Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El «fenómeno» Sorolla: sale a la venta un pequeño cartón por 18.000 euros

La pieza habría sido un regalo del hijo del pintor al fotógrafo valenciano Vicente Gómez Novella, que había sido discípulo de su suegro

Retrato del obispo Olmedo, de López Portaña

Retrato del obispo Olmedo, de López Portaña

Los maestros valencianos siguen seduciendo a los coleccionistas. Rara es la venta en la que no surja alguno de los grandes nombres de la pintura valenciana. Este es el caso de la próxima subasta que tendrá lugar en Ansorena los días 16, 17 y 18. El maestro de Xàtiva, el de Alzira, Sorolla o Vicente López Portaña firman algunas de las obras más importantes y de mayor valor que saldrán a la venta.

Sorolla siempre es uno de los nombres top en las casas de subastas. En esta ocasión, Ansorena vende El baño. Niños en la playa, un óleo sobre cartón prensado sin firma, aunque en el reverso se puede leer «A Dn. Vicente Novella, este apunte pintado por mi padre en prueba de una antigua amistad J. Sorolla G.». La obra, según la casa de subastas habría sido realizada entre 1908 y 1909 y procede de la testamentaría de Joaquín Sorolla García, hijo del pintor. Sería un regalo del hijo de Sorolla al fotógrafo valenciano Vicente Gómez Novella, discípulo de Antonio García [suegro de Sorolla] y que posteriormente pasó a una colección particular.

Las dos tablas del Maestro de Xàtiva.

Las dos tablas del Maestro de Xàtiva.

Las dos tablas del Maestro de Xàtiva.

Las dos tablas del Maestro de Xàtiva.

Pese a sus pequeñas medidas -13 x 17 centímetros- tiene un precio salida de 18.000 euros. Esta valoración, según Ansorena, responde al «precio de mercado». «Los precios -añaden- los marcan los expertos atendiendo a diferentes causas como autoría, certificación o cotizaciones anteriores». «La obra de Sorolla es muy buscada por los coleccionistas tanto nacionales como internacionales y seguro que esta pieza despertará mucho interés», explican.

Aparición de Cristo, del Maestro de Alzira

Aparición de Cristo, del Maestro de Alzira

Sin embargo, la de mayor cuantía es un lienzo de Vicente López Portaña, que sale a la venta por 95.000 euros. Se trata de El Obispo Mariano Rodríguez de Olmedo, un óleo sobre lienzo firmado por López Portaña (València, 1772-Madrid, 1850). El cuadro procede de una colección particular, aunque antes estuvo en las manos del Marqués de Villafuerte. La pieza retrata a Mariano Rodríguez de Olmedo, arzobispo de Santiago de Cuba, así como primado de Indias. «Como indica José Luis Diez en la monografía del pintor, se trata del retrato eclesiástico de más aparatosa ‘máquina decorativa’ de los pintados por López, poniéndolo en relación, por su escenografía y ostentación, con los grandes retratos oficiales del pintor de la etapa final de su vida», explican los expertos de la casa de subastas. El retrato, pintado en España, fue llevado a Lima por Mariano Lapuerta junto con otra obra de Vicente López para ser cuadros de familia, según reza una carta conservada en el reverso de la obra firmada en Lima en 1842 por Luis Lapuerta. Tiene unas grandes dimensiones de 195 x 128 centímetros.

«El baño», de Sorolla

Obras del siglo XVI

Además, del Maestro de Alzira (1530) sale a subasta Aparición de Cristo resucitado a la Virgen acompañado de los Santos Padres del Limbo, un óleo sobre tabla que procede de una colección particular de Madrid y que antes estuvo en la Colección Lassala de València. Mide 123 x 87 centímetros y tiene un precio de salida de 36.000 euros.

De otro maestro, el de Xàtiva, Ansorena vende Santa Bárbara y Misa de san Gregorio, dos óleos sobre tabla. Según Ansorena, «su pintura conjuga elementos de la tradición gótica local con influencias italianizantes que suavizan los modelos flamencos aprendidos de su maestro. Un ejemplo son estas pinturas en las que conviven elementos góticos, como el arcaico y atemporal fondo dorado de la imagen de Santa Bárbara, con recursos más avanzados, como la estudiada perspectiva de la Misa de san Gregorio, abierta a un paisaje de fondo en el que se observa un claustro interior. Por sus dimensiones, debieron de proceder de un mismo retablo descabalado», señalan. Las piezas miden 50 x 40 centímetros cada una y salen por 18.000 euros.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats