Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dirigir con Dudamel o meterse dentro de un violín

"Symphony: viaje inédito al corazón de la música" es la propuesta de realidad virtual de la Fundación la Caixa en la Playa de San Juan, que estará abierta hasta el 31 de agosto

17

Dirigir con Dudamel, o casi PILAR CORTÉS

Recibir las órdenes de Gustavo Dudamel frente a frente, mientras dirige la Mahler Chamber Orchestra; sumergirse por el interior de un violín y por los vericuetos metálicos de una trompeta; asistir a un concierto sentado justo al lado de los violines o de los clarinetes. Eso es "Symphony: viaje inédito al corazón de la música", una propuesta inmersiva y de realidad virtual con la que la Fundación la Caixa vuelve a la avenida Niza de la Playa de San Juan este verano, donde permanecerá hasta el 31 de agosto.

El poder de la música para transformar vidas, inspirar y cambiar el mundo es una de las máximas del director venezolano. Por eso creyó en este proyecto que, con guion y dirección artística de Igor Cortadellas, se ha trabajado a lo largo de cuatro años con el objetivo de mostrar el poder emocional de la música a través de la realidad virtual y la tecnología más puntera.

Dos unidades móviles que se despliegan y se convierten en dos salas de cien metros cuadrados cada una conforman el escenario de este auditorio virtual. En la primera de ellas se puede ver una película panorámica que introduce al espectador en este viaje y le guía solo a partir de sonidos. Se trata de una película sin palabras en la que el sonido y la música conducen la historia. Su finalidad es generar una oportunidad para tomar conciencia de los paisajes sonoros que nos rodean a diario y en cualquier lugar.

Tres jóvenes músicos de diferentes partes del mundo protagonizan esta proyección inicial, rodada en Colombia, Nueva York y la costa mediterránea. A través del retrato de los sonidos y de las músicas propias de los lugares donde viven, podremos entender cómo cada uno de ellos está conectado con los sonidos y la música de su entorno. Mediante este mosaico de contrastes, el espectador descubrirá cómo estos sonidos aleatorios, gracias al ingenio del ser humano, se convierten en música conectando así diversas culturas.

La segunda unidad está dedicada a vivir la experiencia de realidad virtual. Cuando el espectador se coloque las gafas, verá cómo se traslada al Gran Teatro del Liceo, sentado en una silla mientras el maestro Gustavo Dudamel le da la bienvenida. A continuación, se verá rodeado de los músicos de una orquesta sinfónica, todos guardando silencio, esperando a la indicación del director, que dará enérgicamente la entrada de la "Quinta sinfonía" de Ludwig Van Beethoven. Las famosísimas cuatro notas que inician esta sinfonía marcan el comienzo de la experiencia.

El espectador verá a los músicos distribuidos por el escenario en su forma habitual, por familias de cuerdas, viento, metal, percusión, y los sentirá muy cerca de una forma real, así como vivirá de lleno la energía y la mirada del director, situado justo delante de él. Este experimento musical le permitirá girar la cabeza de lado a lado y arriba y abajo para adquirir nuevas vistas y perspectivas de una orquesta sinfónica y sus instrumentistas en una escucha emocionalmente activa.

Imagen virtual de la orquesta.

La vivencia se traslada después al taller de un lutier para escuchar el sonido de la madera mientras es esculpida por las manos del artesano constructor de los instrumentos de cuerda, antes de introducirse dentro del violín en el que trabaja y, posteriormente, en el interior de una trompeta.

Haciendo hincapié en el poder emocional de la música, el espectador aparecerá acompañado de la melodía del inicio de la "Primera sinfonía" de Gustav Mahler, rodeado de un entorno íntimo y especial, para finalizar este viaje, de nuevo con la orquesta, que ahora mientras interpreta el "Mambo" de "West Side Story", de Leonard Bernstein.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, Antonio Manresa; el director de Área de Negocio de CaixaBank, Carlos Colom; la delegada territorial de la Fundación la Caixa en la Comunidad Valenciana, Lourdes Toribio; y el asesor del proyecto, Marcel Gorgori, han presentado hoy esta propuesta divulgativa que tras su estreno el pasado mes de septiembre en CosmoCaixa de Barcelona, llega a Alicante en el marco de una gira que recorrerá un centenar de ciudades de España y Portugal durante diez años.

Desafíos técnicos

Uno de los principales desafíos con los que se encontró fue el de decidir dónde colocar la cámara de 360 grados a la hora de realizar la grabación. Para encontrar la vista más natural y realista para un espectador dentro de la orquesta, crearon una herramienta en 3D a través de un software para ver de antemano en qué parte del teatro se podía posicionar la cámara, y saber qué vería.

Momento del rodaje.

La filmación final tuvo lugar en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona en agosto de 2019 a través de un prototipo de cámara Meta One creada para la ocasión, que permitió grabar escenas con poca luz y con un rango dinámico mayor que cualquier otra cámara de 360 grados existente, fruto de su ligereza y menor tamaño en comparación con el resto. Ello permitió una grabación más cercana e íntima de la orquesta.

La grabación de sonido para "Symphony" se realizó utilizando la última tecnología. Se usó el audio en red con el fin de utilizar las longitudes de cableado al mínimo. Un solo cable transportó un total de 84 canales de audio a 96 kHz y 24 bits. La configuración del micrófono en sí utilizó técnicas de grabación en 3D de última generación. Todos los grupos instrumentales fueron meticulosamente grabados con una mezcla de micrófonos digitales de alta calidad, y también de tipo analógico para recrear todos los matices de la orquesta y generar una experiencia 360º, que acompaña la mirada del espectador.

En total, más de 250 personas han trabajado y colaborado para hacer realidad este proyecto. De estas, un centenar de personas en el ámbito artístico; desde el lutier David Bagué, y bajo la batuta de Gustavo Dudamel, a los 60 extraordinarios mentores de la Mahler Chamber Orchestra y 41 jóvenes artistas de la Fundación Gustavo Dudamel, representando a ciudadanos de 22 países en 5 continentes (procedentes de Estados Unidos, Hong Kong, Japón, España, Noruega, Venezuela, Colombia, Corea, Suecia, Francia y Argentina) dan vida a obras maestras del repertorio clásico, mientras amplían el acceso de la juventud a la música y las artes, ofreciéndoles herramientas y oportunidades para forjar sus futuros creativos. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats