Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MÚSICA CRÍTICA

Autoficción lúdica

El público está invitado a la ceremonia. Al juego de dos actores-personajes que recuerdan, vestidos de novios, en un espacio escénico con varias maletas. Un teatro de autoficción, no autobiográfico, porque, aun basándose en hechos familiares, en sí mismos, no se dice necesariamente toda la verdad. Este relato quiere ser una celebración, un canto a la vida y a quienes por ella pasan. Recuerdos variados y situaciones que someramente teatralizan la luna de miel, las ilusiones, los conflictos o algunos secretos en El nuvis, un montaje en lengua valenciana, cercano al espectador, y una premiada obra vista en el Arniches de Alicante, dentro de la 28 Muestra de Teatro, con Bullanga Compañía Teatral.

Momentos mejores o peores del ayer en esta evocación con la simpatía, la ternura y el equilibrio de los intérpretes Ariana Higón y Adrián Novella, autor de las escenas dirigidas por Vicente Genovés y el propio Novella. Dialogan y se lo cuentan a los asistentes siguiendo los planos de una representación donde los actores muestran y acogen un diseño de teatralidad que no se oculta. Ambos directores afianzan ese camino con solvencia y un punto de partida muy válido. Y una fórmula que tiene un desarrollo teatral sin todo el sabor que podrían tener estos ligeros pasajes. Las maletas no están de adorno. Representan esa idea de viajar, de mudarse. De transitoriedad. «Yo canto al recuerdo / de un tiempo que ya no volvió», afirma un tema musical de Julio Iglesias que canta el comediante. Cantar a la vida (que se vive un momento), a las personas y al amor.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats