Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nativel Preciado gana el Premio Azorín con «un canto de amor» a la naturaleza

La escritora y periodista se alza con la distinción con El santuario de los elefantes, un «cuento para adultos» para que «hagamos las paces con nuestro entorno». «Es un galardón con el que soñaba hace tiempo», asegura

12

Nativel Preciado gana el Premio Azorín PILAR CORTÉS

La escritora y periodista Nativel Preciado (Madrid, 1943) dedicó el año de pandemia a mirar hacia África y construir El santuario de los elefantes, una novela con la que ayer consiguió el Premio Azorín 2021, galardón «con el que soñaba hace tiempo, por eso he esperado a tener la obra adecuada». Y lo hizo con «un canto de amor» a un continente desfavorecido, a través de «una alegoría, un cuento para adultos», en el que dos parejas de multimillonarios españoles, cuyo patrimonio se ha labrado con negocios turbios, se trasladan a Tanzania para adquirir unos terrenos que esconden un tesoro. «Y al final parece que África se venga de estos personajes fríos y codiciosos». 

La autora de novelas como El Nobel y la corista (2019) o El egoísta, afirmó que «ojalá sea capaz de transmitir a los lectores mi amor por África porque o nos salvamos todos o no se va a salvar nadie».

La novela ganadora del certamen organizado por la Diputación de Alicante y la editorial Planeta y dotado con 45.000 euros, es «un canto a la naturaleza, para ver si los seres humanos dejamos de creernos que somos la especie elegida y tratamos a la naturaleza con el mismo respeto con que la naturaleza nos ha tratado a nosotros hasta ahora, aunque empieza a revolverse».

Escrita durante la pandemia, «entusiasmada y desconcentrada» a partes iguales, dice, «quería hacer una novela de viajes, que fuera una aventura muy alegórica, muy simbólica, simple pero no simplista, que fuera como un cuento que yo pudiera contar a mi nieto y a él se la dedico porque le gustan mucho los elefantes».

En esta historia, «hay personajes con los que me iba encariñando y otros a los que iba odiando, hasta el punto de que uno que iba a ser protagonista me deshice de él a las 90 páginas.».

Periodista y autora comprometida, que ha cubierto la información política desde la Transición para numerosos periódicos y radios, destaca que «es la novela mas diferente de todas las que he escrito, en esta no hay nada que se pueda identificar con mi trayectoria, conmigo, con lo que he vivido».

Nativel Preciado durante su discurso PILAR CORTÉS

Y asegura que es «absolutamente ficción, no hay ningún acontecimiento concreto que me haya inspirado, pero es fácil identificar a muchos personajes» porque «hay mucho potentado que caza y se va a África a blanquear dinero, a comprar marfil».

Nativel Preciado, actual colaboradora en Los desayunos de TVE, La Sexta Noche o Al rojo vivo, pasó covid, se calló y tuvo problemas con una mano mientras escribía la novela. «Me pasó de todo, quizá por eso a lo mejor a mis personajes les pasan cosas inverosímiles; de hecho, yo también he hecho un viaje con esta novela», que también dedicó a Javier Reverte, escritor que desgranó el continente africano en sus libros.

«Dejemos de creernos la especie elegida y hagamos las paces con la naturaleza», destacó la escritora emocionada «por unir mi nombre a la familia azoriniana».

Homenaje a Azorín

La literatura, el libro y sobre todo Azorín centró el discurso del presidente de la Diputación, Carlos Mazón, sobre el escenario del ADDA antes de dar a conocer el nombre de la ganadora. «Azorín era un lector empedernido, un maestro de la lengua literaria, un hacedor de relatos locales, de imágenes costumbristas y un profesional de la metamorfosis de los vocablos, a los que sumergía en fondeadores de inagotable creatividad», aseguró.

«La literatura no tiene fronteras» y destacó nombres de la provincia como Miguel Hernández, Gabriel Miró o Paca Aguirre y también autores que escriben en valenciano, como Isabel-Clara Simó y Enric Valor.

Mazón tuvo unas palabras de recuerdo para el recientemente fallecido Pepe Payá, director de la Casa Museo Azorín de Monóvar, que dejó «un gran legado» y para quien pidió un aplauso. Y tras terminar su discurso, en un gesto insólito, quiso agradecer el trabajo realizado a quien lo había escrito para él, Almudena Belda. 

La gala estuvo presentada por la monologuista Sara Escudero y contó con la actuación de ADDA Simfònica que acompañó en un recital de textos de Azorín al actor Manuel Bandera.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats