30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio industrial a la vista

El alicantino Antonio Alcaraz muestra en el Museo Íbero de Jaén una visión artística contemporánea de la arqueología minera. El artista recibió el encargo tras la exposición Espacios Industriales realizada en la Comunidad Valenciana

Antonio Alcaraz expone cerca de un centenar de obras en el Museo Íbero de Jaén

Antonio Alcaraz expone cerca de un centenar de obras en el Museo Íbero de Jaén

Antonio Alcaraz (Alicante, 1963) es profesor de Dibujo en la facultad de Bellas Artes de San Carlos València y lleva tres décadas atraído por el imán de la arqueología industrial, un concepto que pone el foco en arquitecturas abandonadas que en su momento albergaron centros de producción generadores de riqueza y que forman parte de la memoria colectiva de los habitantes del lugar. Alcaraz rescata del olvido estas industrias improductivas a través de la fotografía, que interviene de forma pictórica y escultórica, para mostrar de forma contemporánea el valor patrimonial de estas edificaciones.

Así ha hecho en su último proyecto, Jaén, distrito minero: cartografías, que se expone hasta finales de mayo en el Museo Íbero de esta localidad, un moderno edificio dedicado a la arqueología en la que Alcaraz ocupa dos salas con alrededor de un centenar de obras. Las piezas se han centrado en los restos de lo que fue la producción minera en el Distrito Minero de Jaén, Linares-La Carolina. Una zona donde la actividad minera empezó a desarrollarse 4.000 años atrás hasta el definitivo abandono de la extracción hace un siglo.

Antonio Alcaraz expone cerca de un centenar de obras en el Museo Íbero de Jaén

El proyecto, comisariado por Alicia Ventura, en el que Alcaraz ha empleado tres años de trabajo, fue un encargo de la Fundación Caja Rural de Jaén tras la exposición Espacios industriales de la Comunidad Valenciana que realizó auspiciada por la Dirección General de Cultura de la Generalitat, que se pudo ver en 2014 en la Lonja de Alicante.

Alcaraz reivindica el valor de las estructuras abandonadas y la huella que dejan en el paisaje para su conservación

decoration

«Al principio me propusieron hacer algo parecido con la producción de aceite y las almazaras, pero empecé a ver lo de las minas y dejé todo lo demás porque con esto solo ya salía una exposición preciosa», explica el artista, que destaca la potencia de la minería en esa provincia y en concreto en dicho eje, «que en cuestión de 5 o 6 kilómetros encuentras un montón de estructuras industriales, y restos de minas, sobre todo de plomo; de algunos queda mucho material y de otros menos, pero hemos contactado con colectivos, también con la Universidad, para que nos dieran información de las empresas y contar con documentación de verdad, aunque lo que yo hago es un recorrido desde mi visión artística».

Antonio Alcaraz expone cerca de un centenar de obras en el Museo Íbero de Jaén

La huella que deja en el paisaje la arqueología industrial es lo que intenta reflejar la obra de Antonio Alcaraz a través de la fotografía -«que utilizo siempre como medio, no me considero fotógrafo», aclara-, con piezas de gran formato en blanco y negro, algunas intervenidas con pintura y otras expuestas en soportes translúcidos con iluminación y sobre estructuras de hierro o materiales industriales reciclados que ofrecen un aspecto tridimensional a la imagen.

La intención de Alcaraz es reivindicar estos restos industriales como patrimonio y bien cultural, «dar visibilidad a lo que queda de estas edificaciones que en su momento crearon riqueza y siguen en la memoria de la población de alrededor de estas estructuras. Con el paso de los años muchas acaban desapareciendo pero parte de mi trabajo es intentar su recuperación, reivindicar estas construcciones para su conservación», apunta, tras reiterar su atracción por la imagen estética de estos edificios, cuyo lenguaje arquitectónico funcional se unifica mucho en otras zonas y países».

Antonio Alcaraz expone cerca de un centenar de obras en el Museo Íbero de Jaén

Antonio Alcaraz expone cerca de un centenar de obras en el Museo Íbero de Jaén

La comisaria Alicia Ventura recuerda que la salvación del patrimonio muchas veces ha encontrado su fuente «en el descubrimiento de dibujos, pintura o fotografías ayudando a investigadores a reconstruir los hechos que nos dan la clave de un acontecimiento siendo testigos de su evolución y desarrollo».

Tras documentar buena parte de este patrimonio en España, a Alcaraz le gustaría ahora explorar los restos de la industria textil y conservera de Portugal.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats