30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Marco: «Hemos apuntado al cielo y hemos conseguido el Goya a mejor corto de ficción»

Javier Marco, arriba a la derecha, nada más conocer que ganaba el Goya, mientras los otros tres candidatos aplauden. | INFORMACIÓN

Javier Marco, arriba a la derecha, nada más conocer que ganaba el Goya, mientras los otros tres candidatos aplauden. | INFORMACIÓN

Javier Marco, director de cine alicantino, publicó su cortometraje A la cara en 2020 justo antes del inicio de la pandemia. Galardonado en los Goya como mejor corto de ficción, el film habla del odio que impera en las redes sociales.

Premio Goya al mejor corto de ficción en un año marcado por la pandemia y siendo tan duro para la cultura. ¿Cómo se siente?

Ganar el Goya al mejor corto de ficción ha sido todo un subidón en este duro año. Con A la cara apuntamos al cielo y hemos conseguido el galardón. Es cierto que no nos lo esperábamos, puesto que los otros cortos también eran muy buenos. Cualquiera podría haber ganado, pero hemos tenido la suerte de ser nosotros. Este Goya supone dar más visibilidad a mi trabajo, a los cortometrajes y lograremos nuestro objetivo: que llegue a todas partes.

¿Cómo surgió la idea de embarcarse en la aventura con «A la cara»?

Queríamos hablar del odio en las redes sociales, de la crispación y los insultos que se lanzan bajo el anonimato, que hace tan fácil a los haters amenazar o criticar. Nosotros nos hemos centrado en las amenazas a famosos, que la gente se cree que por verles en televisión ya les conocen y pueden criticarles, cuando realmente no saben quiénes son. No es nada fácil insultar a alguien si lo tienes enfrente. No queríamos juzgar al hater sino intentar entender por qué hace este tipo de cosas y si entiende el dolor que causa.

¿Qué supone para usted ganar un premio como este?

Para mí ha sido una palmadita en la espalda, una forma que tiene la vida de decirme que siga mi camino, que la cosa va bien. Llevamos muchos años en el mundo del largometraje y esto ha sido la guinda a nuestro pastel. El ganar este premio ayudará a nuestros futuro. Tener trabajo es lo mejor que nos puede pasar en unos momentos tan duros como los que estamos viviendo en la pandemia. La Cultura necesita una dosis de fuerza.

¿Cuándo podrá tener el Goya en sus manos?

Si eres de Madrid puedes recogerlo personalmente y si eres de fuera pues creo que te lo pueden mandar por correo. Actualmente vivo en Madrid, y me acercaré a la Academia y volveré con él en el metro, será una experiencia única. Le pondré la mascarilla teniendo en cuenta cómo está el metro de Madrid.

Tras esta bocanada de aire fresco, ¿qué otros proyectos tiene en mente este año?

El 7 de abril me lanzo al mundo del largometraje y comenzamos a rodar Josefina. Lo haremos en cinco semanas con la maravillosa Emma Suárez y Roberto Álamo. Esta es una historia de la que estamos muy emocionados. Don José trabaja en prisión y una mujer va todos los domingos a la cárcel a visitar a su hijo, es una drama con tintes de comedia. Por otro lado, me encantaría volver a Alicante, poder grabar allí para mí es todo un sueño. Uno siempre quiere volver al lugar que le ha visto crecer.

Con «A la cara» vemos el realismo que desprenden tus historias, ¿le ha costado encontrar su estilo?

Como creador he encontrado un estilo en el que creo y esto ha costado mucho. Es difícil encontrar el camino. Cuando encuentras actores que también creen en tu forma de trabajar sobran las palabras. Siempre trabajo con Belén Sánchez-Arévalo y sus guiones son tremendos, están hechos para mí. Unido a la gran interpretación de nuestros profesionales junto a la creación con todos los departamentos de arte, sonido y fotografía. Nos damos cuenta de que el cine es un trabajo en equipo, y con un buen equipo todo saldrá bien.

¿Es duro el mundo del cine?

Tener trabajo en el mundo del cine y vivir de esto es difícil, pero no sabes lo gratificante que es hacer algo que te gusta. Entonces, ahí las dificultades se disipan un poco. Ojalá podamos seguir ganando premios que nos hagan darnos a conocer. Toda esta exposición hace que productores se interesen por ti, te pregunten si tienes guiones por ahí. El reconocimiento da trabajo. Al final celebraciones como los Goya son un escaparate para los proyectos actuales, porque sin ellos los futuros no llegan.

Una gala virtual, la menos vista en los últimos 15 años

La entrega de los Premios Goya 2021, presentada por Antonio Banderas y María Casado, con una cuota de pantalla del 15,6% y 2.482.000 espectadores de audiencia media, ha sido la Gala menos vista de los últimos 15 años.

El minuto de oro se registró a las 22:43 horas con más de 2,7 millones de espectadores atentos a la gala, lo que supone el 15,5% de cuota de pantalla, cuando se anunciaron los nominados al mejor cortometraje de ficción.

La Gala de los Goya también en La 1 en 2020 tuvo una audiencia media de 3,6 millones de espectadores y una cuota de pantalla del 26,1%.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats