Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inventiva de las mujeres hecha mural

Un joven de Bigastro pinta un enorme lienzo en un edificio de 13 metros para homenajear las ideas y creaciones de las féminas en la historia, muchas silenciadas y no tenidas en cuenta

¿Quién no ha usado el corrector tipográfico conocido como típex? Y lo útil que es el limpiaparabrisas cuando llueve. También sería impensable vivir sin wifi. Y, se preguntarán, ¿qué tienen en común estos inventos tan dispares? Sencillamente, que fueron creados por mujeres que, por cierto, pocos conocen porque las féminas siempre han estado relegadas a un segundo plano como inventoras y su genialidad ha querido ser machacada por el machismo imperante en sus épocas. Por ejemplo, la inventora del sistema de comunicaciones inalámbrico que dio origen al wifi, Hedy Lamarr, era actriz y cuando en 1942 patentó su creación nadie le hizo caso e, incluso, algunos le instaron a mostrar su belleza en la pantalla y dejarse de inventos, algo reservado para los hombres... En Bigastro, un joven estudiante de Bellas Artes ha querido romper con el silencio al que han sido sometidas tantas inteligentes mujeres y ha pintado un mural de 250 metros cuadrados que ocupa el lateral de un edificio para homenajear «las ideas de las mujeres a lo largo de la historia» a través del arte urbano, que está creciendo en la provincia.

Emilio López, que prefiere ser llamado por su nombre artístico «Dr Sogrez», explica que «el 90% de los premios Nobel son hombres, hasta hace poco era difícil encontrar alcaldesas en los ayuntamientos y si vas al Museo del Prado es complicado encontrar un cuadro pintado por una mujer». La lista de féminas que consiguieron superar los prejuicios y que se hicieron un hueco como inventoras y creadoras por su esfuerzo, tenacidad y genialidad es grande, aunque pocas han conseguido hacerse un merecido hueco en la historia y ser reconocidas.

Esas ideas de las mujeres a lo largo de los tiempos es lo que ha querido plasmar este artista bigastrense en su enorme mural situado frente a la céntrica plaza de la Constitución de ese pequeño municipio de la Vega Baja y al que ha dedicado 10 horas diarias durante dos semanas. La figura artística de una mujer de perfil, con sus pechos desnudos, que señala con su dedo una bombilla que simboliza esos inventos, creaciones e ideas fruto de la inteligencia femenina, sobre un fondo geométrico que da sensación de profundidad, ocupa los 13 metros de alto y 12 de ancho del edificio. «Honra a las mujeres silenciadas a lo largo de la historia», explica este joven que tiene muy claras sus ideas y que dedicará su trabajo final de carrera a la pintura mural y el arte urbano.

«Me inicié pintando grafitis y considero que el arte urbano es una gran forma de expresión», explica. Los colores elegidos no son al azar. «El violeta simboliza la igualdad de hombres y mujeres y a la figura femenina la pinté con sus colores complementarios, el verde y amarillo, además de darle unos toques florales que les pongo a todos mis trabajos», apunta. Varios botes de pintura, brochas y una máquina elevadora es lo único que ha necesitado este joven artista para dar visibilidad con su arte a esas mujeres que, con sus grandes ideas, ayudaron a cambiar el mundo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats