Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucentum, una caja de sorpresas

Las excavaciones en el yacimiento del Tossal de Manises se centran en la habitación de una casa romana para buscar el antemural cartaginés - La campaña incluye la consolidación del muro y la puerta defensiva encontrados el pasado año

Habitación de la casa romana en la que se están realizando las excavaciones. | INFORMACION

Habitación de la casa romana en la que se están realizando las excavaciones. | INFORMACION

Plinio dejó registrada la existencia de 400 ciudades romanas en Hispania, el 80% de ellas de tamaño pequeño. Ahí entra Lucentum, convertida por méritos propios en una rara avis por los hallazgos que han ido definiendo a lo largo de los años un puzzle que todavía tiene piezas difíciles de encajar.

Este año la campaña comenzó a principios de julio con el objetivo de excavar una de las habitaciones de una casa romana, la Domus de la puerta oriental, donde en los años 80 se descubrieron unas pinturas que ahora se exhiben en el MARQ. Pero no es eso lo que se busca. El equipo que dirige Manuel Olcina junto a Antonio Guilabert persigue el antemural de la primera fortificación de la ciudad, de época púnica (finales del siglo III a.C.). Y hay que hilar fino porque se supone que debería pasar por debajo de la casa, ya que esta vivienda se construyó encima, pero no hay muchas esperanzas de que no fuera destruido.

«El año pasado descubrimos el muro cartaginés y la puerta defensiva y ahora estamos intentando seguir el recorrido», apunta Olcina. «Parece que rebajaron la roca para que el nivel no fuera más alto que el exterior y rompieron la muralla». Aun así, «vamos a ver los rellenos y de esta manera dataremos mejor la sucesión histórica de la ciudad desde el principio».

Pero la gran intervención de la campaña va a ser la consolidación de lo descubierto el pasado año, entre otras cosas. Unos trabajos que va a dirigir Rafa Pérez, jefe del área de Arquitectura de la Diputación. «Lo importante es consolidar lo que excavamos en los últimos cuatro años». Algo previo a la futura musealización de esta zona que se acometerá previsiblemente también este año. «No concebimos excavar sin consolidar», apunta el arqueólogo. La partida destinada a esta campaña es de 20.000 euros e incluye las excavaciones, la consolidación y también el inventario y catalogación de los casi 5.000 fragmentos de cerámicas recogidos en 2020.

«El Tossal tiene muchas sorpresas y nos ha llevado de cabeza muchas veces porque nos ha dejado desconcertados completamente. Pensábamos que era una zona sin problemas en las guerras romanas y de repente aparece la puerta defensiva que es una construcción a lo bestia o la mano de bronce que es algo único o el foro con un templo que no es habitual para su época... es una caja de sorpresas».

Para Olcina, «lo bueno que tiene este yacimiento es que es una pequeña ciudad romana pero tiene todos los elementos de una grande. Ves un umbral de una tienda y vas a Pompeia y tienes la misma; el foro igual, es pequeño pero tiene los mismo elementos que allí; tienes unas termas, adaptadas al espacio... todo».

Parte del muro curvo encontrado el año pasado, que ahora se va a consolidar. | INFORMACIÓN

Aunque el gran descubrimiento fue ver que no era una ciudad ibérica «sino que se funda a finales del siglo III por iniciativa cartaginesa; eso nos dejó en shock completo». Ahora saben que era un poblado cartaginés, aunque convivían con los iberos, que se creó en el año 230 a.C. y se habitó hasta el año 209. «Después los romanos lo ocuparon en el siglo I a.C. ¿por qué? Pues porque viene otra guerra y se asientan aquí por el valor estratégico, por eso lo refuerzan pero cuando no hay guerra se abandona y en el III d.C. aquí no queda nada».

Y ese nada es literal porque se llevaron todos los sillares, las tejas y los envigados de madera de los pórticos. «Se lo llevaron todo en barcos a otros lugares, solo dejaron el hormigón y algún pavimento de mármol que estaría muy estropeado». Y ahora «sí que lo entendemos: la arqueología aporta luz a la historia».

La vicepresidenta y diputada de Cultura, Julia Parra, afirma «que este año la campaña de excavaciones del MARQ ha empezado en el Tossal de Manises, un lugar emblemático en el que seguiremos trabajando para sacar a la luz nuevos hallazgos que nos permitan avanzar en el descubrimiento de nuestra historia, garantizando siempre la seguridad y el mantenimiento de actividades abiertas al público».

Una nueva guía muy visual para los visitantes

El yacimiento de Lucentum contará este año con una nueva guía para los visitantes. Será una publicación divulgativa, ilustrada y muy visual, «una guía física para que quien venga al recinto la utilice», apunta Olcina. Ahora ya hay una, pero el contenido se ha quedado obsoleto. «La investigación avanza y aporta muchas novedades; la arqueología ha avanzado mucho. Este yacimiento -asegura el director del MARQ- desde que empezamos a excavarlo ha cambiado muchísimo, pero queda todavía mucho por excavar y mucho que dilucidar».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats