia se tatúan diseños relacionados con la pandemia

El virus en la piel

El virus en la piel

Al igual que los marinos y soldados registran sus hazañas con tinta indeleble en el cuerpo, muchos sanitarios han querido grabarse una marca en la piel de lo que están viviendo durante la pandemia de la covid-19. Más de 90 profesionales del sector han respondido a la campaña-homenaje de un estudio de tatuajes de Benidorm y se han grabado una alegoría, una tirita con un corazón, gratis o a precio reducido. "El homenaje era para celadores, médicos, conductores de ambulancia, enfermeros y personal de residencias. Sólo tenían que traer su acreditación y les regalábamos el tatuaje", explica Doreig Fina, copropietaria del estudio Mena Ink de la ciudad turística. Cuando hicieron el tatuaje número 60, a mediados de mayo, decidieron seguir con la campaña pero "a precio de coste, 15 euros en lugar de 40 que vale un dibujo como este", sostiene.

Zahara Cavero, enfermera madrileña de 23 años y empleada en una residencia de ancianos de la ciudad, es una de ellos. Responde tajantemente cuando se le pregunta si entendería que alguien que no fuese de su gremio llevara la marca: "No". "Esto es para recordar lo fuertes que hemos sido, la valentía que hemos tenido para ir a trabajar, los días eternos€ No entendería que alguien que no lo haya vivido lo llevase", explica la joven, en un receso. Lo luce en la muñeca, como muchos compañeros. "Ha venido gente de todas las edades, pero el perfil eran sobre todo enfermeras. Los quieren en la parte superior del cuerpo, que se vea", comenta Fina. Algunas se han tatuado por primera vez con este motivo.

La iniciativa parte de un estudio de València, el mismo que ha realizado a un joven de 25 años un tatuaje con la cara de Fernando Simón. "Ellos hicieron el diseño y propusieron a los demás que siguiéramos la campaña. Ha tenido mucho eco en el norte y en la costa, pero de la provincia sólo nos hemos sumado nosotros", explica la responsable del estudio benidormí.

Diseño que preparan para un cliente en un estudio de Torrevieja

"Han venido tres o cuatro personas pidiendo diseños del covid en las últimas dos semanas", sostiene Antonio Muñoz, tatuador de Antattoo de Torrevieja. El estudio tiene cita con tres de ellos para plasmar la alegoría que tienen en mente. "Un chico que trabaja en un hospital quiere hacerse una rosa, una mascarilla y el virus con una inicial y símbolos médicos", explica el artista, "y a otras dos personas que quieren hacerse el virus y unas montañas, simbolizando la curva, y una pulsera de hospital con el nombre de la enfermedad", aclara el tatuador.

La experiencia de estos estudios es, sin embargo, una anomalía. La gran mayoría de los tatuadores alicantinos que han abierto sus puertas están trabajando a buen ritmo, respondiendo a la lista de espera que tenían antes del estado de alarma, pero no han detectado inquietud alguna por grabarse alegorías de la pandemia. Los responsables de varias tiendas coinciden en que no es recomendable tatuarse cosas que vayan a pasar de moda o dibujos que referencien experiencias negativas. Parece que los sanitarios se inclinan por verlo como una experiencia trascendental en sus vidas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats