Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Rozalén: "Daría mucha pena dar pasos atrás ante la violencia machista"

Actúa el próximo 18 de junio en el Mallorca Live Festival, en el antiguo Aquapark de Magaluf

Una imagen la cantante Rozalén.

Una imagen la cantante Rozalén.

-Usted está loca por arrancar gira y su público, por escucharla. 

-Yo cuando no canto me muero un poquito por dentro. Llevo una temporada tristona y sé que es porque no estoy cantando lo que debería. Es la gira más deseada de nuestra vida y la más cuidada que he hecho nunca. En eso estamos todos de acuerdo y eso se verá en el escenario. Aunque el disco tiene un fondo muy terapéutico y una visión social crítica, es súper bailongo. Estoy hasta entrenando los bailes, para entregarme como si se fuera a acabar el mundo. Creo que la gente se irá de los conciertos con muchas ganas de vivir.  

-¿Sus canciones le ayudan a conocerse mejor?

-Sí. Al poder escribir lo que yo vivo, siento y observo, y convertirlo en canción, me libera muchísimo. Me dicen que mucha gente se siente identificada con mis canciones, que les sirven. A mí me encanta que mis canciones ayuden a vivir.

-¿Se sorprende a menudo buceando en su interior?

-Siempre encuentro alguna sorpresica. Cuando me pongo muy delante del espejo aparecen cosas que no me gustan de mí y que hay que mejorar, cosas que sé que tengo que trabajar. Pero para eso estoy, en la eterna búsqueda.

-¿Qué es lo que no le gusta de usted?

-Muchas cosas. Soy muy cabezona, bastante orgullosa, cada vez desconfío más, la incapacidad que tengo para decir que 'no'... También está la hipersensibilidad, que me hace sufrir demasiado y que es, a la vez, mi virtud, pues me permite hacer canciones.

-Unas canciones en las que se desnuda, en un ejercicio de sinceridad.

-Hay mucha gente que tiene el personaje y la persona. En mi caso no, está claro que lo que la gente ve es lo que hay. Me gusta ser transparente con lo que pienso, con lo que siento y con lo que soy. 

-'El árbol y el bosque' es su último disco, que sucede en el tiempo a 'Con derecho a', 'Quien me ha visto' y 'Cuando el río suena'. ¿Para esos trabajos descartó muchas canciones? ¿Es Rozalén una autora tan prolífica como exigente?

-Cada dos años saco disco, por ahora, pero no hago yo tantas canciones como mis compañeros cantautores, que a veces componen 30 ó 40 canciones para un disco y hacen una selección. Yo no, canción que hago, canción que entra en el disco. 

-¿Por qué eligió una frase de Aute para darle nombre a su nuevo álbum?

-Porque Aute es un espejo en el que mirarse. Me regaló un giraluna dibujado, con una frase: Sé un giraluna, no un girasol, porque todo el mundo mira hacia el mismo lado y quizá, si supiésemos mirar de otra manera, la vida sería de otra forma.

-¿Qué rutina sigue al componer?

-Soy muy responsable. Me levanto temprano, y soy de las que piensan que la musa te tiene que encontrar trabajando. Me pongo delante del cuaderno con la guitarra y siempre salen cosas. Me encanta escribir cuando estamos de gira, en la carretera, guardando audios de voz, una curranta, como si estuviera estudiando...

-¿Qué le llevó a escribir una canción como El día que yo me muera?

-Es que yo pienso mucho en la muerte. Desde hace muchos años me imagino cómo será mi entierro. Hay que acercarse a la muerte para tenerla presente. Con 34 años que tengo creo que he vivido cosas que hay gente que no vive en dos vidas. Si yo me fuera habría que celebrarlo con alegría, a lo mexicano. Recientemente vi morir a una de las personas que más quería: mi abuela. Jamás había visto morir a nadie. 

-"Qué hermoso será morirse, morirse siendo querido". ¿Usted se siente querida, en el mundo de la canción?

-Sí. A veces focalizo solo en el odio que llega pero es injusto, porque me siento muy querida por mis compañeros y por la gente que me escucha. Lo único importante es que te recuerden.

-Una de sus grandes canciones es 'Puerta violeta', un himno contra la violencia de género. ¿Los políticos podrían hacer más para acabar con esta lacra?

-Como mínimo podrían no negar que existe. Eso sería un paso muy importante. Se han dado muchos pasos hacia adelante contra la violencia machista y daría mucha pena que esos pasos los diéramos ahora hacia atrás. Yo no paro de ver situaciones de violencia, escuchar a amigas que les pasan cosas que no deberían ocurrir, y las muertes siguen subiendo. Las canciones son poderosas, pero a veces pienso que no estoy haciendo nada en esta lucha. 

-Ahora que tiene un Goya (por Que no, que no), ¿se le ha ensanchado el orgullo?

-Qué va. Me llevé un alegrón, y lo necesitaba, yo y la gente que me rodea. Me hace muy feliz. Quiero seguir haciendo mis cosicas y coquetear con otras artes. Espero que me sigan pasando cosas, al margen de los premios. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats