Sobre el escenario, sentados en dos taburetes rojos, Antonio Banderas y el director musical del Teatro, Arturo Díez Boscovich, han presentado a la Sinfónica Pop del Soho que será la encargada de llevar a cabo sus primeros conciertos desde el próximo Domingo de Ramos. La música cofrade será la gran protagonista de dar vida a marchas tradicionales junto a otras composiciones más recientes.

En medio de las circunstancias que estamos viviendo, Antonio Banderas define esto como un ‘acto de rebeldía y de lucha contra lo que está sucediendo’. “Hemos tratado de surfear todos los inconvenientes que se han ido desarrollando y ahora presentamos una orquesta sinfónica que va a prestar un servicio increíble a nuestro proyecto”, confiesa. Con motivo de la Semana Santa, estos conciertos inevitablemente traerán recuerdos a todos aquellos cofrades y personas que sienten esa pasión por revivir estos momentos del año. Aunque no se pueda salir a la calle y seguir cada una de las procesiones a las que estábamos acostumbrados, esto servirá para hacerles revivir los momentos que perduran en la mente de los malagueños. A pesar de ello, Banderas destaca que se va a comenzar a actuar en esta época porque ha sido una pura coincidencia.

La orquesta está formada por personas mayoritariamente residentes en Málaga y que se seleccionaron a través de unas audiciones. “Tratamos de que se sintieran lo más cómodos posibles. Hay muchos músicos que tienen talento y no los conocemos. Normalmente, se llaman a los conocidos y yo me he llevado sorpresas muy buenas. Los que están aquí son los que nos producieron mejores sensaciones”, resalta Arturo Díez Boscovich director musical del teatro. Ellos serán los encargados de interpretar un repertorio de marchas tradicionales junto a otras composiciones más recientes, como la inclusión de interpretaciones de la música clásica. Además, habrá detalles que prefieren no comentar del todo para mantener al público expectante, pero lo que sí confirma Banderas es que no solo estará presente la música sino que también habrá imágenes, poesía y saetas que invitarán al público a involucrarse.

“Estos conciertos me van a traer recuerdos. En el ensayo, te emocionas porque hay determinadas piezas musicales que te hacen viajar en el tiempo. Me veo de repente de la mano de mi madre en una esquina viendo pasar a una virgen cuando tenía cinco años”, recuerda Banderas. Para él, la celebración de la Semana Santa es un canto a la sensualidad que se puede sentir en los olores, en los colores y en todo lo que pasa en la calle. “No entiendo la vida sin arte, sin música. Puedo establecer un mapa con las canciones que han sido importantes para mí. Entender la Semana Santa sin música no existe, está absolutamente ligada”, explica. 

El objetivo de este Teatro es claro: ofrecer un mundo vivo donde los musicales o conciertos que se hagan sean en directo y sin pregrabados. Aunque las nuevas tecnologías aportan facilidades, Banderas resalta que esto es una buena forma de ‘abrazar a la profesión de los músicos’. Tienen pensado ofrecer una programación al público que sea dinámica y que cree cierta continuidad. “Esto es algo que debemos conseguir conforme vaya pasando el tiempo. Si la gente sabe que los martes ofrecemos conciertos, van a estar pendientes de la programación”, subraya Banderas. Aparte de esos conciertos o musicales que se desarrollarán, buscarán espacios durante el año en los que todo el mundo sepa que la Orquesta Sinfónica va a actuar, además habrá artistas invitados, solistas o gente que pueda colaborar.