Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Isabel Coixet: "Ahora entiendo y aprecio mucho más Benidorm y todo lo que desprende"

Recibirá el Premio Lucentum por su trayectoria en el próximo Festival de Cine de Alicante, que se celebrará del 29 de mayo al 5 de junio y que proyectará Nieva en Benidorm, por la que está nominada al Goya como directora

Fotograma de Nieva en Benidorm, | EL DESEO

Fotograma de Nieva en Benidorm, | EL DESEO

Con una veintena de películas que llevan su firma, la cineasta Isabel Coixet (Sant Adrià de Besòs, Barcelona, 1960) recibirá el Premio Lucentum por su trayectoria en la gala inaugural del próximo Festival de Cine de Alicante, que este año celebra su 18 edición entre el 29 de mayo y el 5 de junio.

El reconocimiento a la realizadora y guionista, Premio Nacional de Cinematografía 2020 por el Ministerio de Cultura, llega tras el estreno el pasado año de su último trabajo, Nieva en Benidorm -nominado a los Goya a la mejor dirección y dirección de producción-, una película que, asegura, le ha permitido cambiar la imagen que tenía de la ciudad de los rascacielos.

«Ahora entiendo y aprecio mucho más la ciudad y todo lo que desprende. También rodar allí me ha permitido conocer mucho más la provincia y sus rincones», afirma Coixet, que culminó el rodaje en Benidorm justo antes de la irrupción de la pandemia.

«Me siento muy agradecida al Festival de Cine de Alicante por ese premio y por la paciencia que su director ha tenido conmigo», bromea la cineasta, ya que el responsable del certamen, Vicente Seva, había intentado concederle el galardón en numerosas ocasiones, «pero siempre estaba ocupada rodando, localizando o preparando alguna película, aunque al final el que la sigue, la consigue», indica él.

Coixet considera «heroico» el esfuerzo «que se está haciendo desde los festivales de cine por mantener eventos y programación. Están manteniendo viva la llama del cine y eso es impagable», apunta la directora de esta cinta española de reparto internacional, que, tras varios retrasos, finalmente llegó a las salas el 11 de diciembre, esta vez sí, en plena pandemia: «Si un estreno ya es difícil, en esta situación, todo es más complicado y precario. Pero este es un barco en el que estamos todos», apunta.

En este sentido, sobre cómo está afectando la crisis sanitaria a las salas de cine y si se resentirá a largo plazo, la directora catalana manifiesta: «Querría pensar que no. Pero por desgracia, me temo que sí».

Estrenada en el Festival de Cine de Valladolid, el noir romántico Nieva en Benidorm transmite a través de sus protagonistas, Timothy Spall y Sarita Chouldhury, la necesidad de sentirse vivos, una idea que la directora cree muy vigente estos momentos.

La directora de cine Isabel Coixet recibirá el premio del festival el 29 de mayo en Alicante. | ZOE SALA COIXET

«Ha sido bastante sorprendente que muchas de las cosas que se cuentan en la película luego hayan ocurrido. La realidad a veces iguala y supera a la ficción», indica, tras añadir que en la actualidad no prepara otro proyecto cinematográfico: «Digamos que no me siento especialmente inspirada por la pandemia», concluye.

En palabras de Vicent Seva, Isabel Coixet «es un referente para todos los amantes del cine por su trabajo y su estilo particular, y es un orgullo y un honor poder tenerla con nosotros en esta edición en la que el festival cumple su mayoría de edad». Además de la presencia de Coixet en la gala inaugural del 29 de mayo en el ADDA, el certamen continuará con su homenaje a la cineasta con la proyección de Nieva en Benidorm al día siguiente, el 30 de mayo.

La directora catalana debutó como guionista y directora en 1989 con el drama Demasiado viejo para morir joven, que le supuso la nominación al premio de mejor director novel en los Goya. A esta le seguirían: Things I never told you (Cosas que nunca te dije) en 1996, su primera película en inglés; A los que aman (1998); Mi vida sin mí (2003), galardonada con el Goya al mejor guion original, y gracias a la cual alcanzó el éxito internacional o La vida secreta de las palabras (2005), premiada con cuatro Goyas.

En 2007 ganaría el Goya a mejor documental con Invisibles, codirigido con cuatro directores más. Tras él, dirigió Elegy (2008), Mapa de los sonidos de Tokio (2009) y Aral. El mar perdido (2010). En 2011 se alzó con otro Goya a mejor documental con Escuchando al Juez Garzón (2011), a la que siguieron Marea blanca (2012) y Ayer no termina nunca (2013), premiada con cuatro Biznagas de Plata en Málaga; Mi otro yo (2013), Aprendiendo a conducir (2014) y Nadie quiere la noche (2015), con Juliette Binoche. Ese año recibió la Medalla Chevalier des Arts et des Lettres de Francia.

Su filmografía se completa con Talking about rose. Prisoner of Hissène Habré, el documental Spain in a Day o La librería, que logró dos premios Goya a la dirección y guion adaptado, y en 2019 realiza Elisa y Marcela, así como su primera serie, Foodie Love para HBO.

La directora, una de las más laureadas del país, une su nombre al de otros galardonados por el festival de cine alicantino, como Alex de la Iglesia, Bigas Luna, Jaime Echávarri, Gracia Querejeta, Imano Uribe, Fernando Colomo o Rodrigo Sorogoyen, galardonado en la anterior edición.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats