Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRÍTICA

Cuerdas que atrapan

'ADDA·Simfònica' en una imagen de archivo.

'ADDA·Simfònica' en una imagen de archivo.

Noche con el trío compuesto por Avishai Cohen, el pianista Elchin Shirinov y el batería Roni Kaspi. La prevista intervención del ADDA·Simfònica no pudo ofrecerse por un caso de covid. De manera que no tuvimos un concierto sinfónico, sino que solo tuvo lugar la participación del contrabajista, compositor y cantante israelí (que aquí no canta) y de los otros dos instrumentistas. En estas circunstancias, tampoco se produjo la presencia del director invitado Bastien Stil. Se unen la música clásica, el concepto de música del mundo y el jazz contemporáneo, si bien no fue posible el cóctel en temas con la nueva dimensión que hubiese aportado la gran y numerosa orquesta que capitanea el director artístico del Auditorio de la Diputación de Alicante, Josep Vicent. Cohen creció en una multicultural familia con raíces españolas, griegas y polacas, y el influyente músico navega por aguas globales, canciones folclóricas hebreas y notas afrocaribeñas. No hubo, pues, la envoltura potente de la orquestación, con sus oportunos arreglos, en las composiciones Overture ‘Noam’, Op.1, Hayo hayta, Song for my brother, Two roses (Shnei shoshanim o Arab Medley. De todos modos, como el espectador experimenta, la música es portadora de intensidad y melancolía. Eso sí, una sensación de frialdad se apodera y queda paliada por sonoridades más cálidas en vivos pasajes que te atrapan mejor. Los músicos dialogan entre sí y conviene dejarse llevar. El piano toma la delantera a menudo, pero el contrabajo asume protagonismo y el baterista mantiene el pulso suavemente. Todos tienen momentos de gloria explosiva como marca el guion, y Avishai exprime las cuerdas pellizcándolas o con el arco. La invención creadora rompe límites y fronteras con el trío, en una aventura con estilos diversos y la limpieza de los diseños rítmicos que no pudieron armonizarse en este caso con la escala orquestal. Temas complejos, transiciones e innovador espíritu. Los muchos adeptos, sobre todo, disfrutaron.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats