Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las otras protagonistas de la Edad de Plata alicantina

La Fundación Mediterráneo y el Instituto Universitario de Investigación de Estudios de Género de la UA rescatan la figura de diez mujeres pioneras y relevantes entre finales del XIX y principios del XX

La poetisa Remedios Picó, la farmacéutica Josefina Pascual y la alcoyana Amalia García Miralles, en 1880. |

La poetisa Remedios Picó, la farmacéutica Josefina Pascual y la alcoyana Amalia García Miralles, en 1880. |

Fueron modernas, transgresoras, pioneras, brillantes y relevantes. Muchas de ellas consiguieron el reconocimiento en su momento, pudieron alzar la voz y fueron escuchadas. Pero la historia, contada siempre en clave masculina, las fue difuminando hasta hacerlas desaparecer. O casi. Diez de estas figuras femeninas que dejaron su huella en la provincia de Alicante en la llamada Edad de Plata vuelven a mostrar su mejor cara gracias a la labor conjunta de la Fundación Mediterráneo y el Instituto Universitario de Investigación de Estudios de Género de la Universidad de Alicante.

El resultado de esta colaboración es Modernas, luchadoras y pioneras. Mujeres alicantinas de la Edad de Plata, un estudio coordinado por las profesoras Helena Establier Pérez y Mónica Moreno Seco -aún sin fecha de publicación- que rescata a intelectuales y pensadoras que en diferentes ámbitos de la cultura, la política o la ciencia caminaron junto a sus coetáneos masculinos para hacer cambiar la sociedad.

La Fundación Mediterráneo custodia La Llum con legados de algunas de las más destacadas figuras de la cultura alicantina, sobre todo de finales del XIX y primeras décadas del XX, fechas a las que corresponde esa Edad de Plata, aunque solo uno de ellos pertenece a una mujer: la poetisa Remedios Picó, cuyo fondo se encuentra en la Casa Museo Azorín de Monóvar.

Pero hay más. La farmacéutica Josefina Pascual Devesa fue la primera alicantina que trabajó en el Instituto Pasteur, «en un momento en que la ciencia no era territorio femenino», apunta Helena Establier, directora del Instituto Universitario de Investigación de Estudios de Género. Elena Santonja, artista, fue muy reconocida en su época y estuvo en contacto con todos los círculos artísticos de Alicante, «pero era prácticamente desconocida hasta ahora».

Mercedes de Vargas de Chambó, masona y escritora en la década de 1880, «representa ese asociacionismo femenino a través de la cultura». Otras dos figuras rescatadas son Carmen Martínez y Asunción Lledó, sindicalistas de la Fábrica de Tabacos de Alicante.

Manolita Luque, republicana y feminista, en el periódico El Luchador. |

Manolita Luque, republicana y feminista, en el periódico El Luchador. |

La acción católica y el compromiso social de Luisa Gómez de Tortosa, noveldense, la colocó en una posición muy activa en su tiempo. Compromiso social también el de la alcoyana Amalia García Miralles, con la puesta en marcha de las escuelas para los más desfavorecidos. «En Alcoy es conocida pero había que sacarla de los límites locales». También destacó la labor pedagógica de Catalina García-Trejo del Campo, «una de las grandes formadoras de maestras».

Cierra este estudio la figura de Manolita Luque Albalá, republicana y feminista, «que se midió en un tú a tú con los políticos republicanos de la época y les disputó la plaza, algo que estuvo mal visto en su momento».

Para Establier, «la visibilización de la labor histórica que han realizado nuestras mujeres es muy importante para construir un presente más justo e igualitario». Con este trabajo, «hemos intentado cubrir un espectro amplio para que se viera que las mujeres estaban presentes en la vida de ese momento y desde diferentes ideologías, algo que es muy interesante para romper también el tabú de que las figuras más cercanas a la izquierda fueron las únicas que hicieron camino».

Las otras protagonistas de la Edad de Plata alicantina

Las otras protagonistas de la Edad de Plata alicantina

La figura de la mujer «la queremos trabajar en la Llum desde cualquier vía», afirma Carmen Velasco, responsable del Centro de Legados de la Fundación Mediterráneo. «Cuando empezamos a trabajar nos dimos cuenta de que todos los legados eran de hombres, menos el de Remedios Picó». No obstante, «en el caso de Carlos Arniches su mujer fue muy importante para él o en el fondo de Rodolfo Llopis hay cartas de María Zambrano, así que la mujer está ahí. Seguro que van a salir muchas cosas más cuando vayamos avanzando en la catalogación».

El presidente de la Fundación Mediterráneo, Luis Boyer, apunta que la intención de esta investigación es la de «reparar de algún modo la deuda que nuestra sociedad tenía hacia estas mujeres». Pero no va a quedar ahí. «Esperemos que este libro marque una línea de estudio y trabajo que permita seguir investigando y difundiendo el verdadero papel que las mujeres han desempeñado en la sociedad».

Las otras protagonistas de la Edad de Plata alicantina

Las otras protagonistas de la Edad de Plata alicantina

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats