Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arqueólogo Enrique Llobregat ya tiene su calle junto al yacimiento de la Illeta

El Campello cumple con el acuerdo aprobado por unanimidad en 2017

La viuda y el hijo de Enrique Llobregat, junto al alcalde de El Campello.

La viuda y el hijo de Enrique Llobregat, junto al alcalde de El Campello.

Fue en 2017 cuando se aprobó por unanimidad en el pleno municipal, pero no ha sido hasta esta mañana cuando el nombre de Enrique Llobregat luce en la placa de una calle en El Campello. Y esa calle es la que conduce al yacimiento de la Illeta dels Banyets, enclave histórico que el que fuera director del Museo Arqueológico Provincial conocía muy bien.

"Calle del arqueólogo Enrique Llobregat". Así aparece en la placa que se ha colocado hoy en un acto oficial y entrañable que ha contado con la participación de la viuda del homenajeado fallecido en 2003, Elena Reginard, su hijo David, autoridades locales y provinciales, el equipo directivo del MARQ y familiares y amigos del investigador objeto de homenaje.

“Es momento saldar una cuenta que tenía pendiente el municipio con un hombre que dedicó parte de su vida a poner en valor la riqueza que encierra en sus entrañas esta bendita tierra, ocupada desde hace milenios por civilizaciones que se han sucedido hasta dar forma a lo que hoy conocemos: un pueblo próspero y dinámico, acogedor y, sobre todo, agradecido”, ha señalado el alcalde Juanjo Berenguer antes del descubrimiento de la placa.

Placa con el nombre de la calle.

Todas las fuerzas políticas del municipio apoyaron sin fisuras en 2017 una moción del propio Berenguer, en la que se solicitaba un reconocimiento oficial al arqueólogo, que fue reconocido como Hijo Predilecto de la Ciudad de Alicante en 2013. Entonces, ya se señaló ese paraje como el más idóneo para la calle.

El primer edil ha recordado que en los años sesenta un proyecto urbanístico amenazó con destruir la Illeta tal como ahora la conocemos, hasta el punto de que la estructura de un edificio de viviendas llegó a levantarse y permanecer como icono de El Campello hasta 1987, año en que fue dinamitada.

“En el ambiente de incertidumbre que generó aquel proyecto, Enrique Llobregat se propuso realizar unas excavaciones arqueológicas al objeto de evaluar el valor del yacimiento, y en 1972, el que por entonces era director del Museo Arqueológico Provincial de Alicante certificó las noticias transmitidas por Figueras Pacheco en las memorias de las excavaciones, determinando que los materiales que afloraban constituían algo fuera de lo común, lo que llevó dos años más a tarde a realizar unas catas que permitieron intuir la magnitud del yacimiento”.

El acto ha contado con la presencia de representantes del PP, Cs, PSPV, Compromís, EU, RED y Podem de El Campello, evidenciando así que se mantiene firme el consenso alcanzado en 2017.

Historia del yacimiento

En 1999 la Diputación adquirió los terrenos para convertirlo en espacio público, con un proceso de recuperación que suma decenas de campañas de excavación, ahora bajo la dirección de Manuel Olcina y su equipo de colaboradores, presentes hoy en el acto.

Visita al yacimiento de la Illeta después de la inauguración de la calle

Llegamos así al año 2006, cuando se inauguró la Illeta del Banyets como espacio expositivo, con programas de investigación, conservación y divulgación, visitado por decenas de miles de personas desde entonces, y una de las actuales y más destacadas señas de identidad del municipio de El Campello.

Enrique Llobregat, profesor y maestro de decenas de arqueólogos, durante más de 20 años dirigió las excavaciones del yacimiento de la Illeta dels Banyets y el Tossal de Manises, y formó parte del equipo interdisciplinar que encontró la dama de Cabezo Redondo. ​ “En definitiva, toda una institución a la que, a partir de hoy y por siempre, El Campello integra en su nomenclátor para recuerdo presente y futuro de todos”, ha finalizado Juanjo Berenguer.

Por su parte, el director técnico del MARQ, Manuel Olcina, ha elogiado la figura y el trabajo de Enrique Llobregat, “hombre sabio, humanista e incansable investigador”, ha dicho, para hacer hincapié en que el homenajeado dio a conocer el yacimiento de La Illeta en los ámbitos académicos y de investigación, “como ámbito de encuentro comercial único en el Mediterráneo”.

Finalmente, para cerrar el acto ha intervenido el diputado provincial Alejandro Morant, que en representación de la Diputación Provincial ha señalado el decidido interés de la institución por el yacimiento “como enclave arqueológico de suma importancia, impulsado por un investigador que popularizó una ciencia hasta ponerla en valor a todos los niveles”.

El acto ha finalizado por un corto recorrido por el yacimiento, al objeto de conocer lo aflorado durante la campaña de excavaciones de este año.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats