Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cambio de Torrevieja en una novela gráfica

El ilustrador Carmelo Manresa recoge cómo era la localidad justo antes del auge del ladrillo en «Cine de verano»

El dibujante Carmelo Manresa, autor de «Cine de verano». | MORELL / EFE

El dibujante Carmelo Manresa, autor de «Cine de verano». | MORELL / EFE

La Torrevieja de la década de 1980, justo antes del «boom» inmobiliario, a ojos de un adolescente que pasaba el verano con su familia es el escenario de Cine de verano, la tercera y última novela gráfica del dibujante Carmelo Manresa (Callosa de Segura, 1965). Acaba de salir a la venta y, en ella, el autor echa mano de sus recuerdos durante los meses estivales en aquel pueblo, antes de que la brutal especulación transformara su fisonomía hasta pasar a convertirse en la quinta ciudad de la Comunidad Valenciana.

La obra tiene el doble reto de entretener y de reflexionar sobre cómo la promoción inmobiliaria ha transformado las localidades costeras mediterráneas, tomando el ejemplo de Torrevieja. En la localidad salinera previa al auge del ladrillo abundaban las casas con jardín, sustituidas por «feos bloques de apartamentos y bungalows adosados», explica, y había hasta ocho cines de verano, ahora desaparecidos. Ambientada en 1986, la novela cuenta las peripecias estivales de su protagonista, desde borracheras a paseos en bici, algunos trabajos típicos de verano y otras aventuras, como las escapadas a una antigua zona virgen de palmeras que parecía una isla desierta donde leer Robinson Crusoe y donde ahora hay bloques de apartamentos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats