Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL REFECTORIO

Blanco de verano

Entre los vinos estivales los hay para millennials y para gourmets, a precios que van desde los cinco a los veintisiete euros y hechos con las variedades de uva más diversas

Viñedos de Clos Cor Ví.

Viñedos de Clos Cor Ví.

Cría Cuervos tiene el pedigrí de un verdejo procedente de La Seca -una de las zonas más reputadas de la DO Rueda- y, en cambio, pretende «desmitificar el mundo del vino», así como combatir «el esnobismo ceremonial» que le rodea. Sus artífices apelan a lo juvenil e incluso a lo canalla y aseguran que «no hace falta saber de vino para beber vino». Exóticamente frutal en nariz -pomelo y piña junto a notas anisadas- y con una refrescante presencia en la boca, puede desenvolverse en cualquier circunstancia y junto a casi cualquier plato. Cría Cuervos es un vino hecho por y para millennials que, en consonancia, sólo se vende online, a 11,90 euros.

Dominio de Tares fue pionera en la reivindicación de la DO Bierzo y sus variedades, incluyendo una revalorización de los blancos para la que su Godello Fermentado en Barrica es todo un referente. Elaborado por primera vez hace 20 años -nada más fundarse la bodega y mucho antes de que esa cepa se pusiera de moda-, conjuga un viñedo excepcional -plantado hace 60 años a 700 metros de altitud, en suelos arcillosos ricos en hierro-, una elaboración que incluye la fermentación con pieles en roble y el trabajo posterior con las lías. El resultado es un vino decididamente gastronómico, cítrico y mineral, untuoso y fresco, que cuesta unos 14 euros.

Tussío es un vino equidistante del txakolí vasco y del albariño gallego en lo geográfico y lo enológico. Lo elabora Bodegas Miradorio, que es uno de los pocos proyectos vitivinícolas acogidos a la IGP Costa de Cantabria, en el municipio de Ruiloba, cerca de los más turísticos Santillana del Mar, Comillas o San Vicente de la Barquera. En un viñedo singularmente encaramado al mar Cantábrico, cultiva riesling y godello, además de la hondarribi zuri propia del txakolí y la albariño. A partir de estas dos, el Tussío tiene una aromática personalidad frutal y una bravía frescura genuinamente cantábrica, toque salino incluido, y se vende a 9 euros.

Tres vinos valencianos

Finca Casa Julia, de Bodegas Hispano Suizas, es «el primer albariño con DO Valencia», denominación magnánima donde las haya a la que se acoge este vino hecho en Requena. El enólogo Pablo Ossorio y el viticultor Rafa Navarro experimentaban desde 2015 con distintas variedades blancas. Descartaron la xarel·lo, la riesling o la viognier y optaron por la albariño para elaborar un blanco tan ambicioso como sus otros vinos: los Impromptu, los cavas Tantum Ergo, el Bobos… Fermenta en barricas de roble nuevas y se mantiene con sus lías en depósitos de cemento para obtener un blanco de guarda, aromático, frutal, fresco, con cuerpo y a 27 euros.

Vallblanca, de Casa de las Vides, en Agullent (DO Valencia), rediseñó su etiqueta y su estilo en la última cosecha, en línea con el relevo generacional en una bodega de larga experiencia como viveristas familiarizados con más de 300 variedades. Para la nueva versión de Vallblanca han optado en solitario por una gewürztraminer que en cosechas anteriores se combinó con verdil o sauvignon blanc y ahora se reivindica como versión mediterránea -divertida y amable- de la cepa alsaciana, tan «cargante» en ocasiones. Huele intensamente a frutas blancas con notas cítricas y minerales. Fresco y no exento de densidad, sólo cuesta unos 5 euros.

Corsalvatge 2020 se presenta como un vino libre e indómito y en Clos Cor Ví -la bodega de Moixent acogida a la DO Valencia que es especialista en blancos y también elabora tintos en Utiel-Requena- aseguran que no volverán a elaborar esta marca, vinculada para siempre a un año sobre el que hay que pasar página. Su carácter «salvaje» viene de una filosofía que busca ser fiel reflejo del terroir -incluida la variedad autóctona verdil- con la mínima intervención enológica y bajo un eslogan: «Dejad que la naturaleza se exprese». Lo hace en forma de aromas cítricos y de hierbas mediterráneas con un paso por boca ligero y fresco. A unos 11 euros.

Viñedos de Clos Cor Ví. /

Un blanc de noirs y un espumoso

Ceremonia Monastrell Blanc de Noirs es, como su nombre indica, un blanco de uva tinta. Bodegas Vicente Gandía y su enólogo, Pepe Hidalgo, perseveran en la idea del brillante bobal blanco lanzado hace un año, ahora desde la DO Alicante y con su variedad emblemática. Sugerentemente ambiguo y polivalente, huele a frutas blancas y rojas, con una fresca sensación de densidad en boca que se balancea igualmente entre las percepciones propias de un blanco y las de un tinto. Ceremonia es la marca con la que Vicente Gandía abrió el sendero de los «vinos de autor» para la enología valenciana en los años 90 y en este caso no se va más allá de los 7 euros.

La Encina del Inglés blanco, en la DO Sierras de Málaga, es un vino seco elaborado con variedades habituales entre los dulces andaluces -moscatel morisco (80%), pedro ximénez (10%) y doradilla- con evocaciones que van de los recuerdos almibarados propios de la primera a la salinidad característica de la última. Equilibrado y con una acusada personalidad, a 7 u 8 euros, su artífice es la bodega La Melonera, nacida en 2003 con el objetivo de recuperar la milenaria tradición vinícola de la región de Ronda, que se vio interrumpida a finales del siglo XIX por la plaga de la filoxera y abocó a la extinción a numerosas variedades ahora recuperadas.

Accademia es el espumoso italiano, acogido a la DOC Prosecco, que ha incorporado a su catálogo la distribuidora oriolana Hisúmer, destacada especialista, sobre todo, en todo tipo de destilados internacionales. Procedente de la región del Véneto, el prosecco es seguramente el sparkling wine más implantado en el mundo, éxito al que no son ajenas su elaboración según el método Charmat o Granvás y la notable simplificación del proceso de la segunda fermentación que conlleva. Con él y con la variedad glera, se obtienen vinos frescos y ligeros, frutales y chispeantes, de graduación moderada y precio comedido: en este caso, un 11 por ciento y unos 16 euros.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats