Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coreógrafa
Asun Noales Coreógrafa

Asun Noales: «Cuando nos sabemos mortales vivimos con más sentido»

Su compañía, la ilicitana OtraDanza, es de las más reconocidas en la Comunidad Valenciana. La obra La mort i la donzella, que Noales ha creado para el Institut Valencià de Cultura, aspira a cuatro premios Max

Asun Noales

Asun Noales

¿Se esperaba esta nominación múltiple a los Max?

Estar nominada a los Max es algo que siempre he visto como inalcanzable. Hemos hecho un gran espectáculo y el público ha salido fascinado del teatro. Eso te da alguna pista de que la pieza funciona. Hemos trabajado mucho y ese esfuerzo ha dado sus frutos.

Una escena de la pieza La mort i la donzella, de Asun Noales para el IVC. German Antón

Es la única obra valenciana nominada. ¿La responsabilidad es mayor?

Es un honor y un orgullo muy grande. La danza y las artes escénicas en nuestra zona cuenta con muy buenos creadores, pero sabemos que es difícil muchas veces llegar a unos Max que mayoritariamente son el reflejo de lo que sucede en las grandes capitales.

¿Se ve ganadora?

Yo ya me siento ganadora. Los premios serán el resultado del criterio y gustos del jurado de esta edición, y cualquiera de las piezas que han llegado a la final podrían ser premiadas.

En la pieza aborda un tema como la vida y la muerte. ¿Cómo se enfrenta a un tema así?

Los ciclos vitales, o la casualidad de existir son temas recurrentes en mi creación. En este caso lo abordé desde la perspectiva de la muerte joven, una muerte inesperada, que trunca el destino de una manera abrupta y fuera de tiempo. Para ello trabajé sobre la idea de la muerte como un animal acechante, que siempre merodea a nuestro alrededor y que en cualquier momento nos puede atacar. La muerte como la vida, como un espejo que se mira, que sabemos que está ahí y que en cualquier momento puede llegar. Además inicié este proceso justo después del confinamiento más duro, de todas esas noticias demoledoras, de cientos de personas falleciendo al mismo tiempo por el virus, de todas las edades y generaciones. Esa ansiedad está en algún momento en la pieza, esa falta de aire, de respiración, es una búsqueda en toda la obra.

¿Este trabajo ha cambiado su forma de entender la vida y la muerte?

La vida hay que vivirla intensamente, disfrutar cada instante. Quizá el paso del tiempo es lo que ahora veo de otra manera, pasa tan rápido que no se puede detener.

¿Y cómo vive y contempla la muerte Asun Noales?

Cuando sabemos que somos mortales es cuando vivimos la vida con más sentido. La muerte está presente en el día a día. Está vinculada al paso del tiempo, a la transformación, a la extinción. La muerte también es la pérdida y la ausencia del otro. Pasar del mundo consciente al mundo de la memoria. La persona se convierte en recuerdo de su presencia, sus olores, sus anécdotas. Cuando alguien falta, solo vive en nuestros recuerdos. La muerte es algo de lo que no se habla, es un tema tabú. Pero todos sabemos desde que llegamos a este mundo que vamos a morir.

En plena pandemia, imagino que habrá tenido que ser muy cuidadosa a la hora de afrontar la muerte.

Ha sido una de las cuestiones que más he cuidado a la hora de iniciar esta creación. No podía hacer un espectáculo que fuera insensible hacia todo lo que nos estaba pasando. Las emociones estaban a flor de piel cuando iniciamos el proceso. Y así se ve en el resultado. Es una pieza conmovedora.

¿Cuál es su fuente de inspiración?

Muchas cosas: las imágenes, la fotografía, el cine, la música, todo lo que voy descubriendo cuando me pongo a investigar. Pero sobre todo me inspira trabajar día a día, en el estudio, con mis intérpretes. Yo necesito del espacio y los cuerpos.

¿Qué próximos proyectos tiene en marcha?

Acabo de preestrenar una pieza para calle, La Banda, cuyo estreno es el próximo 28 de Agosto en el Festival HOP de Villena. Es un trabajo que busca la conexión con el público desde una fusión entre danza y circo, con cinco peculiares intérpretes que te conquistan desde el minuto uno.

Hace unos días el sector de las artes escénicas se reunió con el conseller de Cultura. ¿Están las aguas más calmadas?

El diálogo siempre es más eficaz que los conflictos y las guerras. Y la reunión con el conseller fue muy positiva. Al final todos vamos en el mismo barco. Y lo que queremos es que ese buque funcione y avance.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats