Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Espíritu sagrado», de estreno

El ilicitano Chema García Ibarra lleva su ópera prima al Festival de Cine de Locarno, donde compite en la sección oficial entre 17 producciones internacionales - La película se presenta ante un centenar de periodistas y ayer se proyectó al público

Chema García Ibarra, con las actrices Llum Arques y Joanna Valverde, en el pase de prensa de Espíritu sagrado el martes en el Festival de Cine de Locarno. Jaibo Films

Espíritu sagrado, el primer largometraje del ilicitano Chema García Ibarra, está de estreno mundial en el Festival de Cine de Locarno, en Suiza, uno de los más antiguos de Europa y de los más atractivos para directores independientes por su apuesta por el cine de autor. La película de García Ibarra, rodada en plena pandemia en Elche y especialmente en Carrús, el barrio del realizador, compite además en la sección oficial del certamen, que se clausura el próximo sábado, entre 17 producciones internacionales. El director ilicitano acudió el martes al estreno en Locarno de su ópera prima acompañado de las actrices Llum Arques y Joanna Valverde, de la directora artística Leonor Díaz y de los productores Miguel Molina (de la alicantina Jaibo Films), Ion de Sosa e Irene Apellaniz (de Apellaniz y de Sosa) y Xavier Rocher y Marina Perales (de La Fabrica Nocturna Cinéma). La producción se proyecta durante tres días y el primer pase fue para la prensa, ante cerca de un centenar de periodistas, según ha indicado Miguel Molina, muy contento con la acogida de Espíritu sagrado, que ayer se presentaba al público por primer vez. La premier ya ha provocado los primeros elogios entre la crítica especializada y algunos han alabado su capacidad para mostrar humor y oscuridad en esta historia que gira alrededor de un grupo de aficionados a la ufología y de un proyecto para alterar la historia de la humanidad mientras en España se busca a una niña desaparecida. Lo real y lo fantástico, el costumbrismo local y lo sobrenatural confluyen en esta película del ilicitano, que mezcla los géneros hasta rozar la ciencia ficción a través de unos personajes cuidadosamente buscados por el realizador e interpretados por gente de la calle sin experiencia actoral, una máxima de García Ibarra, que nunca ha dejado de rodar su cine en escenarios cercanos huyendo de focos como Madrid o Barcelona, como ya ha hecho en sus anteriores y exitosos cortos Leyenda dorada (junto a Ion de Sosa, rodada en Extremadura), Misterio, La disco resplandece, El ataque de los robots de Nebulosa-5 o Protopartículas. La producción de Espíritu sagrado es la de mayores dimensiones realizada por el ilicitano, con un equipo de cerca de 400 personas, un presupuesto que supera el millón de euros y la participación de TVE, Movistar y Eurimages. La de Chema García Ibarra es una de las dos películas españolas seleccionadas en la sección oficial del festival de Locarno. La segunda es Sis dies corrents, de Neus Ballús, proyectada la semana pasada. Las dos cintas compiten por el Leopardo de Oro en el principal concurso del festival con películas como Zeros and Ones, del estadounidense Abel Ferrara, Nebesa, del serbio Srdjan Dragojevic, o la china Jiaoma tanghui (Una función vieja y nueva), de Qiu Jongjiong. El festival suizo celebra su 74 edición tras suspender el pasado año su concurso principal y este año entrega su Leopardo de Honor al director estadounidense John Landis. Cabe recordar que Locarno ha sido un festival ganador para otra directora de cine de la provincia, la oriolana Elena López Riera, que presentó allí su primer cortometraje, Las vísceras, y fue premiada con el Pardino d’oro del certamen de 2018 por su cortometraje documental Los que desean.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats