Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ENTREVISTA
Niña Pastori Cantante

«El cante va conmigo como el color de mis ojos, es parte de mí»

Volvió hace unos meses para tener que irse de nuevo. El covid no perdona. Pero eso ya es pasado. Niña Pastori pisa los escenarios para celebrar sus 25 años en la música, aunque cantando lleva desde los 8. El lunes lo hará en el Auditorio Eras de la Sal de Torrevieja (22 horas)

La cantante Niña Pastori. | INFORMACIÓN

La cantante Niña Pastori. | INFORMACIÓN

¿Cómo se encuentra?

Ya hace más de un mes que lo pasé y la verdad es que bien, me he recuperado bien gracias a Dios. Y ahí estamos trabajando perfectamente. Yo pienso que por aquí vamos a pasar casi todos, es una lucha. Y mira que yo he tenido mucho cuidado, pero empecé a trabajar y a moverme...

¿Le ha hecho reflexionar todo esto sobre la necesidad que tiene la gente de escuchar música, de ir a conciertos, de tener acceso a la cultura?

Me ha hecho reflexionar en todo. Al final esto ha sido una cosa para todo el mundo. Yo me considero una persona que siempre he valorado todo y disfruto con las pequeñas cosas. Disfrutamos de una tardecita en familia tomando café, no necesitamos más cosas. Pero evidentemente nos ha afectado a todos porque también somos un país de tocarnos, de vernos, de quedar, de juntarnos y al final eso afecta. Mis hijas son caseras porque viajan con nosotros y luego les gusta estar en casa, pero han sido muchos días. Cuando las cosas van mal, lo que queremos todos es que no nos falte lo principal y luego si puedo ir al cine iré. La cultura se ha llevado un porrazo muy gordo porque no todos los que se dedican a esto se pueden sostener. Hay mucha gente detrás que vive de la música, técnicos, conductores, carga y descarga… ha sido un golpe muy duro. ¿Que nos vamos a reponer? Pues seguro. Yo soy una persona muy positiva. Pero el que lo ha sufrido para él queda.

¿Hay ganas de escenario después de todo?

Muchas, muchas. Yo pienso que además la gente también. Se están haciendo muy bien los festivales, con las medidas de seguridad y yo todo lo que estoy haciendo está muy controlado. A la gente le apetece, aunque estén con las mascarillas ves el entusiasmo y mis músicos igual. En mi caso, mis músicos han estado haciendo cositas buscándose la vida y están todos con muchas ganas. Y yo evidentemente. Yo no sé hacer otra cosa que cantar. Es lo que más me gusta y lo que he hecho desde que tenía 8 años. Es mi medio de vida, pero el cante va conmigo como el color de mis ojos. Es parte de mí. Lo necesito. Por eso la vuelta está siendo muy bonita.

«Soy una persona con mucha suerte. Que la gente de la profesión quiera trabajar siempre contigo es un orgullo»

decoration

Celebra sus 25 años en el escenario. ¿Cómo repasa este cuarto de siglo?

Es mucha tela porque han pasado muchas cosas, son muchos discos y muchas canciones. 25 años muy bonitos, duros de trabajo porque hay que trabajar mucho para mantenerte y estar ahí, pero 25 años de un público fiel, que me hace mantenerme donde estoy. Le estoy enormemente agradecida y muy feliz disfrutando de las canciones de hace tiempo.

¿Qué ha descubierto al revisar esas canciones?

Las cantas de diferente forma porque sientes de otra manera y la retomas con los arreglos. Piensas en ti y también te da cosa porque piensas ‘qué pequeña era’... empecé con 17 años. Revivo el momento de descubrir el escenario, el público, cómo pasé a los recintos más grandes... Tenía mucho entusiasmo.

«El flamenco es fácil de fusionar, tiene muchos ritmos distintos y puedes entrar con naturalidad en otros géneros»

decoration

¿Cómo ha crecido Niña Pastori en estos años?

He sido una persona con mucha suerte, siempre me he rodeado de los mejores. Que la gente de la profesión quiera trabajar contigo siempre es un orgullo. Con Carlos Santana, Rubén Blades, Alejandro Sanz, Pancho Céspedes… Eso me ha hecho crecer y evolucionar como artista.

Siempre ha apostado por la fusión y la mezcla de estilos. Y ahora acaba de recuperar uno de los temas con más solera de su carrera, Ese gitano, de su primer disco publicado en 1996, Entre dos puertos, para hacer una nueva versión con el artista urbano Dellafuente.

Pienso que ahí está también la riqueza de la música, el compartir con otros estilos, la visión de alguien que no tiene nada que ver contigo. Me pasó con Realmente volando, el disco que grabé en directo en el Teatro Real de Madrid con otros muchos artistas. Creo que tienes que compartir tu música con otros géneros y otros estilos.

¿El flamenco puede aprender muchas cosas de otras músicas?

Por supuesto. El flamenco además es una música que se puede combinar muy bien, con unos ritmos muy variados, te puedes colar en otros géneros de forma cómoda. El flamenco es muy fácil de fusionar, tiene muchos ritmos distintos y te da la posibilidad de entrar con más naturalidad en otros géneros.

No todos los flamencos piensan así.

No. Me da pena que no sea así. Lo bonito de la música es compartir con otros géneros, evidentemente, todo bien hecho y con calidad.

Camarón de la Isla marcó sus inicios, que no es poco. ¿Cree que él estaría de acuerdo con explorar otros caminos o sería más purista?

Camarón fue un artista que dio muchos pasos de gigante para que estemos donde estamos hoy. El disco La leyenda del tiempo y todo lo que hizo demuestra que fue un creador y un innovador totalmente. Y las Grecas, Manzanita y el propio Paco de Lucía.

Ha publicado más de 15 discos, pero ¿no cree que el flamenco es más de directos, de contacto?

El flamenco y la música en general. Toda la música en directo es mucho más bonita.

¿Hacia dónde mira Niña Pastori ahora?

Estamos con la gira de verano, disfrutándolo mucho y luego para el año que viene tendremos un nuevo disco.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats