Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guillermo Bárcenas: «Mi labor es cantar, no ser el profesor de la gente que va al concierto»

El hijo del extesorero del PP y líder del grupo Taburete se defiende tras su polémico grito «ni una puta mascarilla» en el Starlite de Marbella

Guillermo Bárcenas, cantante de Taburete.

Guillermo Bárcenas, cantante de Taburete. INFORMACIÓN

P El 22 de agosto Taburete actúa en Mallorca. ¿Qué ofrecerán al público?

R Habrá mucha diversión porque al final nosotros no sabemos entender los conciertos sin eso, pero es verdad que, después del último, la gente tiene que estar más tranquila con un concierto, no tanto dejarse el alma como en otros, sino más de disfrutar, de escuchar.

P Tras el revuelo que se montó en su concierto en Marbella, donde se ve al público en un vídeo sin respetar las medidas de seguridad y a usted se le oye decir «ni una puta mascarilla», ¿no cree que con unas disculpas no hubiera habido tanta polémica?

R Cuando sale por la mañana y vemos el revuelo que se ha montado pienso: ¿Qué culpa tenemos nosotros? No voy a parar el concierto, lo tendrá que parar el promotor, que es el que nos contrata, o la policía, si cree que se están haciendo las cosas mal, pero no es mi labor. Mi labor es la de cantar, no ser el profesor de la gente que va al concierto. Es verdad que cuando digo «ni una puta mascarilla» pues, evidentemente, aunque yo sé la intención de lo que quería decir, queda mal y por eso hago un vídeo explicándolo. También se le ha dado mucha más bola por el hecho de ser nosotros.

P ¿Piensa que les buscan las cosquillas de alguna forma?

R Han aprovechado esto para formar este revuelo espectacular que, evidentemente, no te gusta que se hable de ti por algo así. Como te digo, nuestra labor es la de cantar, no es la de ser el profesor de la clase. He visto otros grupos, y no voy a decir nombres, en conciertos que se han desarrollado con unas medidas de seguridad infinitamente peores, pero como no somos nosotros no les ha caído ni la mitad. Está completamente politizado. Y a nosotros nos cae por lo que nos cae. ¿Que pudimos hacer las cosas mejor? Por supuesto. Y en el concierto de Mallorca avisaremos que todo el mundo se comporte respetando las medidas.

P Cuando Taburete ha estado en la polémica, ¿puede que al final sea un beneficio para marcar agenda mediática?

R Te prometo que nosotros no lo buscamos. Es que está la música en un momento que parecen todos curas, o algo, porque es que somos muy tranquilos pero parecemos los Sex Pistols. Es verdad que tenemos un imán para que cada cierto tiempo salga una polémica. En el tema, por ejemplo, de Masterchef, sentí que las cosas no se habían hecho bien e hice un comunicado y se creó la que se creó. Nacimos con la polémica. Somos un grupo con muchos fans, pero quizá también el grupo con más haters de España. Hay muchos grupos que pueden no gustarte por lo musical, pero a nosotros se nos odia por otra cosa. Esta situación en España no existe con ningún otro grupo. A nosotros nos encantaría que no se viese esto como nada político porque la música no se puede relacionar con la política.

P Se podrá hablar de política en las canciones, ¿no?

R A mí no me apetece. Además, dentro de Taburete somos ocho y hay bastante diversidad de opiniones. A ver, en este nuevo disco puede haber algún mensaje, pero son muy camuflados. No vamos a hacer una letra clara sobre política, pero sí que hay alguna canción en el nuevo disco en el que puede haber algún dardo por ahí, pero está todo muy camuflado y hablando metafóricamente.

P En su cuarto álbum, Madame Ayahuasca, aseguraron que experimentaron con la ayahuasca, una bebida alucinógena. ¿Cómo fue?

R Fue espectacular, aunque no lo hemos vuelto a hacer. Tengo un amigo que es chamán y que había participado un montón en estos rituales y quedamos con él los ocho de la banda. Es una experiencia diferente a todo lo demás y muy profunda, muy hacia dentro de ti. Es como ver tu propia película de manera muy sensible y personal. No es tanto de alucinar y ver cosas, sino que es un viaje al interior de uno mismo. Y nos gustó tanto que dijimos, pues Madame Ayahuasca se dirá el disco.

P Podría intuir que usted está a favor de legalizar el cannabis.

R La marihuana o el hachís no tendría que tener debate ya. No tiene ningún sentido que sea normal hincharse a copas, y no te puedas fumar un porro tranquilo. Pero siempre con la libertad individual de las personas, para que uno decida lo que quiera o no quiera hacer.

P ¿Entiende que se le relacione siempre en España con su padre, Luis Bárcenas, extesorero del PP?

R Mira, cuando vamos a Latinoamérica a tocar allí realmente te das cuenta de que en este mundo no puedes llegar por ser nadie. Nos hacen unas entrevistas musicales profundas, y es que se la pela quién sea Bárcenas porque no tienen ni idea de quién es. Cuando tocamos fuera de España te ven única y exclusivamente como un grupo de música más, que al final es lo que queremos ser. El resto nos importa bastante poco.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats