Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Harlan Coben Escritor

«La idea para ‘El inocente’ partió de una pelea juvenil»

La recién estrenada El inocente es la tercera serie surgida de un acuerdo internacional a largo plazo entre Netfix y el maestro del trhiller Harlan Coben , autor superventas que también prepara series en paralelo con Amazon, Apple y MGM.

El escritor estadounidense Harlan Coben. | SEBASTIEN NOGIER/EFE

El escritor estadounidense Harlan Coben. | SEBASTIEN NOGIER/EFE

Ha dicho que sus novelas nacen de una idea, más que de, por ejemplo, un personaje. ¿De cuál partió para El inocente?

Fue una pelea en mi época de universidad. Bastante parecida a la del primer episodio de la serie. Uno de los implicados recibió una buena paliza (se ríe), pero al menos no murió nadie. Pero no dejaba de preguntarme una y otra vez: ¿qué pasa si te metes en algo así y coges a alguien, lo empujas y esa persona muere? ¿Qué pasaría con tu vida? ¿Con tus padres? ¿Con los padres de la víctima? No dejé de meditar sobre todo esto desde la universidad. Y pensé que estaría bien empezar un libro con esta frase: «Nunca quisiste matarlo».

Cuando firmó su acuerdo con Netflix, ¿propuso enseguida la adaptación de este libro? ¿Era una de las opciones más claras?

Pasó muy rápido, ciertamente. Al principio de mi colaboración con la plataforma hubo una reunión con gente de Netflix de muchos países; esto iba a ser algo internacional. Una de las personas al cargo de Netflix España se acercó a mí ese mismo día y me dijo que quería El inocente y sabía qué director debía hacerla.

¿Conocía entonces los trabajos previos de Oriol Paulo?

Había visto El cuerpo, pero sobre todo era fan de Contratiempo, que se parece a la clase de historia que me gusta hacer. La única persona más amante que yo de los giros debe ser Oriol Paulo. Él se vino a Nueva York y nos reunimos en mi apartamento para hablar sobre las ideas que tenía. Enseguida vi claro que esto iba a suceder y que iba a ser algo especial.

Una vez comienza la producción, ¿se mantiene al margen o está abierto a mails y llamadas por parte del showrunner u otra gente del equipo?

En este caso, la colaboración fue intensa y se extendió en el tiempo. Me tradujeron los guiones, los leí, comenté posibles cambios… Llegué a estar en el rodaje en Barcelona, pero solo una vez, por culpa del covid-19. En diciembre de 2019, si no me equivoco. También estoy presente en la fase de montaje: veo primeros cortes, sugiero qué se puede mover aquí y allá, etcétera. Oriol era el jefe absoluto, pero, igual que yo, está abierto a las opiniones de gente con la que se entiende y a la que respeta.

Hay pequeños cambios en la trama y las caracterizaciones. ¿Alguno de ellos le pareció especialmente apropiado, le dio cierta envidia?

Estoy muy abierto a los cambios. Lo que funciona en un libro no tiene por qué funcionar visualmente. Es algo que muchos novelistas no entienden, ¡y muchos guionistas tampoco! Son medios diferentes. Las descripciones internas de un libro han de ser ideas visuales en la pantalla. Sobre todo en los últimos episodios, veréis a Casas hacer cosas que superan lo leído en el libro. Es algo salvaje. En términos de trama, nos mantuvimos fieles al libro, aunque añadimos un giro adicional. La serie no acaba como la novela.

Curiosamente, ninguno de sus proyectos marca Netflix ha sido estadounidense. Safe, el que dio pie al acuerdo, era británica, igual que No hables con extraños. Después llegó la polaca Bosque adentro. Ahora llega El inocente, que traslada la acción de Nueva Jersey a Barcelona. ¿Disfruta viendo cómo cambian sus creaciones gracias a los colores locales?

Generalmente, creo que esos detalles hacen mejores las series. Suelo pensar en términos musicales con este tema. Al escribir El inocente, compuse una canción pop de éxito. Y ahora un talentoso grupo español ha grabado su versión. Si sonara igual que la mía, me parecería decepcionante. ¿Qué sentido tendría? Si quieres escuchar la mía, escucha la mía. Poder fusionar mi obra con otras sensibilidades y otras culturas es una de las cosas fascinantes que trabajar con Netflix me permite hacer.

¿Es cierto que ha de completar hasta 14 proyectos con Netflix de aquí a 2023?

Lo que hicieron fue adquirir los derechos de mis libros no pertenecientes a las sagas de Myron Bolitar y su sobrino Mickey Bolitar. De los que aún estaban disponibles, claro. En aquel momento eran catorce libros; podrían hacerse más proyectos, podrían hacerse menos. Si desarrollamos más ideas originales, como lo fue Safe, podrían llegar a ser más. La cifra de catorce solo hace referencia a los libros a los que tenemos acceso para hacer una serie.

¿Tiene alguna adaptación favorita de su obra? Recuerdo con afecto la versión francesa de No se lo digas a nadie, dirigida por Guillaume Canet en 2006.

¿Puedo decir El inocente? No lo pienso solo yo. Mi hija Charlotte, que escribió un episodio de No hables con extraños y va a escribir dos episodios de Quédate a mi lado, también piensa que es la mejor. Pero No se lo digas a nadie me gusta mucho, claro.

¿Qué sucede con el querido personaje de Myron Bolitar, tendrá su propia serie en otra plataforma?

Todavía no puedo anunciar nada (...) Pero acaba de anunciarse Shelter [Refugio], la primera serie basada en las aventuras juveniles de Mickey Bolitar. La van a hacer MGM y Amazon Studios.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats