Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El largo camino para la ampliación del MACA

El acceso por Jorge Juan está en el aire por el patrimonio subterráneo

Plano de la ampliación del museo por la parte de atrás, comparado con el del estado actual. | INFORMACIÓN

Plano de la ampliación del museo por la parte de atrás, comparado con el del estado actual. | INFORMACIÓN

No hay marcha atrás para la necesaria ampliación del Museo de Arte Contemporáneo de Alicante. El número de obras donadas, sobre todo la Colección Jenkins-Romero con cerca de 300 piezas, más las que ya conforman su fondo artístico hacen imparable un proceso que, sin embargo, tiene aún un largo camino por recorrer.

«Los trámites administrativos son largos», asegura el concejal de Cultura, Antonio Manresa, que ha tomado este proyecto como «prioritario». El primero de ellos, cambiar el plan de usos del espacio que se encuentra detrás del MACA, que es hacia donde crecerá el centro. El Patronato de la Vivienda proyectó en ese área un parking y unas viviendas sociales que ahora no tendrán cabida. «Ese cambio requiere una tramitación también», destaca Manresa, cuyo departamento ya se ha puesto manos a la obra con los trabajos técnicos.

La ampliación por la parte trasera del museo supondrá una superficie de unos 2.500 metros cuadrados más, que se sumarían a los 4.680 actuales, con lo que el aumento sería de casi un 50 por ciento, aunque no se podrá definir con exactitud hasta tener el proyecto técnico finalizado. «El próximo día 29 tenemos una reunión técnica para sentar las bases». El proyecto, «como es un contrato menor», no es necesario sacarlo a licitación, afirma. «Se ha encargado a algunos estudios y se elegirá uno; ahí entrarían las necesidades técnicas y a partir de ahí se desarrollará el pliego para la licitación de ejecución de la obra».

Todo eso, «lleva su tiempo», aunque Manresa espera que en 2023 pueda empezar la obra. «Si todo va bien tardaremos unos dos años en empezar la obra; de aquí a Navidad tendremos el proyecto y después se hará el pliego y se licitará para que se pueda adjudicar a finales de 2022 y que al año siguiente empiece la obra.

El largo camino para la ampliación del MACA

La Concejalía de Cultura ha de enfrentarse igualmente al escollo de poder habilitar un nuevo acceso por la calle Jorge Juan, a través de los espacios que se encuentran debajo de la Plaza de Santa María.

Esta nueva entrada para el MACA era una de sus apuestas, pero no está claro que se pueda llevar a cabo. En esa zona subterránea hay documentada parte de las muralla islámica y bajomedieval y también del siglo XV, además de un refugio antiaéreo y un aljibe gótico. «Hay algunos informes que recogen este patrimonio y no sabemos si se podrá excavar el túnel para llegar al museo».

No obstante, Antonio Manresa pretende recuperar ese espacio para darle un uso cultural. «No se puede tocar o destruir, pero sí se adecuar para darle un uso, para el MACA o como espacio expositivo o para hacer actividades». El primer paso consiste en adecuarlos «y luego veremos la utilidad que podemos darle; tenemos que aprovechar ese espacio y sacarlo a la luz».

El proyecto del que parte la ampliación, tanto por la parte trasera del edificio como el acceso por Jorge Juan, corresponde a la propuesta esbozada por Sol Madridejos y Juan Carlos Sancho cuando diseñaron el museo junto a lo que era la Asegurada dando lugar al MACA actual.

La financiación es otro tema que hay que afrontar, ya que del tema presupuestario depende que el proyecto se pueda ejecutar. El Ayuntamiento de Alicante anunció en abril que iba a destinar, con cargo al remanente de Tesorería, una partida de 500.000 euros para la redacción del proyecto de ampliación del museo. Finalmente, en el pleno de mayo, en el que se aprobó la primera modificación de los Presupuestos Municipales de 2021 y el uso de 18 millones de remanente para 2022, fueron 250.000 euros los que se destinaron a dicho proyecto. También se incluyeron 90.000 euros para financiar el traslado de la Colección Jenkins-Romero desde Nueva York a Alicante.

Conseguir el presupuesto para la ejecución de la obra condicionará, según el concejal, tanto la ampliación como la recuperación de los bajos de Jorge Juan.

La Colección Jenkins-Romero, más cerca

El pliego de condiciones para adjudicar el traslado de Nueva York a Alicante de la Coleccion Jenkins-Romero, donada al MACA por sus propietarios, «ya se ha empezado a redactar». El concejal Antonio Manresa afirma que la intención es que salga «lo antes posible». Al mismo tiempo, en julio se buscará el espacio donde se ubicarán las obras una vez lleguen a España hasta que haya un espacio definitivo. Según el edil, podría ser en València o Murcia ya que en Alicante no hay espacios que cumplan con las condiciones necesarias.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats