Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ojos que no ven

La gruñona y ciega abuela (con doble sentido) no sabe que el abuelo, alejado del calor del hogar, acaba de fallecer en una residencia

Ojos que no ven.

** ½

De Natalia Mateo. Dirección: Carles Alfaro

Hay un viejo refrán español que dice: «Ojos que no ven, corazón que no siente», o no se sufre por lo que no se sabe. Tortazo que te llevas o el sexto sentido lo detecta. Esto es el punto de partida de Natalia Mateo, cuya trayectoria circula por el audiovisual y el teatro.

La ocultación piadosa y algunos secretos se desvelan en «Ojos que no ven», una comedia dramática con cierta acidez, y un socorrido título empleado más veces por otros. Se basa en un premiado corto de la autora, donde participa la recordada Asunción Balaguer, y se sitúa en Nochebuena como espacio tradicional de encuentro.

¡Prohibido tocar cuestiones delicadas! La aparente armonía se viene abajo porque saltan algunas tensiones, y la feliz Navidad es infeliz. Para eso está la valenciana Mamen García en un variopinto reparto. Mariola Fuentes, Javi Coll, Mar Abascal, Jorge Roelas, Álvaro Fontalba y María Maroto. Dirigidos por Carles Alfaro, imprimen vida a sus papeles con maniobras bien orquestadas en torno a una mesa.

La gruñona y ciega abuela (con doble sentido) no sabe que el abuelo, alejado del calor del hogar, acaba de fallecer en una residencia. El nieto se separa de su pareja. Una de las hijas adopta a una niña negra. No querían contárselo por compasión o miedo. El recurso de contar verdades superando mentiras, a partir de algo que lo motive, es muy frecuente.

Natalia Mateo le saca punta a las escenas. Y Alfaro consigue que cada actor asuma las exigencias. Que el conjunto no decaiga en el Principal de Alicante. La coproducción, en la que consta su compañía Moma Teatre, dispone de un temperamento convencional y de una fachada costumbrista que acomoda la atención en controversias cotidianas. Los diálogos ponen la vestimenta y llenan minutos de una manera trivial con excepción de los momentos más destacados.

Cabe decir que Mamen ha hecho incursiones en el mundo de la canción y en el musical y que aquí toca el teclado y contribuye a cantar, entre otras ligeras cosas, «Madrecita», el emotivo tema que popularizó Machín.              

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats